-Creo que sos muy capaz para conseguir tu deseo.

OJALA

OJALA

 -Ojalá.

 -Ahora que te mostré como hacerlo. ¿Lo vas a hacer?

 -Ojalá

Habitualmente, cuando manifiesto mi credibilidad en la potencialidad de una persona, o cuando le planteo un desafío y luego le pregunto: “¿Lo vas a hacer?”, escucho esta respuesta. Un poco en broma pero con un fondo de mucha seriedad, agrego: -“Ojalá” no vino.

“Ojalá” es una palabra de origen árabe, INSHALLAH que significa “SI DIOS QUIERE”.

De acuerdo a la costumbre de mi interlocutor, también la respuesta “ojalá” puede ser reemplazada por “si Dios quiere”, a lo que entonces agrego: -Me parece que Dios está un poco ocupado con todos los “si Dios quiere” que escucha a diario.

A pesar de ser todo poderoso, no creo que su omnipotencia esté al servicio de que nosotros no hagamos nada por nosotros mismos y todo lo carguemos a su responsabilidad.

“Ojalá” –desde otra mirada, una de apertura y posibilidad- expresa un deseo intenso. Esta es la interpretación que me parece que tendríamos que tomar, puesto que todo empieza con un DESEO. Ahora bien, si el deseo se queda en eso, sólo un deseo, no hay avance hacia una decisión y por supuesto, mucho menos, hacia una ACCIÓN. El DESEO solo es inefectivo.

¿Cuántas veces dejás a Dios que haga las cosas por vos?

¿Cuánto tiempo hace que sostenés un deseo sin hacer nada para hacerlo realidad?

¿A cuantos más hacés responsables de tu propia responsabilidad?

¿Cuáles son los asuntos externos que pueden más que tu propia persona?

¿Cuánto miedo tenés acumulado para usar un pedacito, cada vez que necesitás justificarte por lo que no hacés aunque digas  que lo querés hacer?

¿Cuál es tu zona de comodidad en la que te auto sabotéas con excusas, que le dan poder a tu “NO PUEDO”?

 Tenemos cuarenta millones de razones para fracasar pero ni una excusa. RUDYARD KIPLING

La gente no busca razones para hacer lo que quiere hacer, busca excusas para no hacerlo. William Somerset Maugham

El hombre nace libre, responsable y sin excusas. Jean Paul Sartre

Te pregunto: ¿qué le pasa después?

¿Qué te pasó después?

Sólo tendrás tiempo para lo que realmente te importa y sólo tendrás excusas para lo que no. Anónimo.

Entonces, por favor, no contemos cuentos, y sobre todo, no NOS contemos cuentos.

¿Cuán disponible tenés tu competencia del coraje para decir lo que que verdaderamente sentís?

¿Te gusta la libertad?

¿Es productiva, para vos, la coherencia (hacer lo que dijiste que ibas a hacer)?

¿Qué resultados lográs cuando siempre estás poniendo excusas?

Para vos …¿La responsabilidad de tus actos está afuera?

¿Cómo crees que concluye una vida basada en excusas?

La libertad significa responsabilidad. Es por eso que la mayoría de los hombres prefieren ser esclavos. George Bernard Shaw

Las excusas son directamente proporcionales a la ausencia de responsabilidad.

¿Qué es para vos, la responsabilidad?

Ser responsables es HACERNOS CARGO. RESPON-ABILIDAD quiere decir: RESPONDER CON HABILIDAD. La habilidad se consigue con la práctica, la práctica de no excusarnos, de hacernos cargo de nuestros errores, de ver primero qué parte nos toca de la causa del problema.

¿Cuántas veces respondés “a mí me enseñaron que” o “mis padres no me advirtieron” o “tuve una infancia infeliz”?

Nuestros padres hicieron lo que pudieron y lo que creían que era lo mejor para nosotros y si nosotros nos damos cuenta de que ese cúmulo de CREENCIAS, no nos funciona, necesitamos cambiarlas en vez de seguir haciéndolos cargo de algo que no nos animamos a hacer el esfuerzo de cambiar.

Las leyes de la herencia son un fenómeno maravilloso que nos exime de la responsabilidad de nuestras deficiencias. Doug Larson

Las imágenes del Inconsciente ocupan una gran responsabilidad en el Ser Humano. La falla en entenderlas o la evitación de la responsabilidad ética, priva al Ser Humano de su totalidad y le impone penosos fragmentos de su vida. Carl Jung

Recordemos entonces que: “Ojalá” no “vino”, Dios no da a basto y no quiere de vos un ser despojado de responsabilidad, tus padres hicieron lo mejor que pudieron y el entorno NO es más fuerte que vos ¿O sí? Pensalo.

Varios soldados rasos de una compañía llegaron tarde luego de dos días de licencia.  El oficial estaba muy enojado. Cuando llegó el primer soldado, cansado y fatigado dijo: “Lo siento, mi coronel, pero estuve entretenido con mi novia y perdí la noción del tiempo, y como resultado, perdí el último autobús para regresar al cuartel. Como estaba decidido a regresar en tiempo, tomé un taxi. A medio camino se descompuso el coche. Fui a un rancho que estaba cerca y persuadí al dueño de que me vendiera un caballo. Venía cabalgando rumbo al cuartel cuando el caballo cayó muerto. Así que tuve que venir a pie los últimos diez kilómetros”. Aunque un poco desconfiado, el coronel permitió que el soldado entrara en el cuartel. Sin embargo, después de él, siete otros soldados llegaron retrasados y le dieron la misma excusa: la novia, la pérdida del autobús, el taxi que se rompe, la compra de un caballo, etc. Al llegar el noveno soldado, el coronel le gritó: “¿Y a tí, que te pasó?” “Mi coronel, estuve entretenido con mi novia y perdí el autobús, entonces llamé un taxi y…”  “Un momento”, le gritó el coronel, “no me digas que el taxi se descompuso”. “No señor, mi coronel”, contestó el soldado, “el taxi no se descompuso. ¡Lo que pasó fue que había tantos caballos muertos en la carretera, que no pudimos pasar!”

Además, corrés el riesgo de caer en la falta de creatividad y de ser uno más de la masa que no piensa por sí mismo.

Por el placer de compartir.



OJALA
CC by-nc-nd
Rita Elma Tonelli

Seminario de Coaching Para La Efectividad Personal


Comparte esto

26 comentarios

  1. Bueno, creo que hay algo bello en las excusas, siempre se nos ocurren algunas, generalmente encontramos a alguien que está de acuerdo con ellas y nos dice: “tenés razon” y tienen un poder igual a cero ya que no cambian nada. Creo que las excusas tienen todas las de ganar, por eso es tan útil tener a alguien que nos asista a encontrar una versión responsable del asunto. En ocasiones, llamamos a esta persona Coach.
    Un fuerte abrazo.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    ¡Hola, Andrés! ¡Bienvenido a mi blog! Coincido con vos acerca del proceso de avalar nuestras excusas. Aún la opinión de personas que para nosotros no son cercanas, nos sirve con ellas. Creo que los Coaches estamos equipados con las herramientas necesarias para esa asistencia, y la posibilidad de asistir a las personas para que despierten y observen los resultados que están teniendo con ese comportamiento, particularmente, me llena de gratificación. Otro abrazo para vos, colega!

    [Responde a este comentario]

  2. Hola Rita:
    Me gustó los diferentes matices que interjuegan en tu escrito, como la responsabilidad, habilidad, las creencias entre otras. Si bien hoy por hoy es difícil encontrar personas responsables considero que somos todavía parte de una generación que aporta un granito de arena a las generaciones que están viniendo. Todavía CREO y trato de no poner excusas. Un saludo cordial.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola Graciela! ¡Gracias por leerme! Quiero agradecerte por compartir tu mirada y además, contarte que “fácil”, “difícil”,etc. son sólo JUICIOS que determinarán nuestras creencias y por ende, nuestro accionar en la vida. Te felicito por tu creencia final -valga la redundancia…porque en este caso, es necesaria- de CREER y la comparto con vos, amiga. Todas las personas que pensamos que somos útiles con nuestro trabajo terminamos juntándonos, tarde o temprano, para generar un grupo poderoso que no cejará en su misión de ayuda y divulgación con nuestros granitos de arena. ¡”Tratar de” es estar alerta a nuestro comportamiento para hacer los cambios que necesitemos, si algo no nos está funcionando! ¿Habrá algo más iluminador? Un abrazo!

    [Responde a este comentario]

  3. Querida Rita:

    Aún recuerdo el día en que aprendí, siendo adolescente, en una clase de historia, el significado de la palabra Ojalá, ya que el profesor estaba explicando la influencia árabe en España.
    Cantidad de personas pasan depositando sus fracasos, en sus padres, el gobierno, el país en que nacieron y millones de cosas más.
    Es un autoengaño, con el que nos saboteamos a nosotros mismos.
    No significa que yo no tenga por momentos ese comportamiento, pero como expresé en otro de tus muy valiosos artículos, desde hace algún tiempo siento que estoy ejerciendo más el liderazgo sobre mi misma, por lo que el tema de las excusas y la responsabilidad a asumir, lo puedo ver y sentir con mayor claridad.
    Tu aporte y el de todos estos grandes pensadores, es muy enriquecedor.
    Felicitaciones por tu labor.

    Un gran abrazo de Iris

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    ¡Muchas gracias, Iris, por tu aporte, comentario y el compartir tu propio proceso! Cuando digo que con el feedback que proveemos ayudamos a todos a crecer, me refiero a que las experiencias personales y las miradas diferentes SIRVEN de ejemplo, de motivación, de un despertar para todos los demás, así como las de los demás nos sirven a nosotros. Para mí, es importante tener claro cómo – como bien decís- nos autosaboteamos con las excusas, a partir de ahí, podemos caer en ellas pero nuestro objetivo de avance permanente en nuestra evolución, nos “llamará” la atención para que rectifiquemos nuestra conducta. Yo, quiero felicitarte a vos porque has superado la valla pudiendo así, reconocerte por tus logros. ¡Gracias por tus conceptos acerca de mis artículos! Un abrazo, amiga.

    [Responde a este comentario]

  4. Hola Rita
    Muy buen artículo. Las excusas hay miles y ninguna nos lleva a las metas y lo peor de todo es que siempre hay personas que respaldan nuestras excusas y es por eso que muchas veces nos las creemos, pero también muchas veces esas excusas nos hacen sentir muy mal. Es por eso que debemos asumir las consecuencias de todo lo que hagamos, sean favorables o no y pensar antes de actuar.

    Un fuerte abrazo
    César

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    ¡Hola, César! Si te fijás en los otros comentarios, verás que hay uno que coincide con tu reflexión. Lo menciono porque es un aporte valiosísimo: observar que siempre hay alguien que nos apoya en nuestras excusas y esto nos deja “tranquilos” porque nos parece que está bien lo que estamos haciendo. Creo que es el gran momento de sentirnos bien cuando nos sentimos mal por no hacernos cargo. Ese es el DARSE CUENTA y marca el principio del ejercicio de nuestra responsabilidad…la que como digo en el artículo, y reafirmo aquí, nos lleva a la libertad. ¡Gracias por convidar tu mirada! Un gran abrazo para vos, amigo.

    [Responde a este comentario]

  5. Responsabilidad = Responder con habilidad, me encantó, la habilidad se consigue con la práctica, con educación y perseverancia y así aprendemos a hacernos responsables.
    En unas presentaciones de multinivel presencial, un líder siempre cerraba con esta frase “Dios siempre quiere” cuando el prospecto decía “Si Dios quiere”.

    En eso consiste el libre albedrío, Dios siempre quiere aquello por lo que nosotros nos hacemos responsables.
    Pero el Hombre siempre está evadiendo la responsabilidad desde el Génesis, recordemos aquello de “…la mujer que diste por compañera, me hizo comer de la manzana…”

    Ojalá

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    ¡Buenísimo, Kiko! ¡Gracias por este aporte tuyo! ¡Gracias! Hoy respondí a otro comentario con algo parecido de lo que te escribo a vos: Participar proveyendo la mirada propia y las experiencias y conocimientos personales, SIRVE a esta comunidad que se va formando unidos por el interés de la mejora continua, por eso, me interesan tanto los feedbacks de todos los que ayudan con ellos. “Dios siempre quiere”, el “libre albedrío” y las palabras del Génesis…¡Wow, amigo! ¡Que bueno tenerte por aquí! ¡Mil gracias, de nuevo!

    [Responde a este comentario]

  6. Hola Rita, mmm… ojala!!! palabra usadisima, siempre.
    Las excusas, producto de nuestros miedos, de no querer hacernos cargo de lo debemos hacer… Aveces, nuestras ingeniosas excusas me hacen pensar, si hubiera utilizado toda esa creatividad para lo que tenia que hacer y no para fabricar la excusa, seguramente hubiera sido un resultado brillante.
    Yo como emprendedora se, que de nada sirven las excusas, solo desidirlo y tomar acción es el camino adecuado y el que siempre intento seguir.
    Gracias , como te digo siempre, por hacernos reflexionar.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    ¡Brillante vos también, Andrea! ¡Vamos muy bien con tu proceso de Coaching! Te comenté que estabas preparada para transitarlo. Juzgo tu reflexión como maravillosa. Espero que muchos te lean. “Si hubiera utilizado…”, es así, amiga. Pocos se ponen a pensar el trabajo agotador que significa inventar una “buena excusa”. Mi observador sobre tu trabajo me dice lo mismo que vos escribís, es más él, lo MUESTRA todo el tiempo. Dos grandes acciones las que traes al intercambio: Decidir y actuar. ¡Felicitaciones por tu postura, tan productiva! Un beso grande!

    [Responde a este comentario]

  7. Gracias por este fabuloso artículo. Me has gustado mucho saber que ojalá significa si Dios quiere. Je,je, las excusas. Yo siempre digo, ya están estas personas dandome excusas. Son los eternos que sufren de “excusitis”. Tienen excusas para todo y claro, nunca hacen nada. Un saludo.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola, Mari Carmen! ¡Bienvenida! ¡Que bueno que estés por aqui! Es así, como decís, amiga. Justamente, el poder de las excusas es el de transformarnos en seres inefectivos y faltos de responsabilidad. La “excusitis” es una de las peores enfermedades, porque puede matarnos aunque sigamos respirando. ¡Gracias por tu comentario! Abrazos!

    [Responde a este comentario]

  8. Hola Rita que bueno y oportuno tu artículo. Francamente pienso que las excusas son precisamente OTRO de los secretos que diferencian a las personas EXITOSAS y a las personas fracasadas.
    Cómo dice Iris; ya es tiempo de que ejerzamos el liderazgo sobre nosotros mismos.
    Un abrazo.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola Luis! ¡Gracias por tu comentario! Estoy de acuerdo con vos! Las personas exitosas, lo primero que aprenden, es a hacerse cargo de sus acciones, sus respuestas, su manera de conducirse en la vida. ¿Cómo se puede liderar a alguien respondiendo con excusas? Pienso como Iris y ahora que conozco tu postura, también como vos. Saludos, amigo.

    [Responde a este comentario]

  9. Hola Rita.
    Me encantó tu articulo, nos hace pensar y reflexionar en nosotros mismos. Siempre nos vemos tentados a poner excusas para tapar algún error o falla que hayamos cometido. También muchas veces las personas se autoconvencen de sus propias excusas o mentiras y llegan a vivir en una permanente vida paralela de excusas y todo es por no querer tomar las riendas de sus vidas tal cual es, no asumir sus errores o su falta de responsabilidad frente a ellos y a los demás, es muy fácil estar en su zona de confort y no asumir su vida tal cual es.
    Por eso me encantó la frase que pusiste : La libertad significa responsabilidad. Es por eso que la mayoría de los hombres prefieren ser esclavos.
    Excelente tu articulo, te felicito.
    Un saludo muy grande para ti.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola, Perla: ¡Sos muy bienvenida! Gracias por estar aquí! Te quiero hacer un reconocimiento especial por haber compartido tu sentir con respecto al tema, de eso se trata el sentido de los comentarios en los blogs, para mí…del poder que tiene la sinergia que se produce entre todos los comentaristas. A mi también es la frase que más me impacta, la que mencionás. Darse cuenta de nuestro accionar en un contexto de excusas, puede ser la apertura de la gran puerta que nos lleva a hacernos cargo de nosotros mismos…y allí nace la responsabilidad. ¡Claro que a veces cuesta esfuerzo! Pero, amiga, ¡Vale la pena! Gracias por tus palabras. Un abrazo!!!

    [Responde a este comentario]

  10. Miguel Araujo - Experto en SEO

    Hola Rita me e reído con la pequeña historia del final esta buena, las excusas siempre existen y el ojala no falta nunca.

    Comparto completamente que Dios quiere que nos valgamos por nosotros mismo y que logremos nuestros objetivos, en todo este tiempo que llevo haciendo negocios por Internet e escuchado muchos ojala, y e dado muchos ojala. hay que aprender a valernos por nosotros mismo, que estés super bien, muy buen post, saludos.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola, Miguel! La historia es de final imprevisible ¿verdad? Veo que coincidimos en nuestra forma de pensar con respecto al uso y abuso de “¡Ojalá!”. Me alegra que te haya gustado y también haber podido transmitir en su específico sentido, lo que intentaba. Creo además que parte de cada uno de nosotros quienes si nos hacemos cargo -como en todo cambio- hará que los demás piensen y se den cuenta que excusarse es sólo una actitud inefectiva que sirve para auto sabotearnos. ¡Saludos!

    [Responde a este comentario]

  11. Auchhh, que peligrosa esa palabra que ya no quiero ni escribir ni pronunciar nunca más, lo dices muy bien es como que hago responsable a otros de mi propia responsabilidad.
    Voy a compartir tu post, creo que debe ser difundido

    Gracias Rita por brindarnos tanto valor amiga

    Un saludo especial para ti

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola, Oscar! ¡Eso, amigo! A borrarla de nuestro vocabulario a no ser que sea para decir: “Hasta mañana, si Dios quiere! o similar, porque es en la única situación en que -para mí- es válida, cuando las cosas no dependen de nosotros, sino de lo que Dios nos tiene asignado. Gracias por compartirlo! Gracias por tu comentario y tu reconocimiento! Saludos!

    [Responde a este comentario]

  12. Y por el placer de comentar te diré Rita que tus artículos no son solo lineas que leer regularmente, quien de verdad aprecie la cultura de forma empeñosa, contigo habriría su mente.

    No soy amigo de pasar el tiempo visitando blogs haciéndome fama, ni me gusta echar falsos halagos solo por cumplir un compromiso social.

    Tu blog es una parada oficial en la web, así que esta vez no voy a glorificar tu articulo porque todos son de gran calidad y me siento libre de leer no solo uno, leo de ti cuanto quiero porque tu trabajo simplemente es maravilloso.

    Sin embargo, lo que si voy a alagar, es tu buen gusto por la escritura, y la formación de las palabras para facilitar nuestra lectura, la cultura y tu forma de transmitir lo que sabes.

    Como bien mencionas al intermedio en una frase conmovedora acerca de la libertad . Esta significa responsabilidad, de la misma forma me siento libre al saber que puedo navegar por todo tu blog porque a la vez lo hago también por la profundad de tus pensamientos y reflexiones una y otra.

    Eso, solo eso… Nos hace mas humanos, propietarios y grandes hermanos enlazados por ese gusto tremendo por compartir nuestra esencia.

    Por lo demás… seguiremos escribiendo nuestras historias.

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Querido Hugo: Me emocioné con tu comentario. A veces, nos cuesta recibir el reconocimiento, tenemos miedo de hacer nacer nuestra soberbia. Por mi parte, trato de equilibrarme porque sí he aprendido a RECIBIR, actitud que postulamos desde el Coaching porque ayuda a las personas en la construcción de su autoestima. Tus palabras me impactan con tu honestidad y tu libertad -ésa que está presente en todo lo que escribís, para que otros lo reciban o para que otros despierten, cuando es un artículo tuyo-. Observo un gran feeling en nuestras formas, eso me hace muy feliz. No porque no quiera recibir críticas, las críticas me estimulan a seguir cuestionándome para mejorar cada día, siempre y cuando, las perciba como auténticas. Lo que me pasa con aquellos con los que acuerdo, es que me muestra un vínculo de ida y vuelta, que también aporta a la mejora de los integrantes del mismo, y la posibilidad de un crecimiento mutuo empieza una sinergia con posibilidad de resultados extraordinarios. También me confirma en lo que pienso de vos…tenés coraje, no aceptás las convenciones nada más porque te pueden beneficiar sino que mantenés tu integridad en donde quiera que sea. Estoy muy agradecida por tus palabras y realmente, feliz. Desde mi alma…¡Estoy encantada de que estés en mi camino!

    [Responde a este comentario]

  13. Hola Rita, no sabia el significado de la palabra “ojala”, pero al enterarme del mismo entiendo porque se adapta tanto a nuestra gente en Latinoamerica. No quiero polemizar y no quiero que se me tome a mal (es una reflexion), pero el tipo de educacion y de mentalidad que se ha recibido por años (siglos) aqui en esta parte del mundo ha hecho que nos hagamos “Dependientes de los Designios de Dios”, esto es, dejamos en sus “manos” toda la responsabilidad de lo que nos pasa, para bien o para mal, pues es lo mas facil para eludir la propia responsabilidad y evitar comprometerse. Me gusto lo que lei en otro comentario “Dios siempre quiere”. Yo estoy completamente seguro que con aportaciones tan maravillosas como las que tu entregas en tu blog, y con los cientos y miles de recursos que hay hoy en dia para el desarrollo personal y crecimiento interior a traves de internet, libros, conferencias, etc, la mentalidad esta cambiando rapidamente, en todo nuestro continente hay cada vez mas personas que son “hacedores” en vez de “esperar que Dios o alguien o algo les resuelva la vida”, es un proceso lento, pero ya va rindiendo frutos. Yo siempre digo “Dios hace su parte, uno tiene que hacer la suya”. Felicidades por este estupendo articulo, es un placer leerte. Muchos exitos para Ti!!

    [Responde a este comentario]

    admin Reply:

    Hola Carlos: Un placer leerte a vos! Coincido con lo que decís, y lo muestro porque creo en ello. A veces, mientras dejemos claro (diciéndolo o no) que nuestra intención no es polemizar o agraviar a nadie, es el momento de decir lo que pensamos, esto también es parte de nuestra responsabilidad porque nos estamos haciendo cargo (somos responsables) de nuestra opinión. Si pasáramos por la vida diciendo “Sí” a todo lo que observamos pasible de cambiar para una mejora personal y de todos, muy poco aportaríamos al mundo. ¡Te felicito, amigo! Veo que estamos en la misma sintonía, y como muy bien resaltás, poco a poco pero permanente e insistentemente, el cambio está tomando su lugar para que esta sea definitivamente, una sociedad mejor. Sé que te motiva -por tus palabras y actitud- pertenecer a los hacedores. Quiero que sepas en forma manifiesta que a mí también, y que en esa misión que ilumina mi vida, tengo momentos de bienestar supremo cada vez que alguien, como ahora vos, me “avisa” que es mi compañero de camino. ¡Estoy sumamente agradecida por tus palabras! Espero verte a menudo por aquí. Un abrazo.

    [Responde a este comentario]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE