Tomé este título de Román Paladino, de uno de sus ensayos ortográficos porque lo considero una

expectativas coaching ontológico

metáfora esclarecedora de nuestro tema de hoy: expectativas.

Las PALABRAS son nuestra herramienta principal para crear la realidad que vivimos a diario.

Pero, ¿Qué es esto de la “X” que tensa la espera?

 La “X”, una “simple” letra, puede hacer que en una extensión de la palabra “espera”, te provoque

estados de frustración, angustia, decepción y desilusión.

            Estoy hablando de nuestras Expectativas.

            “Expectar”, según la lengua romana, es “aguardar, estar a la espera”, una curiosa y tensa, de un acontecimiento que nos interesa o importa mucho.

            ¿Y cómo esperamos, con tensa inquietud, algo que queremos? ¿Cómo construimos, desde nuestra emoción, ese estado? Nos basamos en nuestros juicios para ello. Y nuestros juicios no son un parámetro Verdadero sino uno Válido y solo para cada uno de nosotros.

            “Él debería mandarme flores hoy que es el día de San Valentín” (tu juicio). Eso es lo que vos creés. Mas resulta que a él no le parece importante mandarte flores. No te manda las flores y a vos ¿qué te pasa? Te desilusionás y sufrís, pero esto es un problema tuyo, quien junto a tu deseo de que algo suceda, hiciste funcionar tu Juicio de que en San Valentín, todos los enamorados mandan flores. Esta proposición ¿es verdad o solo es lo que vos pensás que Debería Ser? ¿Quién es el responsable de tu sufrimiento y desilusión?

            Los juicios de lo que “Debería Ser” proceden de nuestras creencias y las creencias no son verdaderas mas que para aquél que las tiene. El coaching cuestiona respetuosamente las interpretaciones y opiniones que puedan producirnos inefectividad y sufrimiento y trata de ayudarte a encontrar aquellos que te produzcan bienestar y te transformen en una persona efectiva.

Cuando no sucede lo que esperamos, generamos estados de enojos, resentimiento y frustración.

Pero, nuestras expectativas son también las que nos dan motivación para buscar un resultado importante para nosotros y nos liberan de la resignación, el desgano y la indiferencia. De ahí la Importancia de que ellas sean Efectivas.

            ¿Y cómo te propones llegar allí?

            Si te basas en tus juicios: “yo no puedo, es mucho para mí” o lo contrario “yo puedo, aunque me cueste, llegaré”, y no tienes un punto de partida claro (basado en hechos que justifiquen tus juicios, sino sólo en tus creencias), en el primer caso, no vas a llegar pero en el segundo, puedes llegar o no, y es esta última opción la que te producirá la desilusión y el dolor.

            ¿Qué pasaría si te animas a cuestionar tus expectativas?

            ¿Qué pasaría si dejas de exigir que las personas respondan como tu quieres?

            ¿Qué pasaría si destierras tus creencias, Todas, las que contengan el “debería” o “tendría”?

            ¿Qué pasaría si haces todo lo que tienes que hacer para conseguir algo (solo ésta es tu responsabilidad) y luego sueltas para recibir lo que siempre será mejor para vos aunque no lo veas, a veces, en el momento?

           

            Si no nos aferramos a nuestras expectativas podremos vivir en el único tiempo posible: El Presente. No hay otro: el pasado fue y el futuro no está al alcance de nuestras manos.

            Te propongo estar Atento y salvarte del ataque de tus Expectativas. Eso te permitirá vivir una vida de plenitud, segundo a segundo y disfrutar de lo que te pasa Aquí y Ahora.

           ¿Y qué pasa con la presión de las expectativas de los demás?

           

          “Mamá espera que esté en la reunión que tiene con sus amigas. No quiero, me aburren pero tendría que ir porque se enojará.”

            Aunque ahora te cueste creerlo, si no vas, no pasará nada, y aún si en un primer momento tu madre se enoja, si no das explicaciones y mostrás que justificás su enojo con ellas, si con amabilidad no reaccionás a ese enojo, a tu madre se le pasará.

            Si no te animás a correr el riesgo, estás en riesgo de que ella siempre siga obligándote a no ser vos, a no hacer lo que querés, a seguir con tu falta de seguridad, a continuar con la esclavitud, a perder el control sobre tu vida; y esto es lo que destruye relaciones porque tarde o temprano, le gritarás algo así: “Dejá de imponerme cosas” y el vínculo se deteriorará.

            ¿En qué momento tus expectativas te impiden disfrutar el “aquí y ahora”?

            ¿Con qué personas tenés expectativas que solo provienen de tus juicios?

            ¿A las expectativas de quién responden las acciones de tu vida?

             Si tu pareja es coleccionista de antigüedades y para el día de los enamorados, en vez de salir con vos, regalarte flores y corazones, te regala un jarrón de una antigua dinastía china, tomá conciencia de que eso constituye un acto de amor más grande que cualquier otro regalo aunque no te interese esa cultura porque para él, es lo más preciado que existe.

            La vida es paradójica, cíclica y sorprendente: Dejala que fluya.

            ¿El secreto? La aceptación.

 Cuando el Maestro oía decir a alguien: “Me gustaría mucho más mi mujer si fuese de otra manera”, solía contar lo que le ocurrió a él un día mientras contemplaba una puesta de sol en el mar.

-¿No es precioso?  -le dijo entusiasmado a una pasajera que se encontraba junto a él apoyada en la barandilla.

-Sí -dijo de mala gana la mujer-, pero ¿no cree usted que estaría mejor con un poco más de rosa a la izquierda?

Anthony de Mello

 Por el placer de compartir. 

 


La X que tensa la espera –
CC by-nc-nd –
Rita Elma Tonelli

Seminario de Coaching Para La Efectividad Personal


Comparte esto

16 comentarios

  1. Hola Rita:

    De este articulo me quedo con una palabra la aceptación, porque tiene diferentes connotaciones. Lo voy a tomar desde el principio de permitir y recibir. En una oportunidad lei, que es importante observar cuán disponible tiene uno la capacidad de recibir, de sentirse digno de pedir, de mostrarse orgullosa de uno misma, de darle lugar al otro para que sienta placer de ayudarnos o de intercambiar los roles con su pareja o su amigo para ver que pasa de diferente. Y me quedo aquí la importancia de ponerse en el lugar del otro cuando nos ofrece algo que a lo mejor a nosotros no nos interesa, porque el otro lo hace desde su propia esencia y no lo entendemos. Aprender esto, es recibir a la vida. Un abrazo amiga.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola Graciela: ¡Gracias por compartir tu interpretación! ¡Gracias por tu feedback que me enriquece! Estoy de acuerdo con tu mirada del permitir y recibir, y en la importancia que tiene la observación de nuestra disponibilidad en esas acciones. Y te felicito por tu apertura hacia los demás. Sí, señora: “Aprender esto, es recibir a la vida”. Me emocionó tu mirada y hacia donde lo llevaste. Un placer leerte. Cariños

    [Responde a este comentario]

  2. Mª del Carmen Barrero

    Hola,Rita.
    Nos das un ejemplo con este artículo, que no debemos emocionarnos con malos gestos con nada ni con nadie tan solo porque nosotros esperamos algo.
    Las cosas ocurren como las personas llegan. Así nunca habrá un culpable en nuestra vida, pues somos nosotros los que inventamos los detalles. Las buenas cosas llegan precisamente cuando menos se esperan, cuando no estamos desesperados por algo o alguien. Si desesperamos, la espera se nos hará mas larga de lo que es en realidad.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    ¡Qué buenísima reflexión, maja y re-maja (como dicen ustedes)! Es una alegría enorme leer comentarios como el tuyo porque veo que realmente, lo que escribo, es tan intensamente percibido por sus enormes capacidades de personas en gran evolución. Todo lo que decís me es tan conmovedor y me “suena” tan cierto que me encanta que lo hayas escrito para que no sólo yo, lo pueda leer. Te siento como una persona serena, con espacios importantes para pensar y reflexionar y creo que es un regalo tenerte entre las querid@s que escriben comentarios. ¡Gracias, querida amiga!

    [Responde a este comentario]

  3. Mª del Carmen Barrero

    Se me ha disparado el boton y no he podido acabar el comentario.
    Enhorabuena por tu artículo que no solo me ha gustado, sino que me ha vuelto a recordar cosas que tengo pendientes de cambiar en mi vida…Lo comparto.
    Un beso,guapa.
    Mª Carmen.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    ¡Esto ha sido una gran oportunidad que la vida nos ha dado para que pueda yo también seguir escribiéndote para continuar con mi agradecimiento por tu entrega. Me da plenitud haber motivado el nacer de tu última reflexión. ¡Muy agradecida por que lo compartas! ¡Cariños!

    [Responde a este comentario]

  4. Hola Rita, me encanto tu articulo.Esto es exactamente lo que no nos deja ser, nuestra propia percepción de toooodo.
    Si logramos ver todo de diferente manera tendremos otra percepción de lo mismo, de la misma circunstancia. No es tan difícil, solo tenemos que estar atentos a nuestra propia realidad, somos todos diferentes y mi realidad no tiene por que ser la de los demás, ni la tuya, ni la de cualquier persona que haya en mi vida, por lo tanto lo que me parece importantisimo a mi a otra persona le puede parecer sin relevancia.
    Se y estoy convencida que mi vida es exactamente como la percibo, como la veo, y que el azul es mi azul, no tiene por que ser el mismo que el tuyo…
    Y también creo que el único momento que merece ser vivido es hoy, ahora, ya, porque es el único momento que tengo realmente.
    Para mi el ejercicio es pensar, cuando la reacción ajena me molesta,cual sera su persecución del hecho y aceptar que no es la misma que la mía… Y por supuesto tratar de no reaccionar antes de pensar.
    Gracias por hacerme reflexionar al respecto. (Espero que se haya entendido algo de lo que dije jajaja)
    Besitos.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    ¡Querida Andrea! Se entiende lo que escribiste, ¡Ya lo creo que se entiende! Cuando “abrimos el grifo” (como dicen los españoles), nos parece que, además de la catarsis que se produce por poder expresarnos, el “agua” sale sin orden y a saltos, pero…no es así cuando proviene de nuestra esencia y corazón. El problema se puede presentar si tenemos que estar prestando atención a lo que vamos a decir porque lo estamos construyendo en vez de dejar que fluya, como es el caso de tu comentario (lo que fluye sigue un Orden Universal Divino que no es necesario que comprendamos, sino sólo, que lo dejemos ser). Me impacta tu percepción porque estoy de acuerdo con ella, y tengo que decirte que observo en vos, una capacidad innata para discurrir, generosa y sin juicios que creo te llevará adelante en forma permanente en tu crecimiento personal. Ese “lograr ver todo de diferente manera” es una de las competencias que da el Coaching, y conseguir corrernos el espacio suficiente para poder VER desde más lejos es algo que nos da poder y liderazgo sobre nuestras vidas, dirigiéndola hacia nuestra felicidad. ¿Me parece a mí o estás descubriendo en vos capacidades importantísimas que, o desconocías o tenías escondiditas? ¡Enormemente agradecida por tus palabras! Un besote.

    [Responde a este comentario]

  5. Querida Rita:

    Este trabajo es de enorme importancia por su esencia y todo lo que remueve en nuestro interior.
    Podemos estar repletos de falsas expectativas, lo que es muy frustrante, por desconocimiento de nosotros mismos y de quienes nos rodean.
    Es fundamental ser fieles a nuestra convicción y vocación por nuestra labor, aunque el entorno familiar, por ejemplo, no lo comprenda bien o no lo valore; también pasa a nivel social, en cuenta a que el teletrabajo no está visto como trabajo real.
    Conocer y aceptar de corazón a otras personas, es un aprendizaje imprescindible y enriquecedor; si no lo efectuamos, no podremos interactuar efectivamente tanto en internet, como en todos los aspectos de nuestra vida.
    Nuestro deber, es iluminar el camino a cantidad de seres que se encandilan con esa “X” y luego se sienten frustados o abandonan sus emprendimientos y proyectos.
    Muchas gracias por dejarnos un artículo de gran jerarquía, realmente para reflexionar y tomar acción al respecto.

    Un gran abrazo de Iris

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola Iris: ¡Gracias mil por este comentario! Tu discurrir al respecto, completa mi artículo y esto es maravilloso para mis lectores. Mediante el mismo, pueden ampliar el sentido que le he querido imprimir. Es así, como lo decís, amiga: para nosotros en lo personal y para todo lo que hagamos, el tener expectativas efectivas nos librarán de muchos disgustos. Pero además, el respetar el sentir del otro no pretendiendo recibir de él lo que nosotros hacemos importante, sino lo que él prioriza y valorarlo desde la empatía, hace que nuestra felicidad crezca. Es un honor para mí que vos, tan capaz en lo tuyo, pueda ver más allá de su propia profesión y calificar mi trabajo con palabras tan grandes y relevantes, para mí. Otro abrazo para vos, hermosa gente.

    [Responde a este comentario]

  6. Buenísimo Rita, me estoy convirtiendo en un fan de tu estilo de expresar los pensamientos y enseñanzas.
    De acuerdo con el concepto de que no se trata de suprimir nuestras expectativas, sino en aprender a generar expectativas efectivas.

    Un cariño especial para ti

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola Oscar! ¡Buenísimo! Me gusta que te guste. Ah!!! Y me alegra que te estés convirtiendo en un fan de mi estilo -como decís- porque yo ya lo soy tuya, me sirven muchísimo tus escritos y tu conocimiento. ¡Gracias, amigo!

    [Responde a este comentario]

  7. Hola Rita muy buena la manera en que escribes y te expresas por medio de tus artículos, yo no podría escribir algo de esta forma como lo haces, me encanto esta frase de tu articulo “En este mundo sólo existen dos tragedias. Una es no obtener lo que uno quiere y la otra es obtenerlo. G.B.Shaw”, como el bien menciona solo hay dos formas de hacerlo, que estés super bien Rita, saludos.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola Miguel! Mil gracias por tus palabras! Claro que no podrías escribir algo de esta forma…¿Sabés por qué? Porque vos tenes tu propio estilo que para mí, es maravilloso por la coherencia y porque siempre predica con el ejemplo, lo que decís y cómo lo decís, muestra acciones que llevan un gran trabajo y vos sos, ni mas ni menos que UN GRAN TRABAJADOR! Así que, fijate qué bueno es esto! También tiene que ver -en lo referente a mi estilo- el hecho de que mis palabras son el resultado del enfoque de Coach Ontológico, y me da mucha alegría y placer que logre el impacto que pretendo, en la vida de las personas, uno de despertar hacia una vida feliz. Saludos, mi amigo!!!

    [Responde a este comentario]

  8. Hola Rita,

    Nunca me lo he guardado, expreso lo que siento.

    Ya lo mencione alguna vez por ahí, nuestros escrituras son la extensión de nuestros pensamientos, solo que tus pensamientos expresan, denotan conocimiento, pero la forma en que lo transmites es verdaderamente extraordinaria.

    Estoy totalmente de acuerdo con los comentarios que te han dejado Rita, y no tengo mas que replicar sus opiniones y alagar tu buen gusto por plasmar tus ideas.

    Un abrazo !!!

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola Hugo: ¡Gracias, gracias, gracias por todo lo que me decís! Dentro de mi proceso propio de Coaching -sin el cual, un Coach no puede llegar a certificar como tal- uno de los pasos más duros -y por eso, tan fortalecedores en la creación de mi profesión- fue el de aprender a recibir. Hoy, ¡PUEDO!, y esto me permite disfrutar con plenitud de comentarios como el tuyo. Un abrazo, amigo.

    [Responde a este comentario]

  9. Pingback: Seis Básicos De Tu Vida. Emociones. Disgusto |

  10. Pingback: Estoy Decepcionada | Coaching Para Diosas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE