Cambiar O PerderObservo, cada día más, una actitud caprichosa, auto-manipuladora,  casi maníaca en algunas personas, respecto del cambio, por qué y para qué cambiar, si es necesario, si no, si pueden o no pueden. Una especie de juego “macabro” al que arriesgan su vida como si tuvieran más de una.

Y este tema, no es un juego –al menos en este sentido solo de actividad lúdica-, amigo.

Puede ser que no tengas conciencia del alcance de esta actitud, ahora bien, si después de informarte y reflexionar al respecto, decidís quedarte igual, ya corre por tu propia decisión y determinación.

No es extraño que en épocas de crisis, la gente conviva con fenómenos sin verlos, y aferrada a sus viejas ideas, no alcance a percibir los cambios que anuncian la aparición de nuevas oportunidades. Oscar Terán.

  More »

Comparte esto
CLOSE
CLOSE