resultados-inesperadosEl Resultado es un concepto que puede solo referirse a “lo que resulta” de una acción, es decir que, desde esta mirada, consideramos que “toda acción tiene un resultado” independientemente, de cuál sea.

Pero también el resultado puede tener en cuenta la calidad del mismo. “Buen resultado”, “Mal resultado”.

Es aquí donde El Resultado Marca La Diferencia.

Y dentro de esta connotación, todo nuestro ser está involucrado.

Lo que hacemos es resultado directo no solo de qué y cómo pensamos, sino también de qué y cómo sentimos. Warren Bennis

More »

Comparte esto

¿El Coaching sirve para todo?Coaching e Internet

¡Sí!

¿Por qué?

Porque el Coaching (enlace) te tiene a vos como sujeto, a vos, Ser Humano.

Voy a crear, para este post, dos grandes grupos de personas que usan Internet:

Los que se entretienen y los que la usan como herramienta de trabajo.

Y vamos ahora a qué puede hacer Internet por vos desde la mirada del Coaching.

Si sos de los que les gusta entretenerse…

¿Te gusta compartir? ¡Buenísimo! Todo lo More »

Comparte esto

¿Sorprendido?Sumar diferencias

Estamos acostumbrados a buscar la afinidad, los juicios similares, el “que piensa como yo”, creyendo que esta es la única forma de crear y sostener vínculos poderosos, de cualquier tipo.

Y esto no es así.

Las relaciones más efectivas que podemos construir tienen en cuenta precisamente lo contrario… es decir, las disidencias, las diferencias, la diversidad.

 Si el éxito tiene un secreto, el mismo reside en la capacidad de ponerse en la piel de otra persona y ver las cosas desde su punto de vista como desde el nuestro. Henry Ford

 Me parece escucharte…

“No puedo comunicarme con los que no son afines a mí.”

“Nunca nos llevaremos bien. Pensamos en forma totalmente opuesta.”

 El Coaching Ontológico tiene su mirada diferente sobre este tema…

¿Qué te parece más productivo?

¿Dos personas que por pensar de la misma forma, resulte lo mismo escuchar a una que a otra, o dos personas que por pensar diferente nos ofrece cada una, una posibilidad y perspectiva, también diferentes y por ende, se amplía nuestro espacio?

 Creo que si dos de mis directivos pensaran de la misma manera, uno de los dos estaría demás. Ray Kroc (Creador de Mc Donald’s)

 La efectividad del funcionamiento de un equipo, desde una familia a una empresa, se basa en apreciar las diferencias que caracterizan a cada uno de sus componentes. Al valorar las diversidades, el aprendizaje es continuo mediante el feedback de opiniones contrarias.

¿Cómo son tus amigos?

¿Y aquél con el que te sentís más ligado?

¿Dice lo mismo que vos y desde tu misma mirada?

¿Qué crecimiento se produce al contarle tus vivencias? ¿Es distinto de decírtelo a vos mismo? ¿Qué aporte puede hacer si piensa lo mismo que vos?

 Gran parte de la vitalidad de una amistad reside en el respeto de las diferencias, no solo en el disfrute de las semejanzas.

James Fredericks

 Necesitás cambiar tu mirada si estás poniendo un bloqueo a tu posibilidad de relacionarte, con la barrera “Piensa diferente que yo”.

 ¿Cuál es tu actitud frente a alguien con un punto de vista diferente al tuyo? ¿Rechazo? ¿Huída? ¿Confrontación? ¿Respeto? ¿Entusiasmo por la posibilidad de sumar?

 Tengo que aceptar que cuando hay una discrepancia con otro, el otro se encuentra moviéndose en un espacio de coherencia experiencial tan válido como el mío, aunque sea diferente.

Humberto Maturana

 La confrontación es uno de los “Cinco tipos de cánceres emocionales metastásicos” según la calificación de Stephen Covey. Él llama así a cinco actitudes que nos impedirán encontrar nuestra Propia Voz.

¿Suena fuerte?

Tan fuerte como su consecuencia. No encontrar tu propia voz significa que la vida pasará por vos mientras crees que vos pasás por ella.

Encontrar tu propia voz es conectarte con tu misión en este mundo. Es hacer lo que viniste hacer, es que tu vivir tenga sentido.

 Al abrirnos a las diferencias perturbadoras, a veces, descubrimos que la manera de interpretar el mundo de otra persona es verdaderamente esencial para nuestra supervivencia.

Margaret Wheatley

 Una vez que seas conciente de que Sumar Diferencias, suma –valga la redundancia- siempre, necesitarás tener claro que…

Confrontar no sirve y sus consecuencias son muy peligrosas.

Hacer acuerdos es poderoso.

Respetar enaltece y produce.

No cambiar tu mirada revela tu necedad.

 

  El mar estaba muy picado hacía varios días. La visibilidad era muy precaria. El capitán del enorme acorazado recomendó a su tripulación permanecer alerta.

 – Por favor, informe inmediatamente cualquier novedad. -ordenó con seguridad el capitán a su segundo.

 Tan pronto oscureció uno de los marinos anunció:

– Atención, una luz está brillando hacia el norte.

– ¿Se está moviendo o está quieta? -preguntó el capitán.

– ¡Se está moviendo! -respondió el segundo.

El capitán llamó al encargado de las señales y le dijo:

– Avísele a esa embarcación que si sigue en esa dirección está en grave riesgo de estrellarse contra nosotros. Aconséjele que vire 20 grados hacia el este.

Como no hubo respuesta y la luz seguía acercándose, el capitán decidió encargarse personalmente de la situación.

 – Atención, atención. Habla el capitán de este gran acorazado. Le advertimos una vez más, cambie de curso o nos estrellaremos contra ustedes.

 – Háganlo ahora. -insistió el capitán con firmeza.

  Entonces una voz tranquila y segura le respondió:

 – Aquí habla el marinero Pérez. Acorazado, cambie usted su rumbo 20 grados hacia el este.

 Al oír esto el capitán, ya salido de casillas y casi gritando, dijo:

 – Por última vez marinero. Este es un barco de guerra, vire inmediatamente 20 grados hacia el este.

  Y la respuesta que recibió fue:

– Yo soy el faro. Usted es el que debe cambiar de curso.

 

Por el placer de compartir.Seminario de Coaching Para La Efectividad Personal

Comparte esto

¿Tanto, Rita?entusiasmo

Tengo el placer de decirte que ¡Sí!

La palabra Entusiasmo significa exactamente eso: “Llevar A Dios  Adentro”.

         Cuando nos dejamos llevar por el Entusiasmo –creían los griegos- hemos sido “poseídos” por un dios, y por eso los poetas, los profetas y los enamorados (que están permanentemente entusiasmados) merecen respeto.

El hombre sólo puede tener éxito en aquello por lo cual siente un entusiasmo sin límites. Ch. Schwab

¿Estás entusiasmado con tu vida?

¿Cuál fue la última vez que te sentiste entusiasmado?

¿Te entusiasma lo que hacés?

 

Desde la mirada del Coaching Ontológico –una que te da poder y se enfoca en que vivas mejor- el entusiasmo es un estado de ánimo y como tal, lo podemos generar nosotros mismos.

Es diferente de una emoción, la que no podemos evitar ni tampoco crear.

El entusiasmo es vital…literalmente.

El entusiasmo es el remedio para…

 

    A)  Las indecisiones.

¿Cómo te sentís cuando no podés tomar una decisión?

Después de, más o menos un día sin tomarla, ¿tenés la sensación de que tu cabeza está llena y te pesa?

Tomar una decisión te libera. Aunque aún no hayas pasado a la acción, una vez que decidiste qué elegir (toda decisión implica una elección) te sentís liberado.

Si definitivamente, no te atrevés a tomar una decisión…la estás tomando, amigo. Estás tomando la decisión de no decidir…

¿Adónde te parece que te deja tu inacción?

¿Resolviste el asunto?

¿Cuánta es la carga que llevás por no decidir?

¡Entusiasmate…y el coraje vendrá!

El entusiasmo es un volcán en cuya cima no crece jamás la hierba de la indecisión.

 

    B)  La resignación.

¿Vivís resignado?

La resignación es el estado de ánimo que adoptamos cuando creemos que no podemos hacer Nada, no podemos intervenir en lo que nos sucede…pero esta creencia sólo proviene de un juicio.

Quiero llamar tu atención sobre la diferencia que existe entre la resignación y la aceptación. La aceptación es darnos cuenta de que lo que sucede es fáctico (la facticidad es un estado de las cosas que no se pueden cambiar. Por ejemplo: un cuadrado tiene cuatro lados iguales). La aceptación es un estado de sabiduría, la resignación es un estado de debilidad de espíritu.

Si estás entusiasmado, jamás sentirás resignación.

La resignación es un suicidio cotidiano. Balzac

 

Los resultados que buscamos en cualquier ámbito de nuestra vida provienen siempre de la acción. Sin acción no hay resultados.

El factor fundamental de que podamos pasar a la acción…es el entusiasmo.

¿Estás siendo una persona que observa, estudia pero no hace?

¿Te aislás, no conversás, no interactuás porque no tenés ganas?

 

¡Entusiasmate! ¡La vida es acción! ¡La vida es relación!

¿Sabés cómo entusiasmarte?

En numerosas oportunidades y conversando sobre entusiasmo en sesiones con mis coachees, ellos llegan velozmente a darse cuenta de que el entusiasmo es necesario para una vida feliz. Entonces…viene su pregunta: -Ok, pero ¿Cómo hago para entusiasmarme?

En ese momento, recuerdo a Dale Carnegie, uno de mis maestros primeros. El decía:

El entusiasmo aparece de una primera intención y deseo, y la acción, aliada con él, genera un resultado creciente en progresión geométrica.

Y Carnegie no se quedó ahí sino que nos transmitió una fórmula mágica que hoy te regalo…sólo te pido que te comprometas a usarla… ¿Puede ser?

La fórmula es      A

                             C

                             E

                             Y

                             T

                             E

¡Sí! ACEYTE

¿Sorprendido?

Fijate:

A ctúa

C con

E ntusiasmo

Y

T endrás

E ntusiasmo

Ahora…es tu turno de aprovechar tu vida.

Siempre hay una posibilidad más si estás entusiasmado.

La manera de adquirir entusiasmo consiste en “creer” en lo que uno hace y en uno mismo, y en “desear” llevar a cabo algo definido. El entusiasmo vendrá a continuación, al igual que la noche sigue al día. DALE CARNEGIE.

Recordá esta frase, leéla de nuevo si es necesario y escuchá esta historia…no necesariamente verídica.

Entusiasmo…Llevar A Dios Adentro
CC by-nc-nd
Rita Elma Tonelli

 

 

 ¿Ya leíste mi nuevo e-book gratis? Aquí al costado, llená el formulario y es tuyo.

Comparte esto

Regalos Para el MaharajáEfectividad personal

Una vez un maharajá, que tenía fama de ser muy sabio, cumplía cien años. El acontecimiento fue recibido con gran alegría, ya que todos querían mucho al gobernante.

En el palacio se organizó una gran fiesta para  esa noche y se invitó a poderosos

señores del reino y de otros países.

El día llegó y una montaña de regalos se amontonó en la entrada del salón,

donde el maharajá iba a saludar a sus invitados.

Durante la cena, el maharajá pidió a sus sirvientes que separaran los regalos en

dos grupos: los que tenían remitente y los que no se sabía  quién los había

enviado.

A los postres, el rey mandó traer todos los regalos en sus dos montañas. Una de

cientos de ellos, costosos y grandes, y otra más pequeña, de una decena de 

presentes.

El maharajá comenzó a tomar regalo por regalo de la primera montaña y fue

llamando a los que los habían enviado. A cada uno los hacía subir al trono y les

decía:

– Te agradezco tu regalo, te lo devuelvo y estamos como antes.- Y les devolvía el

regalo, no importaba cuál fuera ni el valor que tuviera.

Cuando terminó con esa pila, se acercó a la otra montaña de regalos y dijo:

– Estos regalos no tienen remitente. A estos sí los voy a aceptar, porque  no me

obligan, y a mi edad, no es bueno contraer deudas. En “Recuentos para

Demian” de Jorge Bucay

En este cuento se califica al maharajá como sabio, y esto me hace pensar en los

juicios porque desde mi mirada, el maharajá no es un sabio sino un astuto. Pero

más allá de eso, lo que pretendo resaltar es la semejanza entre “contraer deudas”

y “generar un compromiso”. Fijate que ambas proposiciones son

intercambiables.

 

¿Qué te pasa cuando sentís que “contraes deudas”?

 

¿Qué te pasa cuando te sentís comprometido?

 

¿Elegís vos comprometerte o te parece que los demás te arrastran a hacerlo?

 

El compromiso –cosa ajena al maharajá- es uno de los factores más importantes

para alcanzar nuestros objetivos, y puede ser analizado desde muchos ángulos.

Lo importante es que seas vos el que elijas comprometerte, éste será el primer

paso, luego, tendrás la responsabilidad de llevar tu compromiso a cabo.

Cuando una opinión se respalda con compromiso se convierte en convicción.

HENRY SIQUEIROS

 

           El compromiso es el espacio donde ponés tu atención y tu energía. Es una

acción que al elegirla te permite llegar a algún lugar.

            Podés comprometerte:

v      Con vos mismo y lo que elegís.

v      Con los demás y las promesas que les hacés.

v      Con la ejecución de una tarea.

v      Con tu misión

El compromiso es un pilar de la construcción de tu EFECTIVIDAD PERSONAL.

El poder de comprometernos con nosotros mismos y de mantener esos

compromisos, es la esencia del desarrollo de los hábitos básicos de la

efectividad. Stephen Covey.

Sólo el compromiso te llevará a cumplir tus sueños.

            El compromiso te da poder, responsabilidad y confianza.

            ¿Cómo te sentís cuando abandonás a mitad de un camino que te trazaste?

            ¿A quién le atribuís la responsabilidad?

             ¿Cómo te sentís cuando vas hasta el final, a como de lugar?

            En esta opción ¿tenés necesidad de buscar responsables?

            Nos escuchamos repetir hasta el cansancio: “Fulano tiene miedo al

compromiso” “No se puede confiar en X, jamás cumple lo que dice” “Me dijo tal

cosa pero tomaré mis recaudos porque nunca respeta lo que acordamos”.

           

            Cuando decís todo esto: ¿tenés la autoridad moral para hacerlo?

            Vos ¿tenés miedo al compromiso pero solo lo ves en otros?

            ¿Se puede confiar en vos?

            ¿Respetás los acuerdos? Los acuerdos son la única manera de llevar

adelante relaciones.

            ¿Cumplís tus promesas con otros?

            Respetar acuerdos, cumplir promesas, hacernos cargo de nuestras

palabras, hacen de nosotros seres confiables, competentes y creíbles.

Compromiso es una palabra que necesita de mucho valor para ser

pronunciada. LUIS GABRIEL CARRILLO NAVAS

            Decimos que la gente no se compromete cuando esa falta de compromiso

nos afecta a nosotros, no obstante, esa misma gente sí se compromete en otras

áreas. ¿Qué es esto?

            El compromiso es una interpretación que hacemos de nuestra manera de

estar presentes. Por eso, las diferentes posiciones respecto del tema.

            Te vas a encontrar gente como el maharajá que no quiere contraer deudas

y también te vas a encontrar con gente que declare lo siguiente:

Elijo ser la fuerza creadora de mi vida, soy responsable de lo que pueda

ocurrirme. Louise Hay

            Vos elegirás quién te parece más efectivo.

El compromiso desaparece con las excusas que tenemos para explicar lo que no

sucedió.

            Y aquí comprobamos que el compromiso se muda del resultado hacia las

excusas pero siempre estamos comprometidos con algo. Como te dije al

principio, porque el lugar del mismo dependerá de dónde ponés tu atención y tu

energía.

            ¿Te enfocás en los resultados o te enfocás en las excusas?

            Tu respuesta determinará tu poder de efectividad, y si es necesario, porque

tu enfoque no te satisface, podrás cambiarlo y transformarte.

Te pido que leas atentamente la siguiente oración:

 

“Hasta que uno se compromete con su visión, hay vacilación, la posibilidad de

echarse atrás, inefectividad permanente. En lo que respecta a todos los actos de

iniciativa y creación, hay una verdad elemental, cuya ignorancia mata

incontables ideas y planes espléndidos: en el momento en el que uno se

compromete, la providencia también lo hace. Ocurren entonces, todo tipo de

cosas positivas, que de otra manera nunca hubieran ocurrido. De la decisión

nacen una serie de hechos, que ponen a favor de uno, incidentes fortuitos y

asistencia material que ningún hombre podría haber soñado con obtener.” Sir

Edmund Hillary (el primero en llegar a la cima del Everest y volver con vida)

¿Qué te distrae cuando no estás enfocado en lo que querés?

¿Qué compromisos rompiste?

¿Qué fue más importante que cumplir tu palabra?

¿Cuál fue el precio que pagaste?

Te dejo aquí, algunas recompensas que aparecen cuando te comprometés:

v      Más fe en vos mismo.

v      Mayor confianza en los demás.

v      Mayor autoestima.

v      Mejores relaciones interpersonales.

v      Mayor respeto propio por tus ideas.

¿Qué te parece? ¿Te comprometés a partir de ahora?

Eres lo que haces, no lo que dices.

Por el placer de compartir.

Dedicado especialmente a una de mis coachees (N.M.) con todo mi aprecio.

¿Te comprometés con el comentario de tu opinión o sólo lees, pensás y decidís

no compartirla? ¿Qué te daría más resultados?

 

 

 

 

¿Me acompañás en este camino de crecimiento? Clik a Follow this blog para que caminemos juntos.

 

 

 

 

More »

Comparte esto

Había una vez, en un pueblo, dos hombres que se llamaban Joaquín González.
Uno era sacerdote, el otro era taxista. Quiso el destino que los dos murieran el mismo día. finales principios balance
Entonces, llegan al cielo, donde los espera San Pedro.
-¿Tu nombre? – pregunta San Pedro al primero.
– Joaquín González.
– ¿El sacerdote?
– No, no; el taxista.
San Pedro consulta su planilla y More »

Comparte esto
CLOSE
CLOSE