Si no has escuchado este dicho, te comento, que en Argentina, se usa paraexplicaciones

indicar que cuantas más explicaciones se dan, más confusiones se crean.

De toda la frase anterior, te pido que prestes atención a la palabra

“explicaciones”.

Como Coach Ontológico, sostengo que cuando necesitamos explicar lo que

hacemos y lo que decimos, estamos suponiendo que al otro no le ha quedado

claro pero en realidad, de lo que estamos dudando es de nuestro propio

decir y hacer.

“Explicar tu comportamiento remite a tu propia duda al respecto”, la frase de

esta imagen, dice precisamente eso.

¿Por qué explicás lo que decís o hacés?

¿Para qué explicás lo que decís o hacés?

¿Cómo es tu emoción cuando alguien lo hace con vos?

 

Intentamos justificar nuestras acciones (dichos y hechos) y cuando estamos siendo asertivos   no hay necesidad de ninguna justificación.

                    La forma en que nos comunicamos con los demás y con nosotros mismos determina la calidad de nuestras vidas. Anthony Robbins

 

            ¿Cómo te comunicás con vos mismo? ¿Te engañas o te decís lo que realmente crees que es verdad?

            Porque para una comunicación de calidad sucede lo mismo que con la caridad… Empieza por casa, y la misma con los demás, dependerá en este atributo de cómo se produzca con vos.

            Siguiendo mi línea de pensamiento, la duda que se muestra en tus explicaciones a los demás, comienza en una comunicación defectuosa con vos mismo.

            ¿Cuál es tu emocionalidad cuando comenzás a explicar luego de decir algo?

            A ver si te suena algo así:

            Vos decís: -Yo no le creo a fulano… (Miradas sorprendidas de los que reciben tu comentario), entonces, vos seguís diciendo: Soy una persona desconfiada, los que me mienten una vez, para mí, ya son mentirosos siempre. No me gusta decir esto delante de todos ustedes pero como me preguntaron qué pensaba de él, se los dije. No quisiera que se enterara de que yo dije eso porque no quiero ir a la discusión con nadie pero no puedo evitar pensar así. Son creencias que me vienen de cuando era chico. Prefiero cuidarme de esa forma…, bla, bla, bla, bla…

            Ahora que lo ves a lo lejos, fuera del momento:

            ¿Creés así realmente, de fulano?

            ¿Para qué das explicaciones?

            ¿Cuánta seguridad tenés en vos mismo y en lo que pensás y sentís?

 

            Asimismo, las explicaciones son “mellizas” de las excusas. Excusarte es justificarte, dar razones por las que no hacés lo que tenés que hacer y viceversa.

            Y las excusas aparecen cuando no están los resultados.

            Vos podés tener excusas o resultados. Lo que no podés es tener las dos cosas a la vez. (Una excluye a la otra)

            Las explicaciones acerca de tu comportamiento son inútiles.

            No des explicaciones. Los que te conocen, no las necesitan y los que no te conocen no están interesados

            A lo que yo agrego: y no pensarán ni mejor ni peor de vos, basados en tus explicaciones. Muy por el contrario, resulta agobiante escuchar a alguien que cada vez que dice algo, termina contándote la historia de su vida con la intención de apoyar lo dicho.

            Acordate, dar explicaciones remite a tus propias dudas y las explicaciones no tienen ninguna utilidad, excepto crear más confusión.

            Te invito a disfrutar del siguiente video donde podrás observar a dónde puede llegar una conversación cuando nos enredamos en nuestras explicaciones.

             ¿Quedó claro? ¡Dejame tu comentario! Lo que pensás, lo que creés, lo que opinás, las dudas que tengas, lo que quieras preguntar… sin dar explicaciones 🙂

            Por el placer de compartir.


Comparte esto

8 comentarios

  1. En mi entorno mas cercano convivo con alguien,que siempre tiene en la boca el “porque”,y tienes que decirle ,yo no te he pedido explicaciones,y lo que mas me admira es su explicación,desde pequeña su madre es una mentirosa compulsiva ,inventaba,fantasías sobre su vida para darse importancia ,por el que dirán,solo le importaba la fachada y si tenia que mentir para quedar bien lo hacia lo que acabo convirtiéndose en una forma de vida.Hasta ahora no parece que esto enlace con los “porque” si nos fijamos bien al crear una imagen no real siempre se tenia o tiene que estar explicando las cosas ,para hacer mas creíble la mentira,vamos un montaña de “porque”,Esto como es lógico se traspaso inconscientemente a sus hijas,pues cada cosa que hacían,les pedía explicaciones y nunca les bastaba con las que les daban,porque no se lo creía o formaba tal escándalo por lo que pensarían los vecinos,convirtiendo esto a lo largo de los años en algo implícito en sus hijos y tambien nietos.A cualquier pregunta o a cualquier comentario,siempre existe una disculpa ,escusa o porque,cuando con una simple contestación basta.Yo te creo ,no me digas “porque”,es inseguridad,es incapacidad,es duda creada desde la niñes,es sencillo,pero lo complican.
    Su hijo es el rey de las disculpas uode los “porque”,di lo que has hecho o lo que nos hecho y punto,se firme ten personalidad,yo estoy seguro de mi mismo y si no miento no tengo que dar explicaciones a nadie,cuando no hice nada por lo que tenga que avergonzarme.
    Mi mundo ,mi trabajo,el circo de las escusas y de las mentiras,ya va implícito en el enfermo pues de antemano piensa que nadie le cree,pues son tantos los cúmulos de mentiras que hasta el duda,de lo que es cierto.
    Una ves sanado te dura bastante eso,caes enfermo o duermes mas de la cuenta y das explicaciones, no piensen que estas drogándote o volviendo a tus antiguas querencias.Dura mucho,dura lo que tu autoestima crece y madura,hasta que llegado el momento ,no tienes que dar explicaciones pues tu conciencia esta tranquila y nada hay que explicar,yo confío en mi y los demás deben empezara hacerlo.
    No puedo volver mi vida en un cumulo de disculpas,y si me las piden ,las doy si creo que tengo que darlas ,pero si se trata de poner en duda mi verdad no las doy.Ademas que necesidad hay de explicar tantas cosas,yo no te voy a juzgar ni mas ni menos ,por muchas explicaciones que des,ahora si es como lo que he descrito al principio,la educación que se les a dado es de una falta de autoestima total empezando por la madre y acabando en los hijos,que dificil crear un mundo de fantasia ,solo por el que dirán,así ahora de mayor no hace mas que contradecirse.
    Menos “porque” y mas asumir las cosas.Que hay radica ,muchas veces ,tantas explicaciones para al final decir que no te dio tiempo a recoger el cuarto(por ejemplo).
    Un Saludo
    Fernando Reyes Crespo publicado recientemente..VIVIR PARA DROGARSEMy Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Fernando: Las personas somos el resultado de nuestros aprendizajes y de ahí parte la gran diferencia entre los seres humanos. Algunos decidimos capitalizarlos y compartirlos, otros deciden no prestar atención a ellos y por lo tanto, no se dan cuenta cuando están sucediendo. Las creencias que forman parte de nuestra educación inciden en nosotros hasta que decidimos revisarlas para concluir si nos están sirviendo para nuestro crecimiento o no, y en este último caso nos enfocaremos en cambiarlas. Poner la responsabilidad de lo que nos pasa en otros puede servir de explicación (mirá vos) pero no para nuestro avance vital.
    Coincido en que este comportamiento de dar explicaciones puede también estar originado por una mentira, o sea, que visto también desde esta mirada, tampoco nos sirve.
    ¡Muchas gracias por tu aporte que ha mostrado cómo funciona esto en la vida real (un ejemplo) y hace que mi post cobre tangibilidad.
    ¡Saludos amigo!

    [Responde a este comentario]

  2. Pues tienes razón Rita.
    Mientras estamos pensando en los motivos de nuestro enojo, no estámos reaccionando. Quizá yo me haya enfadado muchas veces en mi vida, y haya perdido el tiempo pensando en mis enfados, los motivos, los hechos, las personas, que me han llevado a esa reacción.
    Pero ya casi no me ocurre, porque ya no me tomo las cosas igual. Ahora se las toman los demás, y son los demás quienes me piden explicación sobre algo que hice con toda mi mejor intención, claro.
    Pero tampoco admito que me pidan muchas explicaciones porque cada vez me gusta menos darlas, jajaja…
    Un paso más que se da para ser mas feliz, y tiempo que se gana para cosas más importantes.
    Buen post.
    Un abrazo y cariños.

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    ¡Gracias, Mari Carmen por comentar!
    Este comportamiento poderoso de no dar explicaciones está íntimamente relacionado con nuestro poder personal, en forma inversamente proporcional. Cuando nuestras explicaciones suben, nuestro poder baja y viceversa. Te escribo esto para que vos misma puedas evaluar cómo va potenciandote tu propio poder personal, cosa que observo en tus escritos y actitudes en general, por lo que te felicito desde lo más profundo.
    Un abrazo, amiga.

    [Responde a este comentario]

  3. Hola, Rita:

    Muy importante el tema que nos traes en esta oportunidad. El dar tantas explicaciones sobre nuestras creencias y acciones, puede demostrar poca confianza en nosotros mismo y la continua necesidad de recibir la aprobación de nuestros interlocutores.
    Creo que debemos harcernos responsables de nuestros pensamientos y dar cuenta de ellos si alguien nos pide alguna aclaración, pero no estar juestificándonos con excusas todo el tiempo.
    Felicitaciones por tu gran labor.

    Un gran abrazo de Iris
    Iris Moreno Roca publicado recientemente..Calibre: Tu Biblioteca VirtualMy Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    ¡Gracias, Iris por leerme!
    Me alegra que coincidamos.
    ¡Muchas gracias por tus palabras! Tu participación en mi blog me motiva a seguir adelante, sumándose a la mía propia.
    También reflexiono que esta inhabilidad está estrictamente conectada con nuestra falta de autoestima.
    ¡Un abrazo!

    [Responde a este comentario]

  4. hola Rita yo quiero contarte que en realidad no vivo dando explicaciones, solo en el caso ese que te comente en mi trabajo porque ya estaba cansada de que me den, y que me den, que se rian y se burlen de mi y mi marido sobre todo en una mesa familiar y con invitados que no nos conocen, me equivoque en no poner el relato en contexto para q se entienda mejor, y estoy de acuerdo con lo que dice el post, que al finalizar la explicación uno se queda con mas dudas de que si lo que eligio como una forma de vida esta bien o esta mal, al final te hacen dudar. igual nosotros seguimos haciendo lo que hacemos hace 13 años porque aunque llevamos 23 de casados los primeros 10 no estaba moira y no haciamos todo lo que hacemos ahora. El post esta exelente entiendo perfectamente de que cuando uno da muchas explicaciones o aclara, entramos en una enredadera sin salida y todo se complica mas y se termina mal. ahora ya se que no tengo q dar explicaciones.gracias, Besos

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Adela:
    Cuando damos explicaciones… damos explicaciones, no importa si lo hacemos todo el tiempo o con todo el mundo o con ciertas y determinadas personas.
    Darnos cuenta de esto (vos te la diste por el final de tu comentario: “ahora sé que no tengo que dar explicaciones”, y eso es para mí, lo importante, como tu coach que soy y para mi enfoque de que trabajes tus debilidades para transformarlas en fortalezas.
    Repito: esto es lo importante. Porque si algo nos gusta, cito tus palabras: “El post está excelente”, pero no podemos poner en práctica lo que escuchamos o leemos… entonces, no sirve de nada que nos parezca que algo es poderoso o no.
    Un gran abrazo

    [Responde a este comentario]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE