¿Cuántas veces contestás a una pregunta: ¡Obvio!, ¡Por supuesto, que sí!,obviedad coaching ontológico

¡Lógicamente que sí!?

¿Por qué es obvia tu respuesta?

¿Quién te dijo que cualquiera que la respondiera contestaría lo mismo?

Esta costumbre que tenés en tu lenguaje tiene que ver con lo contrario

que pide sabiamente, uno de los Acuerdos Toltecas: No de nada por supuesto.

Te cuento cómo termina la historia cuando vos respondés de alguna de estas

formas.

El que habla cree que entendiste y More »

Comparte esto
CLOSE
CLOSE