Comunicarte... Comunicar +Arte

 

 

 

Comunicarte es un arte, y esto que se dice rápido tiene caminos que parecen insondables.

La comunicación involucra una cantidad enorme de habilidades, y para poder ponerlas a todas en práctica, necesitamos estar muy pero muy atentos. Una pequeña falla de observación de alguna de ellas, da por tierra con nuestro objetivo de comunicarnos.

Cuando leés algo…

¿Has tenido la sensación de que el autor del escrito está enojado, triste, molesto, contento, predispuesto o encantado de escribirlo?

¿Lo está escribiendo?

¿Lo está diciendo con sus palabras?

No. Sin embargo, depende del “tono” que percibimos en el mensaje, cuál será nuestra interpretación del mismo. Y escribo “tono” entre comillas porque…

¿Cómo se escribe el “tono” de un mensaje?

Las palabras tienen un contenido extra que no se escribe, tienen un significado que va más allá del literal.

Por eso, el lenguaje oral ya tiene de por sí sus dificultades, cuando  lo usamos para comunicarnos, pero el lenguaje escrito, las multiplica por mil.

 

Cuanto más callamos, cuanto más esperamos para comunicar algo –por lo que sea que lo dilatemos- más complicada se hace la comunicación.

En el momento en que decidimos decir lo que tenemos “guardado”, nos “atropellamos”, empezamos a decir, queremos explicar por qué no lo hicimos antes, nos ponemos en el lugar del que recibe el mensaje, nos imaginamos cómo lo podrá recibir… todo en un mismo acto. ¿Logramos ejercitar el arte de la comunicación en este tipo de situaciones?

Una sugerencia poderosa:

No te calles cuando tenés algo que decir y no acumules esta información porque cuando se produzca tu intento de comunicarte, no lo vas a poder resolver.

La simpleza de pensar que comunicar es solo hablar más escuchar en el intercambio de un mensaje, nos ha poseído por mucho tiempo. Esto es lo que hace que nos cueste darle la importancia que tienen, otros aspectos de la comunicación. No estoy minimizando la importancia de poder hablar bien (hablar asertivamente)  y de tener desarrollada la escucha activa, sino maximizando la importancia de estos otros aspectos.

Si no, pensá en las veces que con sumo cuidado elegimos nuestras palabras para hacerlas agradables y comprensibles  e igualmente, no logramos comunicar, o cuando estamos en el papel del escucha y por más que intentemos atender, nos sumergimos en la confusión.

 

¿Qué aspectos son esos?

Pretender alcanzar el espíritu.

“La espiritualidad es el centro de tu Ser”, como reza el slogan de mi blog Coaching y Espíritu 

Allí podrás aprender temas que tratan de la verdadera espiritualidad que no tiene nada que ver con lo religioso, sino, con la parte central constitutiva de tu Ser Humano.

Cuando quiero comunicar entonces, no solo será mi meta llegar a la escucha del otro, de los otros, sino a su espíritu, una parte invisible pero concreta de todos nosotros.

Los más grandes líderes, los verdaderos líderes, saben qué es esto. Es una habilidad imprescindible para guiar un equipo, para llevarlo a cumplir la meta conjunta, para que todos los integrantes la sientan como propio.

¿Te hubieras imaginado que este maestro de la educación financiera, le diera este valor al espíritu?

Solo podrías hacerlo si supieras y conocieras estos aspectos de los que estoy hablando.

 

La comunicación es emoción. Cuando no alcanzás el dominio emocional del otro, de los otros, no te engañes, no te has comunicado.

 

Existe cierto prejuicio idiota que sostiene que si hablás intentando llegar a las emociones, estás manipulando o pretendés manipular al otro. Esta estupidez tiene que ver con estar a la defensiva, no querer entusiasmarse (no querer “llevar a Dios adentro”, significado de entusiasmo), no arriesgar, dejarse tomar por el miedo a involucrarse aunque nos guste lo que estamos escuchando.

 

Tengo una noticia para vos que podría haber sido el título de este post…

 

Esto es para mí, un axioma, por eso creo que tiene tanta importancia ser cuidadoso con nuestra forma de comunicarnos.

Pero hay que aprender…

Aprender a elegir nuestras palabras.

Aprender a escuchar activamente.

Aprender a poner nuestro Ser completo cuando hablamos, escribimos y pretendemos comunicarnos.

Aprender a gestionar nuestras disposición corporal para recibir un mensaje o para darlo.

¿Te repatingás en una silla?

¿Bostezás?

¿Tamborileás sobre el escritorio?

¿Mirás el techo?

¿Te restregás las manos?

¿Qué interpretación tenés de estas disposiciones corporales? ¿Serán convenientes para usarlas durante una comunicación?

 

¿Cómo te predisponés a escuchar cuando te quieren hablar?

¿Dejás que tu estado de ánimo interfiera?

¿Parás de hacer lo que estás haciendo o escuchás como “en el aire”?

¿Detenés tus juicios automáticos mientras el otro, habla? “¿Qué querrá este ahora?” “¿Qué pavada me va a decir?” “Otra vez este pesado. ¿Qué querrá ahora?”

¿Y cuando sos vos el que habla?

“¿Me creerá?” “¿Estará pensando que lo quiero con-vencer? ¿No estaré siendo demasiado empalagoso?”

 

Estos comportamientos son “escuchados” por el otro. Esto es lo más cercano al “tono” del que te hablé al principio.

 

Si cuando querés comunicarte, estás haciendo solo lo convencional (hablar, escuchar), ya tenés la respuesta de por qué, no te estás comunicando.

La apertura completa de tu Ser al otro, te garantiza el logro de tu comunicación. Esto involucra el lenguaje, el cuerpo y la emoción.

 

¡Hagamos un equipo para vencer esta creencia!

 

 

 

Rita Tonelli Coach es un blog que creo día a día con el objeto de acercar el Coaching Ontológico a Coaches, profesionales y particulares para compartir la posibilidad que ofrece de cambiar todo lo queramos para tener una vida mejor. “Un modo de ser y hacer diferentes para lograr lo que te propongas”.

Por el placer de compartir.

 

 

 

 


Comparte esto

7 comentarios

  1. Hola Rita, como siempre un placer leer tus post…. comunicarte es un arte como lo describís… y creo que también es un don…. no por nada hoy en día cuesta tanto comunicarse realmente… creo que tenemos una sobrecarga de lo que llamo “aparatos tecnológicos” cuya función pareciera que nos comunican pero que en realidad nos aíslan cada vez mas…. nos preocupa el bienestar de personas que se encuentran en otros lugares y no nos fijamos en el que está al lado nuestro… en fin supongo que también es parte de la “moda”… sin embargo prefiero siempre una charla “cara a cara”, donde pueda compartir y a la vez “escuchar” lo que me dice el otro… bases para una adecuada relación comunicativa, sin los elementos esenciales que nos brinda, todo lo demás queda superficial y aparente…
    Saludos…. 😉

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Rosana!
    ¡Bienvenida a este uno de mis blogs!
    Te agradezco muchísimo tu aporte y tu mirada.
    De mi parte, también creo que es moda sostener que “no se puede” con la invasión tecnológica. Creo más bien, que hay algo de “comodidad” mal entendida que nos viene “bien” para no observarnos atentamente y sin dejar la tecnología que es tan maravillosa, ejercitar nuestro poder personal para priorizar nuestro Ser Humano.
    Un gran abrazo

    [Responde a este comentario]

  2. Que bonito titulo:

    Comunicarte… Comunicar + Arte

    Que regalos nos esconden las palabras, para encadenar bonitas reflexiones como la de tu post.

    Por curiosidad, fui a buscar el origen etimológico de comunicar.
    Seguramente ya conozcas esta página, pero te la pongo en el comentario, por si no es así.
    Seguro que podrás sacarla mucho partido:
    http://etimologias.dechile.net/?comunicar
    Jorge Jimenez publicado recientemente..Si es “Gratis” pilla 4… La Revolución de lo GratuitoMy Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Jorge! ¡Bienvenido a este uno de mis blogs!
    ¡Muchas gracias por tu aporte y tu comentario!
    Un abrazo

    [Responde a este comentario]

  3. María del Carmen Barrero

    La comunicación no solo es una cura para cualquier situación adversa, también es una herramienta para no caer en las garras del fracaso imaginario, o en las manos de la soledad.
    Comunicarse es una forma de dar y recibir que supone ideas, compañía, relajación y comprensión, y algo muy importante… Nos hace ver que no estamos solos.
    Yo no creo que sea un arte, ni escuchar ni desahogarse. Creo que por ende, es más bien una necesidad del ser humano, por muy escueto que sea el que habla o muy animoso el que escucha. Porque sale solo, es algo natural, y hasta el más positivo necesita de estas dos posiciones tan humanas en el ser.
    Hay muuuuucha gente introvertida, que no escucha ni se desahoga con nadie. Esas personas son las que normalmente o bien en su escritura o bien en sus reacciones, muestran estar fuera del entorno natural, pero puede ser que esté esperando que alguien le pregunte ¿Qué te pasa?, precisamente por ser introvertidos. Y bueno, tampoco es un problema, cuesta muy poco preguntar y dar a entender claramente que ahí hay alguien que va a escuchar. Por algo se define como”Comunicación”.
    Somos seres humanos, tenemos sentimientos y la comunicación es uno de esos sentimientos de los que gozamos todos. Aprovechémoslo.
    Ya sabes que yo comunicativa soy, y si no que se lo digan a tus ojos con los ladrillitos que te pongo, jajaja..
    Cariños Rita.

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Creo que al artista, su arte le parece natural, y creo que eso es lo que te pasa a vos, Mari Carmen, con tu esencia comunicativa: No podés considerarla un arte porque para vos es natural. Sin embargo, los ejemplos que nos das, el introvertido, el que no puede pedir ayuda, etc., son los que todavía no tienen el arte… y les parece algo muy difícil de conseguir.
    ¿Con cuantas personas te encontrás que querés acercarte y no lo permiten? ¿Entorpecen la comunicación?
    Concuerdo ampliamente con que la comunicación es para gozarla, pero no todos se han enterado. Mi post va dirigido a que no se pierdan esta habilidad que tanto bien nos hace.
    Vos sos comunicativa a pleno, oral y por escrito y eso es un don, repito, aunque a vos te parezca natural.
    Me encantó esta frase: “Comunicarse es una forma de dar y recibir que supone ideas, compañía, relajación y comprensión, y algo muy importante… Nos hace ver que no estamos solos.”. Así hubiera presentado este post… si se me hubiera ocurrido. Jajajaja. ¡Muchas gracias por compartirla.
    Un gran abrazo y muchas gracias por ser tan comunicativa. Disfruto con toda mi alma comunicarme con vos.

    [Responde a este comentario]

  4. María del Carmen Barrero

    Esta vez he sido más prudente con mi explicación, a pesar de que a veces parezca un muro enteramente, jajajajajaja.. Estoy asombrada de mi misma Rita, jajaja..
    Besos guapa.

    [Responde a este comentario]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE
Quizás también te intereseclose