Un pobre empleado se acerca a la oficina del jefe y le dice:

-Disculpe, señor gerente… pero hace seis meses que no cobro…

-Está disculpado, García.

 

-¡Timbreeee! (gritás, mientras caminás apurado, por un  pasillo de tu casa)

No sé lo que quería el pobre empleado, pero no obtuvo nada.

No sé qué querés vos cuando gritás “timbre”.

Vos y el empleado ¿Están pidiendo algo?

Si es así, difícilmente lo vayan a conseguir.

 Quizás porque los héroes de películas e historietas siempre “se las arreglan solos”, con sus poderes rayanos en la omnipotencia, quizás porque las creencias nos llevaron a pensar que pedir es mostrar debilidad, quizás simplemente, porque no aprendimos su importancia, el resultado es que no estamos acostumbrados a pedir, pero sí a quejarnos por lo que no conseguimos.

Desde la transparencia en la que habitualmente vivimos, sólo registramos nuestro disgusto, cuando queremos que alguien haga algo por y para nosotros, y nunca prestamos atención a que, muy posiblemente, no lo hayamos pedido…o lo hayamos pedido defectuosamente.

¿Tenés disponible el pedido?

¿Cómo pedís?

¿Decís expresamente lo que querés o “lo das a entender”?

¿Quién te dijo que pedir implica que seas débil en algún dominio?

 

Aprendimos que es mejor dar que recibir. Es momento de revertir esa creencia. Dar es maravilloso y nos permite practicar la generosidad y el compartir, pero saber recibir es una competencia que nos hace disponible otra acción maravillosa que viene inmediatamente después, agradecer.

¿Cuál es tu conversación interna respecto de recibir?

¿Te suena “No pido porque no quiero deber nada a nadie”?

Detrás de esta oración, está “No quiero tener que agradecer”.

Te recuerdo que la Biblia dice: “Pide y recibirás”.

La acción del pedido está conectada con aspectos profundos de tu Ser, y aprender a pedir involucra las palabras exactas, qué quiero, cuándo lo quiero, cómo lo quiero. Además debe haber un oyente que esté capacitado para darme lo que necesito.

Si le pido a un niño que me haga un diseño arquitectónico, estoy pidiendo a quién no me lo puede dar.

Si grito desesperadamente, “¡Timbre!”, no estoy teniendo un oyente.

Los pedidos a los que les falta algún componente, no son efectivos.

Para pedir tenés que estar en una emocionalidad determinada que sea coherente con tu pedido.

Si hablás titubeando, en voz baja, entrecortadamente…

¿Te parece que tu pedido será escuchado y concretado?

Para pedir, tenés que tener una corporalidad determinada.

Si mirás hacia el piso y tus hombros te pesan, al momento de pedir… ¿Cómo te parece que será la respuesta del oyente?

Ahora bien, para pedir, tenés que empezar por saber con exactitud, Qué Querés.

¿Qué querés en cada dominio de tu vida? ¿Físico, Intelectual, Emocional, Espiritual?

¿Qué querés, amigo?

¿Sabés lo que querés?

 

El pedido es una competencia que nos abre espacios de posibilidades para conseguir resultados extraordinarios.

 La respuesta a tu pedido puede ser:

Sí.

No.

O puede haber, una apertura a negociación.

El sí y la apertura a la negociación son bienvenidos… ¿Y el No?

Tenés que prepararte para recibir un NO. Que tu oyente pueda decir que No, habla de su integridad y de los límites que establece para su vida.

¿Y cómo te preparás?

Con algo que te sugiero empezar a practicar…

Cuando nuestro oyente dice No a nuestro pedido, No nos lo dice a nosotros, a nuestro Ser, sino al pedido…pero esto es tema de un próximo post.

Te dejo con una historia…

 

Un hombre encontró una botella mientras paseaba por la playa. La levantó de la arena y le sacó el tapón. De repente comenzó a salir humo de la misma, y apareció un genio.

El genio dijo:

– ¡Gracias por librarme de la botella que me tuvo preso tanto tiempo! Ahora, en recompensa te cumpliré tres deseos.

– ¡Fantástico! – dijo el hombre -siempre he soñado con esto y sé exactamente lo que quiero. Primero, quiero un millón de dólares disponibles en mi cuenta corriente del banco, ahora mismo.

En un instante, aparecieron varios recibos de depósitos de banco, en las manos del hombre.

– Mi próximo deseo es tener una Ferrari roja, último modelo.

Inmediatamente, apareció el automóvil.

– Finalmente, quiero ser irresistible a las mujeres.

El genio lo tocó con su mano y lo convirtió… ¡en un perfume francés!

 

Por el placer de compartir.

 Tengo dos pedidos para vos: te pido que te suscribas a mi Newsletter electrónico gratuito, aquí en el costado derecho y que me dejes tu comentario sobre este artículo, ambas cosas, ya, antes de irte de aquí. ¡Mil gracias!

Ah! Una pregunta: ¿Tiene mi pedido todos sus componentes?

 

 
Seminario de Coaching Para La Efectividad Personal


Comparte esto

26 comentarios

  1. Hola, Rita:

    Justamente tus palabras llegan en un momento de mi vida en que estoy acostumbrándome a pedir ayuda cuando la necesito, ya que antes me costaba más, sentía que podía molestar a los demás.
    Con las nuevas TICS todos estamos en un continuo aprendizaje y tenemos diferentes niveles de capacitación, por lo que hay momentos que precisamos la guía de otra persona más experimentada en determinada materia.
    Y realmente es gratificante pedir de manera oportuna y tambier establecer una relación basada en el respeto y la confianza, por lo que creo mucho en el trabajo en equipo, ya que podemos potenciar nuestras habilidades y dar mucho también a nuestros compañeros.
    Felicitaciones y gracias por estar siempre cumpliendo tu misión de coaching ontológica y desde luego, amiga.

    Un gran abrazo y cariños de Iris
    Iris Moreno Roca publicado recientemente..Copyleft: Se Legal y ComparteMy Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    ¡Hola Iris! ¡Gracias por compartir tu propia experiencia en este campo! ¡Es realmente gratificante superarnos a nosotros mismos y a nuestras creencias limitantes, en pos de lo que queremos ser.
    Las personas podemos mucho más de lo que creemos y estoy con tu mirada de que se necesita un observador que nos guíe en el camino de nuestro descubrimiento.
    ¡Muchísimas gracias por tu comentario, amiga!
    Saludos

    [Responde a este comentario]

  2. Gracias Rita, nuevamente. Indudablemente una de las aristas del pedir tiene que ver con la humildad de quien pide. Pedir incluye necesariamente el registro de que algo nos falta, y esto lo hace una cuesta empinada muchas veces dado que no es sencillo para determinadas personalidades aceptar esta dimensión de sí mismos. Alguien me dijo hace algunos años “tené la humildad de aceptar este regalo”… y me dejó “patas para arriba”…!!! Nunca lo había visto de ese modo, pero seguramente algo en mí me limitaba y trabajé sobre ese costado que ya no podía negar.
    También comparto con vos el atavismo cultural que nos insiste en que es mejor dar que recibir…Falso!! Creo que las vertientes que alientan esta posición dan también para otro post, pero dejame citar sólo a Mario Benedetti que dijo alguna vez: “la generosidad es el único egoísmo legítimo…” Tal vez ahí resida el placer de dar, en eso que nos completa al convertirnos en dadores de lo que supuestamente otro no tiene y nosotros si, dicho esto sin intención de despojar al dar de sus emociones afectivas, sinceros sentimientos empáticos por el otro y amor cierto hacia el mundo.
    Te agradezco estas comunicaciones que nos abren a un espacio de reflexión y de encuentro con otros seres dispuestos a crecer en las coincidencias y los disensos.
    Todo mi cariño
    Patricia

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola Patricia! ¡Te agradezco tu comentario y tu aporte que amplía y ayuda a la comprensión de mi artículo!
    El relato de tu experiencia con respecto a la aceptación de un regalo, me parece…Poderoso.
    Un agradecimiento aparte por la frase de Benedetti, un iluminado de la poesía, para mí.
    Aprecio el disenso y le confiero el valor enorme de sinergizarnos como seres productivos y abundantes.
    Un abrazo!

    [Responde a este comentario]

  3. Hola Rita, primero te respondo que si, efectivamente, tu pedido tiene todos sus componente. Segundo, este post me gustó mucho y me sirve de repaso. También me gustó el cuento y el personaje de la imagen! Saludos

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Je, je! Respuesta digna de un alumno avanzado de mi curso de Coaching a quien admiro todos los días un poquito más por su entrega, su estudio, su esfuerzo y su tesón.
    ¡Gracias por tus palabras! ¡Y vamos por más!
    Un abrazo

    [Responde a este comentario]

  4. Hay rita…, siempre me río mucho con tus ejemplos y cuentos tan oportunos, supongo que porque me siento identificada en ellos, claro que también, me hacen refeccionar y mucho.
    Importantisimo este tema de saber pedir, muchas veces creemos que lo pedimos o lo damos por sentado que “obvio”, (palabra característica en mi) que lo estoy pidiendo, pero la interpretación del otro puede ser una muy diferente a la mis.
    Declaro, que tengo que trabajar mucho en este tema, y aprender a pedir claramente lo que realmente quiero, como y cuando lo quiero.
    Gracias. 🙂
    Saludos.
    Andrea torres.
    Andrea Torres publicado recientemente..Como poner precio a tus productos en PinterestMy Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola Andrea! Creo que los cuentos -como dice B ucay- no son para dormir chicos sino para despertar adultos, y además tienen el poder de impactar en nuestro dominio emocional. ¿Qué pasa entonces? Que el cuento lo recordamos y cuando hacemos eso, nos aparece inmediatamente el tema al que se refería, y ya ahí, nos acordamos de más detalles del mismo. Son una herramienta muy poderosa para aprender, y si tienen algo de humor, pues, más efectivos serán.
    En general, no se presta atención al pedido, y necesitamos hacer eso porque pedir incorrectamente es la causa de que no nos guste lo que recibimos y que nos hace enojar.
    Muy buena declaración, amiga!
    Un abrazo.

    [Responde a este comentario]

  5. Realmente ese es un grave problema que tengo, el no querer pedir sin embargo suelo acceder sin problemas con la mayoría en la hora de ayudar sin esperar nada a cambio.
    El no querer deberle nada a nadie es algo que quizás por orgullo algunos tenemos pero cierto, hay un dicho que dice el que no llora no mama.. y la gente o nuestros allegados no pueden saber lo que necesitas si no lo pides. Me sirvió bastante esta reflexión y espero lo antes posible ponerla en practica saludos desde Paraguay.!!!

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Cirilo!
    Gracias por hacerme saber que te sirvió lo que escribí. Es importantísimo darnos cuenta de esta incompetencia porque a partir de allí, podemos cambiarla haciéndonos competentes en algo tan poderoso.
    Espero saber de vos y de tus progresos en este sentido.
    Un saludo muy grande y¡Viva Paraguay!

    [Responde a este comentario]

  6. Me pareció muy interesante el tema porque creo que está muy relacionado con la comunicación, en todos sus aspectos, ser claro, preciso, concreto, breve, y todo lo que comprende, porque cuando en el cuento se habló de deseos relativos a dinero o autos se cumplieron estos requisitos, pero cuando ya se refirió a una cualidad como ser irresistible ya no y en ella es posible comprender muchos atributos como el perfume, que tiene su gran encanto. Lindísimo! Importanta para conseguir lo que se desea. Gracias. Cariños. Alicia

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Alicia!
    Efectivamente, cuando hablamos de cosas concretas, no confundimos, cuando usamos juicios (“irresistible”, “hermoso”, “precioso”) no nos damos cuenta de su valor relativo y es allí donde cada uno puede entender lo que quiera.
    ¡Gracias por tus palabras!
    Un abrazo

    [Responde a este comentario]

  7. Rita, que tema que tratas hoy!!!
    Siempre escuche desde niña: “no dependas de nadie, tenes que hacer todo vos” y realmente lo aplico por demás. Generalmente hago todo yo, lo que este y no este a mi alcance, no me gusta pedir nada, pero a veces espero la ayuda sin pedir y cuando no recibo respuesta eso me hace enojar mucho, aunque la otra persona no sabe que estoy esperando su ayuda. Es complicado y es un gran error mio, lo sé, pero esta tan arraigado en mi, que siempre caigo en lo mismo. Tambien me pasa que cuando pido algo, como yo siempre trato de solucionar todo para ayer, si no tengo una respuesta inmediata, tambien me enojo, Soy muy enojera, jaja si es que se dice asi. Tengo como Andrea que hacer un curso para aprender a pedir y no enojarme.
    Gracias Rita por hacernos reflexionar.
    Te felicito por el articulo.
    Un saludo muy grande para ti.
    Perla publicado recientemente..La importancia de los videos subtitulados.My Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    ¡Qué poder el de las creencias, limitantes, Perla! ¿verdad? “está tan arraigado en mí”. La buena noticia es que lo más arraigado…también se puede cambiar si así nos lo proponemos. ¿Te imaginás una vida en la que nuestros arraigos nos hicieran sufrir todo el tiempo? ¿Cuánto podríamos soportarlo? El soportar consecuencias de nuestras acciones perjudiciales para nosotros mismos, es lo que nos va desgastando hasta que ya no podemos encontrarnos como creemos que somos, sino como hemos llegado a dejar de ser por su práctica.
    Cambiar un hábito sólo requiere empezar, primero en forma voluntaria hasta que se arraiga en nosotros. Todo lo que nos hace bien es lo que necesitamos arraigar.
    ¡Gracias a vos por leerme!
    Un abrazo!!!

    [Responde a este comentario]

  8. Hola Rita, ya ves que tus deseos son ordenes para el Universo.
    Pienso que tu pedido estaba completo y que en ocasiones nos falta algo para que se haga realidad. Nos falta más conciencia de lo que buscamos. A través de historias como la que has contado, nos puede ayudar a darnos cuenta de lo que nos falta para conseguir lo que queremos o porque nos salen otras.
    Un abrazo

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Teresa! Más que mis deseos, era un Pedido, por eso lo hice. ¡Mil gracias por contestarme! Veo que con vos tuve otro elemento del pedido, que es un oyente válido.
    Muchísimas gracias por tu aporte, para todos nosotros.
    ¡Sigamos buscando…a ver qué es lo que realmente queremos! ¿Te parece?
    Un abrazo.

    [Responde a este comentario]

  9. Hola RITA;

    Muy completo y excelentemente explicado el punto “No me dan lo que quiero”. Lo que mencionas y como lo describes es muy entendible. Creo que para la inmensa mayoria se cumple la parte de para no verme como el que no se o inferior como persona por no saber, mejor no pregunto y me bastengo de hacerlo.

    Me gusta la parte de NO RECIBIS, PORQUE NO PEDIS o no sabes pedirlo. Muchas personas por no atreverse a pedir algo le dan muchas vueltas y terminan confundiendo al oyente y al final con tanta vuelta terminan no diciendo nada. Es mejor pedirlo directo y sin vueltas para no terminar convertido en Perfume.

    Felicidades y Gracias por compartir.
    Armando Villasenor publicado recientemente..Tu Trabajas en Internet GRATIS?My Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    ¡Gracias, Armando por tu comentario y aporte!
    Es lo que suele pasar, nos quejamos de lo que no conseguimos y…no lo hemos pedido o lo hemos pedido en forma incompleta o incorrecta.
    Además, es una competencia que necesitamos tener los que estamos al frente de cualquier emprendimiento o negocio, sin mencionar, la importancia del pedido en la vida personal.
    Saludos cordiales.

    [Responde a este comentario]

  10. Hola Rita, que importante tema, yo creo que debe haber un equilibrio entre saber dar y saber pedir, muchas personas no son capaces de pedir por haber sido inducidas desde pequeñas a ser autosuficientes, esto limita muchas veces la interacion con los demas y por el contrario algunos no piden o no saben hacerlo por no creerse merecedores, entre estos dos puntos hay tantas variaciones como tonos de gris entre el blanco y el negro. Lo cierto es que no es algo que no pueda cambiarse, con voluntad, con comprension y conocimiento de si mismo, puede hacerse. Exitos!
    Carlos Gerardo publicado recientemente..¿Quieres Desarrollar Tu Capacidad de Concentracion?My Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Carlos!
    También considero este tema uno muy importante para nuestro crecimiento y transformación porque los impedimentos para pedir muestran siempre un incapacidad nuestra que necesita desarrollarse y transformarse.
    Muchísimas gracias por tu comentario y aporte!
    ¡Saludos!

    [Responde a este comentario]

  11. A mi me pasa lo que a Andrea.. Me parto de risa con tus cuentos que pones como ejemplo.
    Lógicamente es una palabra molesta “pedir” ¿A quien le gusta pedir?.. Pero nos resulta tan molesta porque no sabemos interpretarla como en realidad merece. En el diccionario de la lengua española te viene las tres primeras definiciones exactas “Rogar, exigir, poner precio a las cosas.
    Pero cuando hablamos de pedir ayuda, no hablamos de exigencias, ni de ruegos, ni le estámos poniendo precio a nada.. Tan solo pedimos ayuda. No es ni siquiera un favor, simplemente es algo que todos los seres de la tierra necesitamos, colaboración, implicación, compañerismo, ideas, segundas opiniones para obtener opciones a lo que no podemos conseguir por lo que sea, por nosotros mismos.
    Yo he tenido que pedir ayuda muchas veces en mi vida, y creeme, se me negó descaradamente. Pero nunca perdí la confianza en todas las personas, por lo que algunas si se ofrecieron. Nunca me dió verguenza pedir ayuda a un amigo. Verguenza sentiría si hubiese robado, traicionado, mentido.. Pero por pedir ayuda con la verdad jamás.
    Será por este motivo que a mi me gusta hacer lo mismo, ofrecerme sin necesidad de que me lo pidan. Si yo sé que alguien tiene un problema, por qué esperar a que me pida ayuda?.. Sé que la necesita y se sentirá mejor si yo me ofrezco, que si me lo tiene que pedir y para eso, para ver si alguien necesita ayuda cuando te cuenta un problema, no hace falta estudiar ciencias sociales.
    Podría basarme en decir.. -Que me lo pida- .. pero yo no valgo para hacer pasar un mal rato a nadie.
    Lo que te quiero decir con este muro que ladrillo a ladrillo he construido, jajajaja.. es que no nos atrevemos a pedir, porque hemos recibido tantos nóes, y hemos dado con tanta gente que no le gusta escuchar y duda del problema de uno, y la gente que nos rodea pasa tanto de hacerse cargo como amigo o como lo que sea, que a uno se le quitan las ganas.
    Más que aprender a pedir, tendríamos que aprender a ser más solidarios. Porque de boquilla todos somos muy buenos, hasta yo.. mientras no se demuestre lo contrario.
    Excelente tu tema.
    Un besote Rita.

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Mari Carmen!
    Me alegra que te gusten los cuentos y anécdotas porque a mí me encantan y tienen un poder enorme para clarificar lo que pretendemos decir. Es una técnica -Storytelling, así se llama- que abrazo. en alguna oportunidad he contado por qué, ya te lo comentaré en otra oportunidad.
    Me encanta tu parecer y es propio de una persona solidaria, justamente, sin embargo la dificultad para pedir la tienen una gran cantidad de personas por todas las razones que expuse y desde el Coaching, sostenemos que aprender a pedir nos permite salir de cualquier problema, por eso le doy tanta importancia. No creas que todas las personas reciben noes por respuesta, no siempre es esa la causa del no pedir, a veces hay un poquito de soberbia (¿Cómo voy a pedir yo? ¿Qué va a creer aquel al que le pido? ¿Que son débil? ¿Que soy ignorante?), a veces sí que está la vergüenza, también.
    Sabía que te iba a interesar este tema y venía a cuento que te lo mostrara.
    Muchísimas gracias por tu ladrillo… ¡los amo! Son un ejemplo de participación que me emociona. Comentar es dar, he dicho muchas veces, se muestra que valoramos el trabajo del otro, que podemos expresarnos, que aportamos otras miradas… ¿no se está dando con todo esto? Y sin embargo, fijate -y yo insisto en mis pedidos porque es una habilidad que tengo muy bien aprendida y contextualizada (yo pido, el otro está en todo su derecho y aceptaré su respuesta, de decir que no), y sin embargo, muy poquito a poco estoy desarrollando la capacidad de la gente a entregar su opinión sin miedos…
    ¡Saludos y gracias de nuevo!
    Un abrazo

    [Responde a este comentario]

  12. Excelente!!!

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    ¡Gracias, Dolymar por tu reconocimiento! Me alegra que te haya parecido así.

    [Responde a este comentario]

  13. Pingback: Conversar. Principio Y Fin De Quien Sos | Rita Tonelli Coach

  14. Muy bueno

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    ¡Muchas gracias por tus palabras!
    Saludos

    [Responde a este comentario]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE