Tiempo

 

“No tengo tiempo” es una declaración que me eriza la piel.

Y no porque me perjudique a mí, sino porque observo que el que la usa, no se da cuenta de cuanto lo perjudica a él. Asimismo, no es conciente de que con estos actos del habla, está creando su realidad.

Creo que pasa algo así: Como el tiempo es algo tan intangible e indomable, dejamos que tome el poder sobre nosotros como si no tuviéramos ninguna arma sobre él, y justificamos perderlo.

El problema es que crees que tienes tiempo. Buda.

 

Este tema me hace acordar de una experiencia impactante que atravesé, cuando me dedicaba a las ventas.

En una oportunidad y sobre todo porque para mí era un desafío ya que todo el mundo decía: “Es muy difícil”, me dediqué a vender seguros de vida.

Las entrevistas se sumían, en un momento, en un estado de ánimo atroz. El interesado se ponía nervioso, malhumorado, y se angustiaba.

Pregunté a mi coach de equipos por qué pasaba esto.

Y él me contestó: -Es porque en la entrevista que les hacés, toman conciencia de que se van a morir.

 

Si bien la muerte es de lo único de lo que podemos estar seguros en esta vida, algunas personas alucinan y se  ilusionan con que tienen “todo el tiempo del mundo”.

Más allá de las cuestiones filosóficas, de lo que hoy quiero hablarte es de esta excusa: “No tengo tiempo”.

La misma se puede recrear con:

“¡Perdón por llegar tarde! Tuve un imprevisto”.

“Lo siento. No calculé bien el tiempo”.

“Disculpá. No podré cumplir con el horario. Llegó gente inesperada que tengo que atender”.

 

Podría hablarte de cada una en particular pero como hay una característica común que las produce, podemos englobarlas.

 

Este un problema de administración del tiempo.

¡Sí! ¡Ya sé que este es un título que llevan muchos posts!

Me imagino que habrás leído algunos.

¿Por qué será que no surten efecto?

 

Existe por ahí, una frase que para mí es maestra: “Cuando algo no funciona, no está produciendo algo, hay que volver a los básicos”.

¿Qué son los básicos en el tema de administración del tiempo?

Hábito de organización y planificación.

Orden en agenda.

Compromiso con tus promesas.

Tener presente uno de los Siete Hábitos de Covey, que erróneamente, siempre fueron planteados como útiles para los negocios y empresas, solamente, cuando este hábito es primero que nada, uno personal.

 

Mirada desde el Coaching Sobre Los Siete Hábitos de la Gente Altamente Efectiva.

 

Si usted no diseña su propio plan de vida, hay posibilidad de que caiga en el plan de otro.  Y ¿adivine lo que tiene planeado para usted?  La respuesta es: “No mucho”. Jim Rohn

 

Si tenés un negocio –cualquiera que sea- tendrás una meta económica, ¿verdad? Enterate por favor de esto:

 

Saber administrar el tiempo es el secreto mejor guardado de los ricos. Jim Rohn

Vos me dirás si la administración del tiempo es importante.

 

En la administración del tiempo, es básico un cambio de lenguaje.

No es: “Tener tiempo”, es “Hacer tiempo”.

 

No se trata de tener el tiempo suficiente, se trata de hacer el tiempo suficiente. Rachel Bermingham

¿Qué quiere decir esto?

Todos tenemos 24 horas al día.

¿Hace toda la gente la misma cantidad de cosas en ellas?

¿Por qué será?

Los que hacen más cosas, saben que no se trata de “tener tiempo”, sino de “Hacer tiempo”.

¿Y cómo se hace el tiempo?

 

¡Volviendo a los básicos!

 

¿Hay que hacer todo?

No.

¿Y si fallamos en la planificación y nos excedimos con la cantidad de actividades programadas?

¿Y si no tuvimos en cuenta que hay cosas que no es necesario hacer?

 

Siempre tienes la libertad de escoger qué hacer primero, qué hacer segundo, y qué no hacer. Brian Tracy

 

¿Y cómo reconocemos lo que hay que hacer, el orden conveniente  y lo que no hay que hacer?

¡Volviendo a uno de los básicos!

Uno de los hábitos que te mencioné más arriba.

Aprender a distinguir entre Urgente e Importante.

…En el desarrollo del mismo, el Dr. Covey manifiesta: Para administrar mejor nuestro tiempo y ser más efectivo necesitamos aprender a diferenciar lo urgente de lo importante. La única forma de ser efectivo es aprender a decir “No” a lo urgente. Hay que hacer lo  importante antes de que se transforme en urgente. Hacer lo importante nos lleva a nuestros objetivos. Hacer lo urgente nos lleva al estrés. Seguir leyendo 

 

Si hubiera un banco que te acreditara en tu cuenta 86.400 monedas cada mañana, que no transfiriera el saldo disponible de un día al siguiente, que no te permitiera conservar efectivo y, al final del día, cancelara la parte de esa cantidad que no hubieras usado… ¿Qué harías?

Por supuesto, sacar cada día hasta el último céntimo y aprovechar todo el dinero.

Pues bien, tal banco existe y se llama Tiempo.

Cada día te acredita 86.400 segundos y cada noche da por perdidos cuantos hayas dejado de emplear provechosamente.

Nunca trasfiere saldos, ni permite que los acumules.

Cuando no usas lo disponible ese día, el único que pierde eres tú.

No existe recuperación de fondos y tampoco es posible girar cheques sobre el mañana.

¡De cada persona depende invertir este precioso caudal de horas, minutos y segundos para obtener los máximos dividendos en cuanto a salud, felicidad y éxito!

A partir de ahora…

¿Podrías intentar cambiar el “No tengo tiempo” por “Vuelvo a los básicos y aprendo a administrar mi tiempo”?

 

Un cuento para vos

Rita Tonelli Coach es un blog que creo día a día con el objeto de acercar el Coaching Ontológico a Coaches, profesionales y particulares para compartir la posibilidad que ofrece de cambiar todo lo queramos para tener una vida mejor. “Un modo de ser y hacer diferentes para lograr lo que te propongas”

Por el placer de compartir


Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE