Ambición Vs. Creencias Limitantes

Desde el Coaching, interpretamos la “Ambición” como un gran deseo, muchas ganas y como una motivación importante para la acción.

Sostenemos que la fuerza del adjetivo: “excesiva”, “mala”, “buena”, hace un aporte determinante al momento de hablar de ella.

Lo que quiero decir es que cuando decimos “ambición”, no estamos transmitiendo de por sí, una connotación negativa en la palabra, por lo cual ella es de mucha utilidad al hablar, por ejemplo, de la calidad de nuestras metas: “Metas ambiciosas”.

Pero esto no es lo que sucede habitualmente.

Cuando se trata el tema de la “ambición”, se considera que hablamos de algo descarnadamente material, donde el “fin justifica los medios”, y donde se esconde un ansia de poder, desde todo punto de vista reprobable.

¿Qué piensas tu de la palabra “ambición”?

¿La usas sin ningún tipo de prurito o te “hace ruido” escucharla?

 

He colocado “Versus” en el título, sin embargo, esta interpretación errónea puede hacer que la “Ambición” se transforme o genere, una creencia limitante.

 

¿Está bien ser ambicioso, desde tu punto de vista?

¿O está mal?

 

Creo que cambiar nuestra interpretación puede abrirnos un excelente marco de posibilidades.

 

¿Tienes problemas con el dinero?

¿Crees que estás despojado de creencias limitantes? ¿Has revisado bien?

Los problemas con el dinero están originados en un 90% en nuestras creencias limitantes respecto de él.

¿Escuchaste alguna vez en tu familia o en tu infancia frases como estas?

El dinero no crece en los árboles.

Las personas con dinero son sospechosas.

Nadie que tenga dinero lo ha hecho lícitamente.

 

¿Te suenan?

¿Crees que no influyen en ti?

¿No estará en lo más profundo de tu alma, escondido un miedo a tener dinero?

Y no importa que te parezca gracioso lo que te digo. Tómalo sin juzgarlo y analiza tus creencias.

A ver si te hace sentido…

Si interpreto la palabra “ambición” como algo execrable, si considero que los ricos son delincuentes… ¿Puede haber dentro de mí una creencia que me auto impide tener lo que digo que quiero, pero no estoy logrando?

Te comento que las creencias no están en nuestra conciencia, por lo tanto, es difícil que podamos identificarlas.

¿Entonces, Rita?

Entonces, te animo a trabajar con tus creencias hasta hacerlas concientes chequeando tu lenguaje, tus actitudes, tus juicios, etc.

Escribí un post íntegramente dedicado a las creencias y su poder y hoy te invito a que lo veas, aquí 

 

Necesitas enfocarte en un tipo de concepto del dinero donde él sea una consecuencia, donde él no sea el fin último, donde lo consideres totalmente posible de conseguir. Trato este tema con profundidad en este artículo que quizás te convenga revisar, porque tiene una base neurológica incontrastable. 

 

[Tweet “Quítenme todas mis fábricas, quítenme mis negocios, mis medios de transporte y mi dinero, pero déjenme mi organización, y dentro de cuatro años volveré a tenerlo todo. Andrew Carnegie” El Rey del Acero]

 

El dinero posee una naturaleza prolífica. El dinero puede engendrar dinero, y su descendencia puede generar más. Benjamín Franklin

 

Se trata de cambiar tu mirada, se trata de practicar esta nueva, se trata de aplicarla a tus nuevos planes, se trata de incentivar tu credibilidad en tus posibilidades, y no lo contrario.

Creo en el poder de creer en lo siguiente:

 

Es imposible solucionar los problemas económicos con dinero.

Los problemas económicos se solucionan con imaginación.

Nunca he trabajado en nada para hacer dinero a menos que fuera divertido también. – A. C. Gilbert.

¿Qué piensas de esto?

¿Lo crees?

¿Te suena posible?

 

Pues… mi creencia poderosa (lo contrario de “limitante”) es que esto es así.

 

Las creencias pueden originarse en la familia en que naciste, en la época, en tu entorno cercano, pero también pueden hacerlo en nuestro “contagio” con lo que nos rodea.

            El verdadero éxito es el que se obtiene con uno mismo. No consiste en tener cosas sino en el auto dominio, en la victoria sobre uno mismo. Anuar El Sadat

 

Cuando creciste al punto de tener control sobre tus decisiones y por ende, sobre tu vida, no hay entorno que te pueda contagiar, no hay creencias que te puedan limitar y no hay interpretaciones negativas que te puedan perjudicar. Rita Tonelli Coach

 

No estás perdido, sin embargo. El poder personal del Ser Humano le permite:

Cambiar sus interpretaciones.

Las interpretaciones son juicios por lo tanto, puedes elaborar el juicio contrario, elegir cuál te sirve para tus logros y asentarte sobre él para avanzar.

Cambiar tus creencias.

También las creencias son juicios, por lo tanto, puedes actuar con estas de la misma forma que con tus interpretaciones.

 

Las personas efectivas no se orientan hacia los problemas sino hacia las oportunidades. Peter Drucker

 

Había una vez un ciudadano que vendía unas ricas hamburguesas con pan. Estaba muy ocupado y por lo tanto no tenía tiempo de oír la radio, ni leer los periódicos ni ver televisión.

Su negocio prosperaba día a día y tenía tanto trabajo que le pidió a su hijo que estudiaba en la Universidad que lo ayudara.

Al ver a su padre haciendo nuevas inversiones un día, éste le dijo:

-Estamos sufriendo una grave crisis. Tu no escuchas la radio, ni lees los periódicos por eso no te enteras pero la situación es realmente mala; peor no podría estar.

El padre pensó: “Mi hijo estudia en la Universidad, lee la prensa, ve la televisión y escucha la radio. Él sabe lo que dice”.

Compró entonces menos pan y menos carne. No invirtió en otro negocio como pensaba. Disminuyó la publicidad que hacía y las ventas empezaron a caer cada día.

-Tenías razón hijo mío -le dijo al muchacho  – Verdaderamente estamos sufriendo una gran crisis.

 

Por el placer de compartir

 

Rita Tonelli Coach es un blog que creo día a día con el objeto de acercar el Coaching Ontológico a Coaches, profesionales y particulares para compartir la posibilidad que ofrece de cambiar todo lo queramos para tener una vida mejor. “Un modo de ser y hacer diferentes para lograr lo que te propongas”

 

¿Estás muy pero muy informado?

¿Estás pendiente de las “noticias”?

¿Cómo te sientes cada vez que ves un noticiero?

¿Aumenta esta acción tu credibilidad en tus interpretaciones y creencias?

¿Para qué te sirve?

 

¿Te animas a cambiar tus interpretaciones y creencias?

 

No nos dejes sin regalarnos tu opinión que puede ayudarnos a todos. ¿Te sirvió lo que leíste? Quizás pueda servir a otros.  Compártelo en redes sociales para ayudarlos y hacer una diferencia en sus vidas. Solo tienes que clickar los íconos donde lo quieras difundir. ¡Mil gracias!

 

 


Comparte esto

4 comentarios

  1. María del Carmen Barrero

    Un cuento con mucha intuición.
    Es lo que suele ocurrir a muchos seres humanos. Y realmente penoso que nos dejemos llevar más por la habladuría que por nuestros propios ojos y méritos.
    Para mi la palabra ambición y en su justa medida, o mejor dicho, a su justo entender, nunca trató sobre el dinero en mi persona.
    Yo soy ambiciosa, pero en logros. Y admiro a las personas que logran sus objetivos tras un duro enfrentamiento contra cualquier tipo de crisis.
    Todos deberíamos tener ambiciones de superación. Saber entenderlas como tal.
    El cuento dice casi más que el post (Sin ánimo de desprestigiar el post).. Y me hace recordar a ciertas personas muy cercanas que siempre quisieron mi fracaso.
    La ambición al igual que el poder BIEN ENTENDIDO, será la causa del éxito de aquél que se enfrente con estas dos virtudes ante cualquier situación.
    Estoy totalmente de acuerdo Rita.
    Un besazo y cariños.

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Mari Carmen:
    El cuento es maravilloso. De hecho, me costó encontrarlo porque lo que quería era que impactara por sí mismo, así que, parece que lo logré. 😉
    Las creencias, como digo en otro de mis posts, al que puse el enlace, son arquitectas de nuestro ser, para bien o para mal. Necesitamos estar atentos para no terminar como el pobre gato.
    En cuanto a dar por sentado que la ambición es algo malo, es otra de las debilidades humanas que más daño nos puede hacer.
    Muchísimas gracias por tu mirada, siempre un aporte.
    Un gran abrazo

    [Responde a este comentario]

  2. Me resultó muy interesante este post. Considero que la ambición es una creencia poderosa, tal como la expresas, cuando la utilizamos para nuestro crecimiento personal coincidiendo con María del Carmen. Es muy diferente el concepto de avaricia ya que nos impide gozar de una vida plena. Estaría muy bueno hacer la distinción de ambición y avaricia mas detalladamente, para quienes consideran que la ambición es una creencia limitante. Te envio cariños Rita.
    Graciela publicado recientemente..Se ha encontrado un valor: la confianzaMy Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    ¡Gracias, Graciela por comentar y aportar!
    Creo que lo que proponés es justamente el otro lado de mi post, cuando a raíz de considerar la ambición como creencia poderosa y no limitante, podemos llegar a extralimitarnos y caer en el extremo opuesto.
    Te animo a desarrollar tu idea. Me interesó. Una mirada más que surge, por lo cual, ¡celebro!
    Un gran abrazo

    [Responde a este comentario]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE