Jonas Puede TragarteJonás era un señor que según La Biblia, había nacido para ser profeta, pero cuando Dios le reclamó desarrollar su talento, él se asustó, dijo que no y huyó. Entonces, Dios lo castigó haciendo que lo tragara una ballena y tuviera que vivir dentro de ella por tres días.

Esta es una conducta que se pone de manifiesto en la maravillosa frase de Marianne Williamson:

Nuestro miedo más profundo no es creer que somos inadecuados. Nuestro miedo más profundo es saber que somos poderosos más allá de la mesura.

Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que más nos asusta. Nos preguntamos: “¿Quién soy yo para sentirme brillante, atractivo, talentoso, fabuloso?”

Pero en realidad, ¿quién eres tú para no serlo? Tú eres un niño de Dios. Tu juego a ser insignificante no sirve al mundo. No hay nada de iluminación en hacerte menos con el fin de que otras personas no se sientan inseguras a tu alrededor. Todos podemos brillar, tal como lo hacen los niños. Todos nacimos para manifestar la Gloria de Dios que se encuentra en nuestro interior. Esta gloria no está dentro de unos cuantos, está dentro de todos nosotros. Y cuando permitimos que nuestra propia luz brille, inconscientemente damos la oportunidad a otras personas de hacer lo mismo. Conforme nos vamos liberando de nuestros miedos, nuestra presencia libera a otros automáticamente. Marianne Williamson

 

Abraham Maslow, uno de los padres de la psicología humanista, definió esta acción con el nombre de “Complejo de Jonás”.

Desde el Coaching, no hablamos de complejos (la psicología y el Coaching no son lo mismo), sino que guiamos y asistimos para que el Coachee supere un obstáculo como éste y pueda pasar a la acción.

¿Qué acción?

El desarrollo de sus talentos. No solo para hacerse cargo (ser responsable) de su vida, sino también porque desarrollar nuestros talentos nos permite iluminar la vida de los demás.

Si cada uno de nosotros se dedicara a lo que vino a hacer a este mundo…

¿Cómo te parece que viviríamos todos?

La superación de este quiebre permanente en el que vive una persona que no puede o no quiere hacerse cargo de sus talentos, es un despertar a la verdadera vida. El que nunca lo supera termina abatido, sin sentido y sin ganas ni interés en vivir.

Por esto, el “Complejo de Jonás” es tema del Coaching.

 

Estamos rodeados de gente que hace lo que no quiere, que sufre en su trabajo, en su actividad, que se angustia cada día cuando se levanta… Si sos una de estas personas… ¿Te preguntaste alguna vez si te está pasando lo que le pasó a Jonás?

Si podés responder y accionar inmediatamente, todavía estás a tiempo, si decidís que vas a dejar todo así, para mañana, para cuando te jubiles, para cuando tus hijos sean grandes… Jonás te está tragando como a él lo tragó la ballena y vos lo estás permitiendo.

¿Por qué creés que sufrís en el desempeño de tu actividad?

 

El trabajo duro vence al talento cuando el talento no trabaja duro.

¿No es esto lo que sucede cuando permanecés en un trabajo que detestás?

¿No es esto lo que ha sucedido con tu vida?

Por no ejercitar tus talentos, terminás siendo un infeliz esforzado, presionado, angustiado por “lo que te toca”. ¿Y tu capacidad de elección?

 

Quizás ya me escuchaste (y varias veces) motivarte para que encuentres Tu Misión En La Vida para que te decidas a hacer lo que te gusta, lo que despierta tu pasión, lo que te permite  ser feliz.

Ahora bien, luego que la descubrís, necesitás dedicarte a ella.

¿Es una obligación?

Y, te diría que sí, porque creo que hacer lo que uno vino a hacer a este mundo es Honrar la Vida.

Cuando la gente escucha esta canción se emociona hasta las lágrimas…

Y a algunos, por lo que estoy agradecida, les provoca el impulso a la acción que les permite comenzar a vivir con todo y disfrutar. ¿A vos no? Quizás hoy entiendas para qué estoy escribiendo este post. Jonás puede estar acechándote.

 

Porque allí puede estar Jonás intentando impedir que seas feliz, intentando tragarte para que sigas con tus miedos, con tu inseguridad, con tu cobardía.

 

¿Qué te pasa cuando estás atrapado por Jonás?

Te adelanto que es totalmente comprensible pero no justifica que dejes tu vida allí sin intentar superarlo.

¡Vamos allá!

Una de las razones por la que estás entrampado en ese conflicto puede ser:

Tu baja autoestima. Ella no te permite darte cuenta de tus dones y talentos. Te creés demasiado poco para ser brillante. No validás tus capacidades (por miedo) y elegís seguir sufriendo.

Para subir tu autoestima necesitás cambiar.

La vida empieza a tomar un valor auténtico cuando empezamos a valorarnos. David Montalvo (Coach). Aquí podés seguir leyendo y ver el video. 

Otra de las razones es no querer parecer soberbio y arrogante. Conocés a otras personas con brillo, que ejercitan y dan sus talentos a quien los quiera recibir, pero que en el ejercicio de esta práctica, vos considerás que se han arrogado (auto dado una capacidad que no tienen o la aumentan sin base) ese talento y hacen excesiva su exposición.

Ante esto quiero recordarte que vivimos en mundos interpretativos y que quizás lo que vos pensás respecto de esas personas, no es tan así, pero, suponiendo que así fuera…

¿Estás seguro de que vos también caerías en esto?

Si sos capaz de detectarlo, de verlo… ¿No podrías ejercitar tus talentos sin subirte al trono de la soberbia?

Cuando nos damos cuenta de lo que no queremos, es sencillo accionar de una manera de no involucrarnos en esa conducta.

¿Por qué vos tendrías que llegar a ser como ellos?

 

Otra razón poderosa es el MIEDO AL JUICIO AJENO. A la maledicencia, a la envidia, a la crítica. (Quizás vos mismo estés ejercitando contra estas personas que comparten su luz, ese juicio ajeno.).

 

Para hacerte fuerte, para aprender a no escuchar lo que no te sirve, está la formación, la capacitación, el crecimiento de tu espíritu, la credibilidad en vos mismo.

¿Por qué no hacerte cargo de tu brillo?

¿Por qué no contribuir al mundo con tu legado?

¿Por qué no vencer el miedo a brillar?

Se necesita coraje y valor para superar a Jonás, pero vos…

 

¡Vas a poder! ¡Y vas a lograr hacer brillar a los demás! ¡Mostrar y ejercitar tus talentos es contagioso!

Como dice Williamson, más arriba…

…Tu juego a ser insignificante no sirve al mundo. No hay nada de iluminación en hacerte menos con el fin de que otras personas no se sientan inseguras a tu alrededor…

 

… Y cuando permitimos que nuestra propia luz brille, inconscientemente damos la oportunidad a otras personas de hacer lo mismo. Conforme nos vamos liberando de nuestros miedos, nuestra presencia libera a otros automáticamente.

 

Con todo mi amor y que te quede claro…

Mientras no lo hagas, estás en deuda con la vida.

 

Rita Tonelli Coach es un blog que creo día a día con el objeto de acercar el Coaching Ontológico a Coaches, profesionales y particulares para compartir la posibilidad que ofrece de cambiar todo lo queramos para tener una vida mejor. “Un modo de ser y hacer diferentes para lograr lo que te propongas”

¿Cuál es tu talento?

¿Lo estás ejercitando?

¿Cómo te sentías cuando no lo hacías y cómo te sentís ahora?

No nos dejes sin regalarnos tu opinión que puede ayudarnos a todos. ¿Te sirvió lo que leíste? Quizás pueda servir a otros.  Compartilo en redes sociales para ayudarlos y hacer una diferencia en sus vidas. Solo tenés que clikar los íconos donde lo querés difundir. ¡Mil gracias!

                Por el placer de compartir

 

 

 

 

 

 

 


Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE
Quizás también te intereseclose