Un Valor Rutilante... La DeterminaciónLos seres humanos vamos creándonos a nosotros mismos, modificándonos de acuerdo a lo que más nos sirve, mediante la adquisición de herramientas con las que aprendemos a accionar efectiva y poderosamente, en el camino que nos hemos trazado.

No importa quién seas en este momento sino lo que podés llegar a Ser.

Necesitamos para ello, apertura al aprendizaje, confianza, intuición, persistencia, acción…, pero el valor por antonomasia para el logro de nuestras metas, sean éstas de la clase que sean, es la Determinación.

La determinación es el valor supremo que podemos traducir como la portentosa fuerza resolutiva que nace de tener:

Decisión.

Valentía.

Responsabilidad.

Fe y Confianza.

Si nos quedamos en la teoría, no aprendemos. Por eso, quiero preguntarte:

¿Creés que sos una persona determinada?

¿En qué actos se puede ver tu determinación?

¿Te observás con autenticidad o considerás que sí lo sos pero tenés muchas decisiones aplazadas?

 

La decisión, como parte de la determinación, es una acción que te permite no tener pendientes en tu vida… Y como me gusta decir: “Los pendientes se te pegan a los talones y te tiran para atrás”.

¿Cuánto tiempo pasás, algunas veces, dándole vueltas a una idea, a un deseo, pensando en un problema, sin decidirte a pasar a la acción… a decidir y hacer?

Cuando algo nos “persigue” porque necesita una decisión, perdemos energía, nos agotamos, tenemos síntomas físicos de molestias –a veces, graves- que no nos permiten vivir a pleno. Tomar la decisión es un gran adelanto, un gran paso en nuestro avance, pero… ¡No es suficiente!

 

¿Qué papel juega la valentía dentro de la determinación?

Postulo que determinante –valga la redundancia-.

Tomar decisiones, paso previo a la determinación que lleva a la acción, necesita de coraje y valentía porque cuando las postergamos y aunque nos digamos toda clase de excusas, lo único que tenemos es miedo.

Su vida cambia en el mismo instante en que toma una decisión nueva, congruente y comprometida. Tony Robbins

 

La responsabilidad (responder con habilidad) nos permite hacernos cargo de lo que nos toca y esto comienza, con nuestra propia vida. Poner las causas de lo que nos pasa, fuera de nosotros, nos aleja de nuestro ejercicio de la responsabilidad. Algo muy difícil y complicado de ver y aceptar por parte del que se encuentra en este estadío.

La responsabilidad está íntimamente ligada a la libertad, por eso, muchos aceptan no ser libres. Hasta la palabra “responsabilidad” puede asustar.

 

Me gusta ser hombre, ser persona, porque sé que mi paso por el mundo no es algo predeterminado, preestablecido. Que mi “destino” no es un dato sino algo que necesita ser hecho y de cuya responsabilidad no puedo escapar. Paulo Freire

 

Fe y Confianza se aprietan de la mano. La primera tiene que ver más con tu espiritualidad, la segunda con tu formación personal.

La Fe y la Confianza son los anticuerpos efectivos para el miedo. Elementos imprescindibles para que ostentes la enorme habilidad de la Determinación.

Porque, como ya te dije…

La falta de Determinación abreva en el Miedo.

 

Todo lo que querés hacer y no hacés se debe a tu falta de determinación.

Todo lo que expongas como “motivos” para aplazar  lo que tenés que hacer, es falta de determinación, y esos “motivos” solo son excusas.

¿Hay atenuantes? ¿Hay “situaciones especiales”?

No, no los hay.

Solo son excusas y te recuerdo una noticia que te di alguna vez:

“Vos podés tener resultados o tener excusas. Lo que no podés es tener ambas cosas, a la vez”.

Dijo Confucio que

… y más vale que te tomes esto muy en serio, porque no se equivocaba.

 

Mi relación permanente con seres humanos  me permite colegir conclusiones alarmantes:

Miles de personas que quieren (al menos, eso dicen) mejorar, salir del pozo donde se encuentran, transformar su vida, capacitarse, cumplir sus metas, llegar a Ser el Ser Grande que potencialmente late en ellas, manifiestan un “entusiasmo” que solo se queda en una excitación momentánea por la que aseguran, prometen, se comprometen a hacer pero… nunca hacen nada.

Recibo todo tipo de respuestas:

“No tengo dinero”.

“No tengo tiempo”.

“Más adelante cuando esté con la cabeza más centrada en mí (¿?)”.

“Te avisaré sin falta”.

“Tendrás noticias mías”.

Para todos ellos: “Cambien su discurso porque en este cuento que se cuentan porque no quieren verse realmente a sí mismos con su debilidad, solo hay ¡Excusas!

Amigos queridos: Lo que se quiere hacer, se hace. Todas las palabras usadas para excusarse son intentos fallidos de seguir mintiéndose y de quedar bien con el que se han comprometido.

Estas personas carecen del valor rutilante de la Determinación.

Quiero ayudarte con las siguientes preguntas porque hoy, leyendo este post, quizás “sea el momento” de tu despertar y tomar el mando de las riendas de tu vida. (Porque también tenemos aquellos para los que “no es el momento”) ¿Qué momento? ¿Ahora o cuándo?

¿Cuándo vas a salir de tu estado de sufrimiento?

¿Cuándo te vas a capacitar?

¿Cuándo comenzarás a transformar tu vida?

¿Cuánto tiempo de vida tenés?

¿Cuándo es el momento de conformar tu integridad?

¿A quién querés engañar?

¿A quién le hace bien que te engañes y trates de engañar?

 

Miedo… solo miedo… y excusas… ¡Muchas excusas!

 

 

¿Cuándo vas a dejar de encubrirte en el niño entusiasmado que cuando llega el momento de hacer se olvida de la palabra “compromiso”?

Con estas debilidades… ¿Te sorprende que las cosas no te vayan bien?

¿Te sorprende que “todo conspire contra vos”?

¿Te sorprende que “la vida esté empeñada en arruinarte”?

 

¿Se puede confiar en vos?

¿Se puede confiar en alguien que no tiene determinación y tiene el coraje de una hoja a merced del viento?

Si no cumplís con la respuesta a un mail… ¿Cómo te vas a hacer cargo de tu vida?

D E T E R M I N A C I O N

 

            ¡La vida no espera! Es tiempo que te des cuenta.

            Mientras vos fingís que vivís, ella no se detiene.

 

Si no estás donde querés estar, se debe a tu falta de determinación.

Quizás una niña te lo pueda mostrar mejor que yo.

 

Un señor estaba moliendo trigo en un viejo molino. Él dirigía una granja grande con varios granjeros arrendatarios, de color.

De pronto, la puerta se abrió silenciosamente, y apareció una niña, hija de uno de los arrendatarios y se quedó parada junto a la puerta.

El señor levantó la vista y le gritó con aspereza:

-¿Qué quieres?

-Dice mi mamá que le mande cincuenta centavos –respondió humilde la niña.

-Ni hablar –replicó el señor. –Y ahora, vete a tu casa.

-Sí señor –dijo la niña. Pero no se movió.

El señor siguió con su trabajo sin darse cuenta de que la niña seguía allí parada. En un momento, la vio y volvió a gritarle:

-He dicho que te vayas a tu casa. Y si no te vas, te daré una paliza.

-Sí, señor –respondió la niña. Pero permaneció inmóvil en el lugar.

El señor tomó un palo y se fue acercando a la niña con una intención poco tranquilizadora.

Cuando estaba llegando casi, a la niña, ella dio un paso al frente y gritó con todas sus fuerzas:

-Mi mamá necesita esos cincuenta centavos.

El hombre se detuvo, hizo unos segundos de silencio, dejó el palo en el suelo, metió la mano en el bolsillo y le dio el medio dólar que la niña le pedía.

Ella tomó el dinero y se dirigió a la puerta, sin quitarle los ojos de encima al hombre que acababa de vencer. (De “Piense Y Hágase Rico” de Napoleón Hill)

 

¿Cómo consiguió la niña su objetivo?

¿Qué misterioso poder tenía ella que hizo que una niña de color venciera a un adulto blanco?

 

 

¿Te animarías a responder?

 

¡Dejáme tu respuesta en los comentarios!

 

 Y si querés… también podés compartir otras en relación a las preguntas que están en el post.

 

Rita Tonelli Coach es un blog que creo día a día con el objeto de acercar el Coaching Ontológico a Coaches, profesionales y particulares para que conozcan la posibilidad que ofrece de cambiar todo lo queramos para tener una vida mejor. “Un modo de ser y hacer diferentes para lograr lo que te propongas”

 

 

Por el placer de compartir.

 


Comparte esto

4 comentarios

  1. ¡Wow! Uf, Rita, ¡Me encantó este post! Sobran las palabras, así que solo diré una: IMPRESIONANTE
    Estupendo, de veras. Muchos cariños desde España
    José Luís Casado publicado recientemente..EL NETWORK MARKETING: UNA CARRERA MULTIDISCIPLINARMy Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    ¡Gracias, Jose!
    Es un tema que me “altera” un poquito. Jajaja. Pero la indignación también es motivación cuando tenemos la intención de ayudar a los que siguen durmiendo y contándose el cuento que más “tranquilos” los deja.
    Gracias por comentar. Un gran abrazo

    [Responde a este comentario]

  2. María del Carmen Barrero

    Sin embargo yo no estoy tan de acuerdo Rita.
    Tu seguro que sabes que hay cosas que uno quisiera hacer con todo el empeño posible. Pero no se consiguen porque aunque yo no me ponga ni piense en mis límites seguro que los tengo.
    No puedo proponerme algo que sé que mi economía no me permite.
    Pero quizá me digas.. ¡No todo se basa en lo económico!.. Pues yo te digo que si. Al menos la mayoría de las cosas que me he propuesto y no he conseguido han sido por no poder seguir económicamente.
    Pero fuerza de voluntad nunca me faltó y te aseguro que yo soy de esas personas a la que no la importa el sufrimiento ni el esfuerzo con tal de alcanzar mi objetivo.
    Me resultaría mas facil darte la razón y decirte que es verdad, que es así… Pero no es cierto. Mucha gente ha muerto intentando alcanzar aquello que siempre deseó sin conseguirlo.
    Y ya puesta te diré que las palabras nos ayudan mucho, pero como no vivimos de las palabras, sino del dinero ya que todo funciona así, pues muchas veces nos damos por vencidos porque ya no podemos seguir gastando lo que no es nuestro.
    A veces nos cuesta mucho decir la verdad de lo que pensamos, pero ya me conoces y sabes que siempre te diré lo que pienso realmente.
    No quiere decir esto que yo sea de tirar la toalla en el primer o segundo asalto. Volveré al Ring, y volveré a luchar por lo que considero es no ya un sueño, sino una necesidad personal. Pero las cosas no salen como uno se las plantea o planéa.. Las cosas vienen y van y uno debe enfrentarse a ellas sin mas armas que la voluntad de defender una buena causa, y a veces uno sale vencido, o mal parado, como lo quieras llamar.
    La realidad supera muchas veces a las ganas e incluso a toda la voluntad que se ponga en el intento.
    Cuantos bofetones me habré llevado porque estando ya en el último asalto, habiendo llegado hasta ahí, llegó un golpe que superó a todos los demás recibidos.
    Pienso (ya lo sabes tu) que la voluntad es poder, y la mejor herramienta es la paciencia. Y si hoy no se puede ya podré de otra forma y en otro momento, pero no vivimos solos, estamos rodeados de gente a la que uno quiere y por conseguir un sueño no voy a renunciar a otro que ya conseguí y que me costó mucho conseguirlo. Y como dice el refrán, “Si no consigues un deseo ve a por otro”.. Quizá se cruce por medio el que no conseguí y entonces pueda aprovechar como en las rebajas, jajajaja.. Dos por uno y sin casi proponerselo, Porque eso también ocurre, verdad?..
    Me ha gustado mucho Rita.
    Cariños para ti.

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Mari Carmen: ¡Gracias por tu comentario!
    Cuando se presentan estas oportunidades en que vos planteás tus puntos de vistas que no coinciden con lo que expongo, es cuando más lamento no tenerte cerca para que le demos a la lengua hasta poder comunicarnos efectivamente. 😉
    Pero como hay que aprovechar lo que tenemos y no, lo que no tenemos, vamos a ello por este medio… Quiero responder a cada párrafo tuyo, sin que esto se parezca a una contienda sino para explicarme mejor.
    Todos tenemos límites… Nuestro trabajo de crecimiento personal se enfoca en ir ampliándolos lo más posible para dejar más lugar para crear.
    El tema económico es una realidad, pero yo también te aseguro que estamos “mal-educándonos” cada vez más permitiendo que el dinero nos coarte. Es una actitud hacia el dinero que necesitamos trabajar (y te lo digo con conocimiento de causa). Lo que sucede también es que los motivos para no lograr (por decirle a esta contingencia de alguna forma) no son uno por aquí y otro por allí, sino que forman un conglomerado donde se confunden todos ellos y perdemos claridad.
    Por otra parte, nada es así o asá (como decimos aquí), todo es según la mirada que tengamos sobre las cosas. Ni yo tengo razón ni vos la tenés más que yo para mí y vos para vos… Pero… y manteniendo cada una su posición: ¿Cuál nos sirve más? ¿La que presta atención al obstáculo y le da todo el poder, como en el caso de pensar en “poderoso caballero, don dinero”, para intentar algo? o ¿La que presta atención y trata de reforzar lo que sí podemos ante un proyecto? Ese es el secreto Mari Carmen, y no hay más. ¿Qué elijo pensar? ¿Lo que me sirve o lo que me paraliza? Mi mirada está -y sigue intentándolo todos los días- puesta en todo lo que puedo y no en lo que no puedo y en los obstáculos que se presentan.
    Sé que mucha gente ha muerto intentado lograr lo que quería, y postulo eso: “Lograrlo o morir en el intento”, así que como verás, en ese punto, estamos muy cerca en nuestra forma de ver la cosa.
    En cuanto a la gente que nos rodea y que puede sufrir por lo que podamos hacer… Este sí que es un punto no personal, sino personalísimo. Esas son elecciones que dependen de nosotros y no hay reglas ni modelos ni recetas. Cada uno hará prevalecer de acuerdo a sus valores, qué es lo que quiere preservar.
    Ya sabés -igual lo repito- que para mí es un gran incentivo y un placer que escribas lo que realmente pensás porque leyéndote (a vos y a todas las personas que hacen planteos honestos), crezco y busco y rebusco en mi mente y emoción, cuestionándome yo también lo que pienso, a ver si surge un cambio de posición… es decir, estoy abierta a escuchar para poder seguir aprendiendo.
    A mí, sí que me encantó leer tu opinión, bonita. A vos, con todo respeto me permito expresar, te gustó porque te dio pié para poder sacar un poco de esa des-ilusión y enojo que todavía molesta esa almita. Tenemos una conversación pendiente porque habiendo ya pasado tu episodio, eso no significa que no siga vigente. Por supuesto, esa charla tendrá lugar solo si vos querés. Aquí estoy disponible, con todo mi corazón.
    Un gran abrazo, amiga.

    [Responde a este comentario]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE
Quizás también te intereseclose