El Sentido Común... El Menos Común De Los SentidosEsta frase,  se utiliza –generalmente- para indicar que el tan mentado y ansiado “Sentido Común”, y como si fuera una obviedad que lo tengamos, no forma parte de la constitución del Ser Humano… como debería, gracias a su cualidad de “común”.

El sentido común no es nada común. Voltaire

 

¿Cuántas veces preguntás algo y tu interlocutor –a quién le parece obvia la respuesta- te contesta?

“Bueno, es sentido común, simplemente”.

El sentido común nace y se nutre de las repeticiones de nuestras actitudes hasta el punto que, en cierto momento, ellas se hacen transparentes (automáticas). Entonces, despega el sentido común (o agiganta su acervo) y en una relación inversamente proporcional, va bajando nuestra capacidad de pensar.

Hay gentes tan llenas de sentido común, que no les queda el más pequeño rincón para el sentido propio. Miguel de Unamuno.

 

Por eso, porque me gusta pensar, me quedo con la segunda parte de mi título, “el menos común de los sentidos”. Asimismo, porque hoy la usaré como herramienta.

El Coaching Ontológico es una de las representaciones de “El Menos Común De Los Sentidos”. En el sentido –valga la redundancia- de que se enfoca en:

1) Una mirada diferente. ¿Qué es esto?

 Es cambiar tu forma de mirar la vida y el mundo reinterpretando los sucesos para correrte de lo que tu pensamiento y emoción, combinados, piensan-sienten  que les hace mal.

Tenés la opción de mirar los obstáculos como piedras que se interponen en tu camino o como piedras donde pisar para dar un salto.

¿Ves las dos opciones de interpretación?

¿Cuál te parece que te hará mejor?

¿Vos intentás una mirada diferente sobre lo que te pasa o estás empeñado en decir que no hay otra forma de ver?

 

2) Validar la mirada del otro. ¿Qué es esto?

Darte cuenta y aceptar que tu forma de ver es solo tuya, que los demás tienen la suya y que la razón no es exclusiva de nadie.

¿Es esto que te menciono parte del “sentido común” o de “el menos común de los sentidos”?

¿Es sencillo para vos darte cuenta de que la razón del otro vale tanto como la tuya?

 

3) Confirmar que el lenguaje no solo es descriptivo sino que tiene una capacidad –creo yo- superior, que es la de “crear realidades”.

Decir que “el lenguaje crea realidades” puede resultar difícil de internalizar, no obstante, así es. ¿Por qué cuesta darnos cuenta de esta distinción? Porque el sentido común no presta atención a cómo se habla, en cambio, el enfoque desde el menos común de los sentidos puede detenerse en analizar que decir: “Yo puedo” crea para vos, una realidad diferente que decir “Yo no puedo”.

 

4) Aprender a gestionar nuestras emociones.

El sentido común es campo propicio para aceptar que a) los pensamientos son más poderosos que las emociones. b)  las emociones son más poderosas que los pensamientos. c) es válido reaccionar cuando alguien nos ataca. d) no es válido reaccionar cuando alguien nos ataca. Es decir, que cualquier teoría se acepta depende del que la quiere imponer sin realmente, prestar atención a por qué y para qué es importante ordenarnos y gestionar nuestras emociones.

El menos común de los sentidos se ocupa de distinguir, por ejemplo, emociones de estados de ánimo, de qué forma podemos intervenir en sus procesos, darnos cuenta de que si bien las elecciones surgen de las emociones, ellas pueden ser canalizadas con un pensamiento racional. Que podemos transformar nuestras emociones negativas en positivas usando esa transformación para accionar productivamente.

¿Se considera dentro del sentido común, detenernos y elegir una acción o simplemente, reaccionamos porque es “sentido común” hacerlo ya que hemos sido agredidos?

 

5) Ser concientes de los dominios del Ser.

Los seres humanos somos una configuración holística de lenguaje, cuerpo y emoción. ¿Forma parte esta caracterización del sentido común?

No, porque no somos concientes de lo que sí contempla “el menos común de los sentidos”… Que podemos cambiar alguno de nuestros ámbitos actuando en cualquier otro. Y que esto es una herramienta invaluable para nuestra recuperación de ánimo.

Cuando te sientas decaído, abatido, probá lo siguiente: Ponete derecho, estirá los hombros para atrás y verificá qué pasa entonces, con tu estado de ánimo.

 

Te invito a desarrollar tu propio sentido, ese menos común que está fuera de creencias, rutinas, formas de pensar anquilosadas y de las estructuras que coartan tu libertad.

Sentido común: algo así como salud contagiosa. Alberto Moravia.

 

¿Cuánto tiempo hace que seguís lidiando con los mismos problemas, día tras día repitiéndose, y no se te ocurre cambiar tu mirada, validar la del otro, ser conciente de tu lenguaje, gestionar tus emociones y ser conciente de los dominios de tu ser, porque siempre te comportás de acuerdo al sentido común?

 

Lamento no poder darte el autor del siguiente trozo puesto que no figura en el sitio de donde lo extraje.

 

Cuando en la vida nos encontramos en esa clase de situaciones que siempre suelen suceder a la gente, que ya las hemos mirado de cerca porque le han pasado a nuestra amiga, a nuestra hermana, a la chica limitada de la novela… en esos casos, como son situaciones corrientes, cometemos el error de querer guiarnos por el sentido común… pero cuidado, porque a veces el sentido común, ni es tan sentido, ni es tan común…

Esto mismo que hoy te sucede, ayer le sucedió a tu mejor amigo…y es muy simple, a tu mejor amigo, no a vos…que vos actúes de la misma manera en que le aconsejaste a él que actúe, no es más que una trampa del sentido común…los contextos son otros, y hasta el sentido común cambia cuando cambia la persona.

No creo en el sentido común, porque aunque si hay situaciones por las cuales necesariamente atravesaremos la mayoría de las personas, estaríamos afirmando que somos las cosas que nos pasan, o que nos parecemos o no según compartamos o no el mismo tipo de situaciones a resolver…

Dicen que un osado, una vez intentó darle un consejo a Alejandro Magno…Le dijo: “Si yo fuese tu, haría tal o cual cosa…y bla, bla, bla…”

Dicen que Alejandro lo miró sonriendo, y contestó: “Yo haría lo mismo, si no fuese Alejandro Magno”

Libre albedrío, nadie está en tus zapatos como para decirte que hacer con tu vida…basta de pedir consejos a quienes jamás van a ser vos, simplemente porque solo vos sos vos… y tus decisiones no son algo abierto a debate ni son cuestión de asamblea en la cual deban analizarse las distintas opiniones de tus amables consejeros… estarías oyendo a cada uno de tus amigos, obteniendo un extracto de cada uno de sus consejos, sumando luego todos los consejos y llegando a una decisión en conjunto que no es más que lo que el sentido común manda… un poquito de la razón de la que tiene cada uno de los que opinan sobre tu vida…en definitiva, no estarías haciéndole caso a ninguno de ellos, ni a vos… no sos una mezcla de un grupo de personas…

Solo quien no sabe quién es, se maneja en la vida resolviendo situaciones según los consejos y según el sentido común…

No des consejos, nadie califica para darlos… y así no tendrás porque oír a nadie dándotelos…

 

Solo un recordatorio para finalizar: El Coach No Aconseja… Y lo que leíste es una de las razones por las que no lo hace. Él también practica “el menos común de los sentidos”… como su materia, el Coaching.

Por el placer de compartir.


Comparte esto

2 comentarios

  1. Menudo berenjenal con el sentido común y el común de los sentidos, un pequeño apunte cuando pides consejo , a veces te dicen “lo que te dicte el sentido común” es decir que te has quedado igual que al principio.
    Pedir consejo o no pedir consejo? a veces hay que evaluar lo que te dicen sabiendo manejar lo que te han dicho para poder sacar uno su propia conclusión, que te tiene que servir a ti , vamos solo para ti y que no hagas lo mismo que te han dicho creo que eso es tener juicio propio, no dejarte aconsejar pero si escuchar los consejos, parece que me estoy perdiendo pero no es así, se tiene juicio para saber adaptar las cosas a ti ya que nadie , gracias a Dios , es igual, nunca reaccionaras igual ante las circunstancias que la vida te acarree , aunque muchos una gran mayoría , son borregos que hacen lo mismo que los que ellos consideran lideres o personas que admiran, pues consideran que son ejemplos a seguir.
    Esto no es así aunque muchos , gente espiritual, me contradiga, pues todos hemos nacido diferente y de diferente forma actuamos o a todos nos produce el mismo efecto, como en mi caso, la droga, aunque la droga tenga unas pautas de actuación en tu organismo , pero te puede producir , placer, agresividad, desesperación, etc…. Podre ser Cristiano pero a mi manera , no comulgo con muchas cosas,el libre albedrio,aqui estamos para hacer las cosas como sepamos no como nos digan.
    Se tu mismo, aprende de las experiencias, moldea tu vida con lo que ella te enseña y por favor no me des consejos y menos cuando no te los pido, y sobre el sentido común, es tan común que raya en lo vulgar. Mi trabajo se trata de recuperar seres humanos no moldearlos a mi manera , no, al final tienen que ser genuinos y únicos, yo solo doy ideas y les hago recapacitar que ellos mismos lleguen a sus conclusiones, nada de consejos, y si enseñarles a que aprendan ellos solos, sino mala cosa su futuro, si los vuelvo dependientes.
    Un Saludo.
    Fernando Reyes Crespo publicado recientemente..Reprimir : el adicto en un proceso serio y honesto no se puede dar el lujo de reprimir lo que piensa y sienteMy Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Fernando:
    ¡Gracias por pasarte por aquí! ¡Entiendo tu juicio de que esto puede parecer un berenjenal, sin embargo, amigo, vos la tenés muy clara (como decimos aquí).
    Entre otras cosas, a lo que apunta mi artículo es a lo que desarrollás. El problema de considerar al “sentido común”, una “guía” para conducirnos nosotros, cuando en realidad, esa supuesta “guía” no existe y por ende, no tiene ningún valor. Como muy bien decís, cuando la respuesta es “lo que te dicte el sentido común”, no hemos tenido respuesta puesto que esa frase es carente de “sentido”.
    Formar nuestro propio juicio dependerá de lo que hemos vivido y aprendido, y necesitamos para hacer eso con libertad, darnos cuenta de que el sentido común es el menos común de los sentidos, vamos, que en la mayoría de las veces, no tiene sentido, sino que es un conjunto de creencias que a cada uno que le han servido, las ha comunicado a la sociedad y la sociedad, en vez de pensar por sí misma, le resultó más fácil “copiar” aunque no le sirviera.
    Muchísimas gracias por tu comentario.
    En un grupo en el que estoy en Linkedin, este post ha tenido un sinnúmero de comentarios en el debate y se refleja allí, lo que decís… o sea, un verdadero berenjenal.
    Saludos, amigo

    [Responde a este comentario]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE