Basta

 

Palabra poderosa que determina el fin de lo que no quieres más para tu vida y el inicio de un

proceso profundo de transformación.

Cuando aprendemos la diferencia entre tener un problema y declarar un quiebre, nos damos

cuenta del beneficio de esto último. Ahora bien… ¿Qué pasa cuando los acontecimientos

que nos van a impactar no suceden? Por supuesto que no estamos concientes de este

acaecer puesto que no podemos adivinar y predecir que algo va a pasar. Lo que sentimos

en esos momentos es justamente, eso… Que no pasa nada, que necesitamos que pase algo,

que sentimos que estamos inmersos en una inercia de inacción ante la que nos sentimos mal,

nos desorientamos, nos perdemos, parece que no podemos detener ese descenso en nuestro estado de ánimo.

¿Has vivido alguna vez, una situación así?

¿La estás viviendo?

¿Crees que nunca va a terminar?

 ¿Cómo declarar voluntariamente un quiebre?

Tu tienes la herramienta porque los seres humanos rompemos nuestra transparencia cuando algo sucede y podemos declarar el quiebre… y también tenemos la posibilidad de decidir declarar nosotros un quiebre… para comenzar nuestra transformación… ¡Es cuando declaramos Basta!

Con esta declaración –acto lingüístico que crea una realidad- nos anticipamos al quiebre, decidimos tomar una posición definida frente a una situación.

 

¿Estás harto de hacer lo que no quieres y con lo que te sientes cansado, agotado, que no te motiva?

¿Estás harto de la rutina?

¿Estás harto de discutir con personas con las que tienes una relación, de familia, de pareja, de amistad?

¿Estás harto…?

 

La maestría de la vida reside en la posibilidad humana de declarar el quiebre y hacerse cargo del mismo.

 

¿Te parece difícil?

¿Te da miedo?

Al principio, quizás hasta extrañes aquello que no querías más para vos.

 ¿Qué sucederá? ¿Qué puede pasar?

Cuando una persona declara un quiebre está lista para trabajar con su Coach Ontológico. Comienza un proceso de transformación que la conectará con quién es realmente, qué quiere para su vida, cuáles son sus metas en todos sus dominios, termina con sus excusas, se hace fuerte y va por sus sueños.

Hago mías las palabras de un testimonio de una de mis Coachees porque me parecen de una claridad de impacto capaz de hacer vivenciar al que las lea, situaciones de su propia vida.

Cuando pensé en testimoniar sobre mi proceso de coaching ontológico, me surgió que no quería caer en cursilerías ni en frases trilladas porque creo que, a veces, eso evita que se demuestre cuán profundo se trabaja. ¿Qué quiero decir? No importa que tanto diga que soy feliz que todo es maravilloso, que comeré perdices… ¡Lo que realmente importa es que hubo un cambio en mí, que va mas allá de finales de novelas rosa! Hubo cambios tan profundos que durante el proceso, dolieron, pero luego, sanaron. He dicho cosas tan horribles, que no solo empeoraban mi vida, sino también la de los que me rodeaban, que si mi madre me hubiera escuchado, lloraría sinfín. He hecho cosas que me auto limitaban y sin embargo las seguía haciendo, juntándome con gente que no me devolvía el afecto, con amigos que no querían escuchar mis penas solo estaban para la juerga, solo estaban ahí porque querían  servirse de mi compañía porque estaban mucho más desesperados que yo.

 

Salvando las distancias y las circunstancias, esto que ella transmite…

¿Te resulta más cercano, más posible?

Elige la opción que más te sirva, la información ortodoxa y científica del proceso o las palabras de mi coachee,  pero elige una, si estás harto de que la vida pase por ti en vez de pasar tu por la vida

¿Será fácil? ¿Será difícil?

Será las dos cosas en diferentes momentos del proceso. No puedes predecir, pero si realmente lo quieres, el quiebre del basta, al ser una declaración necesita de todo tu compromiso para sacarlo adelante. Si esta condición está presente, todo lo que transites será menor en su dolor que lo que logres.

Si no declaras el Basta o De ahora en adelante –que es lo mismo  nada sucederá. Si lo declaras, cerciórate de tu coraje y entrega y de que estés dispuesto a apostar por Ti.

 

Invierte en ti a no ser que creas que el producto no tiene valor.

 Y luego, ¿qué?

Y lo principal Comprometerte contigo mismo y con la nueva vida que vas a construir, una basada en el pleno conocimiento de lo ya no quieres más para ti y haciendo foco en todo aquello que sí quieres.

Ese es el momento de conectar con un Coach para que te asista desde el principio hasta el final porque en esta declaración el Coach toma para sí el compromiso de que tu lo vas a lograr y permanecerá contigo hasta ver que puedess caminar solo.

Esta es la garantía –la mayor y de más valor de ellas- que el Coach te da, su propia persona profesional, con el corazón en la mano para vincularse contigo desde la empatía más pura y honesta. 

¿Se comprende lo que digo? El Coach pone su persona profesional como garantía y hasta que tu no termines tu proceso, allí estará.

Quizás hasta abandones, los miedos pueden tomar forma de monstruos gigantescos… pero nunca será porque tu Coach te abandone. Tu habrás decidido.

Quizás hasta te enojes, el ego en su puesto de enemigo –se puede aprender a tenerlo de amigo- habrá triunfado sobre ti porque tu Coach nunca te abandonará.

Quizás hasta abandones porque la claridad que estás obteniendo te hace ver un camino diferente –tu descubrimiento de lo que realmente quieres- y por pre-juicios y pre-conceptos no te animas a plantearlo. Tu Coach siempre estará ahí.

¿Quieres decir a algo “basta”?

¿Quieres comenzar un proceso de transformación profundo e iluminador?

¿Quieres tener una nueva vida?

 

Solo te falta decidir si te vas a hacer cargo de la declaración de tu quiebre y vas a apostar tu compromiso en él.

  

¡Ya! ¡En este momento!… ¿A qué quieres decir basta?

 

Por el placer de compartir.

Comparte esto
CLOSE
CLOSE