el secreto de pasar a la acción“Pasar a la acción” es la única y máxima posibilidad latente que te permite…

Salir de lo que ya no querés.

Encaminarte hacia dónde vas.

Resolver un conflicto.

Generar creatividad.

Auto-motivarte.

Destruir la conversación interna que te paraliza.

Y así, podría seguir y seguir dándote situaciones en las que la solución es accionar.

 

¿Por qué cuesta tanto “pasar a la acción”?

¿Importa realmente saber esto?

Particularmente, creo que no. En cambio, sostengo que lo que necesitás es una herramienta para poder hacerlo.

 

Piensa antes de hablar, pero no pienses demasiado antes de actuar.

Esta es una de las claves para lograr este acto de accionar.

 

Ante la pregunta: “¿Te parece que sería importante que hicieras algo (acción)?”

Lo que nos aparece es: More »

Comparte esto

¿Querer es poder?quiero hacer pero no puedo

Claro que sí, lo que sucede es que no nos detenemos a analizar por qué

ese “poder” se nos escapa entre las manos sin que nos demos cuenta,

y nos quedamos sin hacer. Entonces, nos enojamos con nosotros mismos,

nos auto juzgamos porque “sabiendo” que querer es poder, llegamos a

una conclusión muy pobre sobre nuestro Ser: “¿Cómo puede ser que yo

no pueda?” “¡Soy un “desastre”!”

Los cambios empiezan por nuestra forma de pensar. ¿Pensás en el fracaso?

El fracaso no existe, solo existen los resultados. Esto significa que si te

habituas a ver resultados, podrás valorar como “buenos” o “no tan buenos”

pero no tendrás que cargar con la “piedra” del fracaso. Andar sin ese peso,

te permitirá analizar el “no tan bueno” para extraer un aprendizaje y volver

a intentar sin el miedo a fracasar.

Esta elección aumenta tu poder.

 

No es necesario conocer todo de todo para poder usarlo. Ésta es la respuesta que elijo ante alguien que me dice: “Yo quiero hacer pero no sé”. “Quiero hacer una capacitación por Internet pero no sé.”

El aprendizaje se da en la práctica. A medida que hacés, aprendés. Creer que estudiar la teoría de algo nos coloca en el ámbito del saber es una falacia.

Existe un nivel cognitivo que es el de “No sé que sé”. Te introducís en él cuando hacés algo por primera vez y resulta que, empezás a sentirte cómodo y te embarga la sensación de que lo has estado haciendo por siempre. Esto también solo te sucederá, haciendo, no informándote teóricamente.

Hacer siempre implica la utilización de alguna herramienta y no tenés que conocerla en su estructura para poder usarla

¿Manejás? ¿Sabés cómo funciona el motor?

¿Usás reloj? ¿Sabés cuál es su mecanismo interno?

¿Manipulás una computadora? ¿Sabés cómo está hecha?

Darte cuenta de esto aumenta tu poder.

 

¿Hasta dónde te para la posible respuesta del otro?

En nuestra vida, en nuestro hacer, siempre existe la presencia del otro, el otro con quien hacemos algo.

 

“¿Y si lo hago mal?” “¿Qué me va a decir cuando vea que me equivoqué?” “¡Qué vergüenza preguntar esto que me imagino que “todo el mundo lo sabe”!”

¿Vienen estos pensamientos a tu cabeza?

¡Aprendé a decir “No sé” pero no te quedes ahí! “No sé pero quiero aprender”, es la opción a elegir. Y si te equivocas… hacete cargo y reíte. Tomate con humor tus fallos, livianamente, y si el otro realmente, te dice algo que se adecue a tus previsiones… No lo dudes, esa no es la persona con la que tenés que hacer.

Proverbio Romano

Desprenderte del juicio ajeno aumenta tu poder.

 

Hacer lo que querés es tu única posibilidad para generar el poder. Él aparece cuando vos hacés.

No vas a estar enfocado en el fracaso sino en valorar tus resultados para superarte cada día.

No te va a importar cómo está construida una herramienta sino que a medida que hagas, le encontrarás más y más utilidades.

No te ocupará la posible respuesta del otro porque en tu hacer estará la práctica y del resultado de una intensiva y metódica surge la excelencia.

 

El gallo

Había una vez, en la antigua China, un extraordinario pintor cuya fama atravesaba todas las fronteras. En las vísperas del año del Gallo, un rico comerciante pensó que le gustaría tener en sus aposentos un cuadro que representase a un gallo, pintado por este fabuloso artista.

Así que se trasladó a la aldea donde vivía el pintor y le ofreció una muy generosa suma de dinero por la tarea. El viejo pintor accedió de inmediato, pero puso como única condición que debía volver un año más tarde a buscar su pintura. El comerciante se amargó un poco. Había soñado con tener el cuadro cuanto antes y disfrutarlo durante el año signado por dicho animal. Pero como la fama del pintor era tan grande, decidió aceptar y volvió a su casa sin chistar.

Los meses pasaron lentamente y el comerciante aguardaba que llegase el ansiado momento de ir a buscar su cuadro. Cuando finalmente llegó el día, se levantó al alba y acudió a la aldea del pintor de inmediato. Tocó a la puerta y el artista lo recibió. Al principio no recordaba quien era.

-Vengo a buscar la pintura del gallo -le dijo el comerciante.

– ¡Ah, claro! -contestó el viejo pintor.

Y allí mismo extendió un lienzo en blanco sobre la mesa, y ante la mirada del comerciante, con un fino pincel dibujó un gallo de un solo trazo. Era la sencilla imagen de un gallo y, de alguna manera mágica, también encerraba la esencia de todos los gallos que existen o existieron jamás. El comerciante se quedó boquiabierto con el resultado, pero no pudo evitar preguntarle:

– Maestro, por favor, contésteme una sola pregunta. Su talento es incuestionable, pero… ¿Era necesario hacerme esperar un año entero?

Entonces el artista lo invitó a pasar a la trastienda, donde se encontraba su taller. Y allí, el ansioso comerciante pudo ver cubriendo las paredes y el piso, sobre las mesas y amontonados en enormes pilas hasta el techo, cientos y cientos de bocetos, dibujos y pinturas de gallos, el trabajo intenso de todo un año de búsqueda.

 

Por el placer de compartir.taller de coaching tu misión personal

Comparte esto

Los Sueños Son Metas Con Alas” es una frase hermosa y motivadora.volar y aterrizar

También existe otra que se usa como refrán “Los Sueños, sueños son.”

¿Cuál es tu sentir respecto de ellas? ¿Cuál preferís?

Mi mirada me lleva a quedarme con la primera puesto que siento a la segunda con un sutil objetivo de des-motivación.

Ahora bien, si permanecés en tu vuelo todo el tiempo, difícilmente podrás concretar las metas que surgen de los sueños, para poder llevarlos a cabo.

Desde mi profesión de Coach Ontológico quiero compartir con vos que el Coaching se ocupa en forma específica de las metas porque tenerlas es el primer paso para lograr los objetivos que declaran nuestros clientes. Trabajamos con ellos a fin de ordenar qué quieren, cuándo lo quieren y cómo lo harán.

Tener sueños es una capacidad de poder personal que nos impulsa a concretar nuestra misión en la vida, nos muestra que todo es posible y nos lleva a nuestro crecimiento y realización.

Fijarse metas genera en el individuo una importante y súbita toma de conciencia.

Lo que sucede a veces, es que nos quedamos en el vuelo que los sueños nos habilitan y entonces, nunca concretamos.

Te quiero regalar una herramienta que uso en mi Curso de Coaching “Herramientas de Coaching, personalizadas para aplicar a tu vida y tu actividad”, para que te ayude en el camino de cristalizar tus metas.

El tema es mucho más amplio y abarca una información y formación que harán que te sorprendas con sus resultados extra-ordinarios. Aquí verás un ejemplo y te sugiero que la pongas en práctica.

Cuando establecés tus metas, personal, de pareja, con tus hijos, laboral y comunitaria, necesitás pasarlas por el siguiente “tamiz”.

Tus metas deben ser:

 Medibles.

 Específicas.

Temporales.

 Alcanzables.

 Sentidas.

Fijate que estas características salen del acróstico que forma la palabra Metas.

Medibles: La medición puede ser en términos de dinero, en términos de cantidad, etc.

Específicas: Necesitás dar detalles precisos.

Temporales: Establecimiento de tiempo límite para lograrlas.

Alcanzables: Lo demás es ilusión, no sueños.

Sentidas: Necesitás amar tus metas.

Si seguís esta indicación, vas a estar a salvo de este tipo de experiencias.

La olla de barro

Este es el cuento de un lechero adinerado que contaba con varios trabajadores a su cargo. Un día llamó a uno de sus trabajadores, Ashok, y le entregó una olla llena de mantequilla para que fuese a un pueblo cercano y se la entregase a un cliente habitual. Por el esfuerzo adición del desplazamiento le prometió unas rupias extras. Ashok muy contento por el dinero extra que iba a percibir, coloco sin bacilar la olla sobre su cabeza y emprendió su camino. Pensaba en voz alta y decía: “Voy a ganar dos rupias. ¡Qué bien ¡ Con ellas compraré gallinas, éstas muy pronto se multiplicarán y llegare tener más de diez mil. Luego las venderé y compraré cabras. Se reproducirán, venderé parte de ellas y me compraré una hermosa granja. Como ganaré mucho dinero, también voy a comprar muchas telas y me haré comerciante. Todo será estupendo. Me voy a casar, tendré una increíble casa y obviamente no me faltará un cocinero que me prepare a cualquier hora los platos más deliciosos del mundo, y si un día no cocina a mi gusto le daré una tremenda bofetada”. En ese mismo momento en el que pensó en darle una bofetada al cocinero, Ashok, automáticamente, levanto su mano, provocando de esta manera que la olla se le cayera y se rompiera en mil pedazos contra el suelo derramando todo su contenido. Desolado, volvió al pueblo y al enfrentarse a su patrón este le dijo:

– ¡Necio! ¡Me has hecho perder las ganancias de toda una semana!

A lo que Ashok contestó:

– ¡Y yo he perdido mis ganancias de toda la vida!

Por el placer de compartir.

Comparte esto

¿Tanto, Rita?entusiasmo

Tengo el placer de decirte que ¡Sí!

La palabra Entusiasmo significa exactamente eso: “Llevar A Dios  Adentro”.

         Cuando nos dejamos llevar por el Entusiasmo –creían los griegos- hemos sido “poseídos” por un dios, y por eso los poetas, los profetas y los enamorados (que están permanentemente entusiasmados) merecen respeto.

El hombre sólo puede tener éxito en aquello por lo cual siente un entusiasmo sin límites. Ch. Schwab

¿Estás entusiasmado con tu vida?

¿Cuál fue la última vez que te sentiste entusiasmado?

¿Te entusiasma lo que hacés?

 

Desde la mirada del Coaching Ontológico –una que te da poder y se enfoca en que vivas mejor- el entusiasmo es un estado de ánimo y como tal, lo podemos generar nosotros mismos.

Es diferente de una emoción, la que no podemos evitar ni tampoco crear.

El entusiasmo es vital…literalmente.

El entusiasmo es el remedio para…

 

    A)  Las indecisiones.

¿Cómo te sentís cuando no podés tomar una decisión?

Después de, más o menos un día sin tomarla, ¿tenés la sensación de que tu cabeza está llena y te pesa?

Tomar una decisión te libera. Aunque aún no hayas pasado a la acción, una vez que decidiste qué elegir (toda decisión implica una elección) te sentís liberado.

Si definitivamente, no te atrevés a tomar una decisión…la estás tomando, amigo. Estás tomando la decisión de no decidir…

¿Adónde te parece que te deja tu inacción?

¿Resolviste el asunto?

¿Cuánta es la carga que llevás por no decidir?

¡Entusiasmate…y el coraje vendrá!

El entusiasmo es un volcán en cuya cima no crece jamás la hierba de la indecisión.

 

    B)  La resignación.

¿Vivís resignado?

La resignación es el estado de ánimo que adoptamos cuando creemos que no podemos hacer Nada, no podemos intervenir en lo que nos sucede…pero esta creencia sólo proviene de un juicio.

Quiero llamar tu atención sobre la diferencia que existe entre la resignación y la aceptación. La aceptación es darnos cuenta de que lo que sucede es fáctico (la facticidad es un estado de las cosas que no se pueden cambiar. Por ejemplo: un cuadrado tiene cuatro lados iguales). La aceptación es un estado de sabiduría, la resignación es un estado de debilidad de espíritu.

Si estás entusiasmado, jamás sentirás resignación.

La resignación es un suicidio cotidiano. Balzac

 

Los resultados que buscamos en cualquier ámbito de nuestra vida provienen siempre de la acción. Sin acción no hay resultados.

El factor fundamental de que podamos pasar a la acción…es el entusiasmo.

¿Estás siendo una persona que observa, estudia pero no hace?

¿Te aislás, no conversás, no interactuás porque no tenés ganas?

 

¡Entusiasmate! ¡La vida es acción! ¡La vida es relación!

¿Sabés cómo entusiasmarte?

En numerosas oportunidades y conversando sobre entusiasmo en sesiones con mis coachees, ellos llegan velozmente a darse cuenta de que el entusiasmo es necesario para una vida feliz. Entonces…viene su pregunta: -Ok, pero ¿Cómo hago para entusiasmarme?

En ese momento, recuerdo a Dale Carnegie, uno de mis maestros primeros. El decía:

El entusiasmo aparece de una primera intención y deseo, y la acción, aliada con él, genera un resultado creciente en progresión geométrica.

Y Carnegie no se quedó ahí sino que nos transmitió una fórmula mágica que hoy te regalo…sólo te pido que te comprometas a usarla… ¿Puede ser?

La fórmula es      A

                             C

                             E

                             Y

                             T

                             E

¡Sí! ACEYTE

¿Sorprendido?

Fijate:

A ctúa

C con

E ntusiasmo

Y

T endrás

E ntusiasmo

Ahora…es tu turno de aprovechar tu vida.

Siempre hay una posibilidad más si estás entusiasmado.

La manera de adquirir entusiasmo consiste en “creer” en lo que uno hace y en uno mismo, y en “desear” llevar a cabo algo definido. El entusiasmo vendrá a continuación, al igual que la noche sigue al día. DALE CARNEGIE.

Recordá esta frase, leéla de nuevo si es necesario y escuchá esta historia…no necesariamente verídica.

Entusiasmo…Llevar A Dios Adentro
CC by-nc-nd
Rita Elma Tonelli

 

 

 ¿Ya leíste mi nuevo e-book gratis? Aquí al costado, llená el formulario y es tuyo.

Comparte esto

Regalos Para el MaharajáEfectividad personal

Una vez un maharajá, que tenía fama de ser muy sabio, cumplía cien años. El acontecimiento fue recibido con gran alegría, ya que todos querían mucho al gobernante.

En el palacio se organizó una gran fiesta para  esa noche y se invitó a poderosos

señores del reino y de otros países.

El día llegó y una montaña de regalos se amontonó en la entrada del salón,

donde el maharajá iba a saludar a sus invitados.

Durante la cena, el maharajá pidió a sus sirvientes que separaran los regalos en

dos grupos: los que tenían remitente y los que no se sabía  quién los había

enviado.

A los postres, el rey mandó traer todos los regalos en sus dos montañas. Una de

cientos de ellos, costosos y grandes, y otra más pequeña, de una decena de 

presentes.

El maharajá comenzó a tomar regalo por regalo de la primera montaña y fue

llamando a los que los habían enviado. A cada uno los hacía subir al trono y les

decía:

– Te agradezco tu regalo, te lo devuelvo y estamos como antes.- Y les devolvía el

regalo, no importaba cuál fuera ni el valor que tuviera.

Cuando terminó con esa pila, se acercó a la otra montaña de regalos y dijo:

– Estos regalos no tienen remitente. A estos sí los voy a aceptar, porque  no me

obligan, y a mi edad, no es bueno contraer deudas. En “Recuentos para

Demian” de Jorge Bucay

En este cuento se califica al maharajá como sabio, y esto me hace pensar en los

juicios porque desde mi mirada, el maharajá no es un sabio sino un astuto. Pero

más allá de eso, lo que pretendo resaltar es la semejanza entre “contraer deudas”

y “generar un compromiso”. Fijate que ambas proposiciones son

intercambiables.

 

¿Qué te pasa cuando sentís que “contraes deudas”?

 

¿Qué te pasa cuando te sentís comprometido?

 

¿Elegís vos comprometerte o te parece que los demás te arrastran a hacerlo?

 

El compromiso –cosa ajena al maharajá- es uno de los factores más importantes

para alcanzar nuestros objetivos, y puede ser analizado desde muchos ángulos.

Lo importante es que seas vos el que elijas comprometerte, éste será el primer

paso, luego, tendrás la responsabilidad de llevar tu compromiso a cabo.

Cuando una opinión se respalda con compromiso se convierte en convicción.

HENRY SIQUEIROS

 

           El compromiso es el espacio donde ponés tu atención y tu energía. Es una

acción que al elegirla te permite llegar a algún lugar.

            Podés comprometerte:

v      Con vos mismo y lo que elegís.

v      Con los demás y las promesas que les hacés.

v      Con la ejecución de una tarea.

v      Con tu misión

El compromiso es un pilar de la construcción de tu EFECTIVIDAD PERSONAL.

El poder de comprometernos con nosotros mismos y de mantener esos

compromisos, es la esencia del desarrollo de los hábitos básicos de la

efectividad. Stephen Covey.

Sólo el compromiso te llevará a cumplir tus sueños.

            El compromiso te da poder, responsabilidad y confianza.

            ¿Cómo te sentís cuando abandonás a mitad de un camino que te trazaste?

            ¿A quién le atribuís la responsabilidad?

             ¿Cómo te sentís cuando vas hasta el final, a como de lugar?

            En esta opción ¿tenés necesidad de buscar responsables?

            Nos escuchamos repetir hasta el cansancio: “Fulano tiene miedo al

compromiso” “No se puede confiar en X, jamás cumple lo que dice” “Me dijo tal

cosa pero tomaré mis recaudos porque nunca respeta lo que acordamos”.

           

            Cuando decís todo esto: ¿tenés la autoridad moral para hacerlo?

            Vos ¿tenés miedo al compromiso pero solo lo ves en otros?

            ¿Se puede confiar en vos?

            ¿Respetás los acuerdos? Los acuerdos son la única manera de llevar

adelante relaciones.

            ¿Cumplís tus promesas con otros?

            Respetar acuerdos, cumplir promesas, hacernos cargo de nuestras

palabras, hacen de nosotros seres confiables, competentes y creíbles.

Compromiso es una palabra que necesita de mucho valor para ser

pronunciada. LUIS GABRIEL CARRILLO NAVAS

            Decimos que la gente no se compromete cuando esa falta de compromiso

nos afecta a nosotros, no obstante, esa misma gente sí se compromete en otras

áreas. ¿Qué es esto?

            El compromiso es una interpretación que hacemos de nuestra manera de

estar presentes. Por eso, las diferentes posiciones respecto del tema.

            Te vas a encontrar gente como el maharajá que no quiere contraer deudas

y también te vas a encontrar con gente que declare lo siguiente:

Elijo ser la fuerza creadora de mi vida, soy responsable de lo que pueda

ocurrirme. Louise Hay

            Vos elegirás quién te parece más efectivo.

El compromiso desaparece con las excusas que tenemos para explicar lo que no

sucedió.

            Y aquí comprobamos que el compromiso se muda del resultado hacia las

excusas pero siempre estamos comprometidos con algo. Como te dije al

principio, porque el lugar del mismo dependerá de dónde ponés tu atención y tu

energía.

            ¿Te enfocás en los resultados o te enfocás en las excusas?

            Tu respuesta determinará tu poder de efectividad, y si es necesario, porque

tu enfoque no te satisface, podrás cambiarlo y transformarte.

Te pido que leas atentamente la siguiente oración:

 

“Hasta que uno se compromete con su visión, hay vacilación, la posibilidad de

echarse atrás, inefectividad permanente. En lo que respecta a todos los actos de

iniciativa y creación, hay una verdad elemental, cuya ignorancia mata

incontables ideas y planes espléndidos: en el momento en el que uno se

compromete, la providencia también lo hace. Ocurren entonces, todo tipo de

cosas positivas, que de otra manera nunca hubieran ocurrido. De la decisión

nacen una serie de hechos, que ponen a favor de uno, incidentes fortuitos y

asistencia material que ningún hombre podría haber soñado con obtener.” Sir

Edmund Hillary (el primero en llegar a la cima del Everest y volver con vida)

¿Qué te distrae cuando no estás enfocado en lo que querés?

¿Qué compromisos rompiste?

¿Qué fue más importante que cumplir tu palabra?

¿Cuál fue el precio que pagaste?

Te dejo aquí, algunas recompensas que aparecen cuando te comprometés:

v      Más fe en vos mismo.

v      Mayor confianza en los demás.

v      Mayor autoestima.

v      Mejores relaciones interpersonales.

v      Mayor respeto propio por tus ideas.

¿Qué te parece? ¿Te comprometés a partir de ahora?

Eres lo que haces, no lo que dices.

Por el placer de compartir.

Dedicado especialmente a una de mis coachees (N.M.) con todo mi aprecio.

¿Te comprometés con el comentario de tu opinión o sólo lees, pensás y decidís

no compartirla? ¿Qué te daría más resultados?

 

 

 

 

¿Me acompañás en este camino de crecimiento? Clik a Follow this blog para que caminemos juntos.

 

 

 

 

More »

Comparte esto


 -Creo que sos muy capaz para conseguir tu deseo.

OJALA

OJALA

 -Ojalá.

 -Ahora que te mostré como hacerlo. ¿Lo vas a hacer?

 -Ojalá

Habitualmente, cuando manifiesto mi credibilidad en la potencialidad de una persona, o cuando le planteo un desafío y luego le pregunto: “¿Lo vas a hacer?”, escucho esta respuesta. Un poco en broma pero con un fondo de mucha seriedad, agrego: -“Ojalá” no vino. More »

Comparte esto
CLOSE
CLOSE
Quizás también te intereseclose