En La Balanza Compromiso Y Disculpa
¿Hacia dónde se inclina la tuya?

Cuanto más nos comprometemos responsablemente, menos disculpas tenemos que crear.
Cuanto más débiles somos en cumplir nuestros compromisos, más tenemos que trabajar en generar disculpas.

Comprometerse lleva implícita una promesa.

La promesa es un acto del habla (poder solo humano) que forma tu identidad, aumenta tu seguridad en vos mismo y potencia tu autoestima.
¡Claro! Si nada de esto te importa, te dará lo mismo comprometerte con responsabilidad o no aunque termines convertido en un “mago” de las disculpas.

Está tu libertad para comprometerte o no, pero no está la posibilidad de un logro si no te comprometés. Rita Tonelli Coach

Te invito a auto observarte en estas opciones.
¿Por qué?
Porque el Compromiso responsable suma a tu integridad.
Porque cuando cumplís tus compromisos, te afianzás como persona.
Porque la disculpa, más allá de las normas sociales y de buena convivencia, es solo un conjunto de palabras, a menudo pintado de excusas, y que en realidad, te “sirve” a vos.

“Disculpa” quiere decir: “Negar la culpa”.
No creo que tenga que extenderme más sobre esta expresión.
Sí, me gustaría que vos nos compartas, desde la etimología de la palabra, qué creés que aportás, cada vez que tenés que esgrimir una disculpa.
No voy a dejar de puntualizar que a veces, la disculpa –solo cuando es sincera y se refiere a un acto involuntario- tiene valor.

Lo que me hace ruido específicamente, es el parecido que tiene para mí, la disculpa con la excusa. Y…

Vos podés tener resultados o excusas. Lo que no podés es tener las dos cosas a la vez.

Como siempre, te estoy hablando desde la mirada del Coaching, una integrativa de tu Ser que te acompaña para empoderarte, siendo auténtico y conciente de tus actos.
¿Te disculpás, a menudo?
¿Por qué? ¿Por qué creés que te tenés que disculpar, a menudo?
¿Ponés atención y conciencia en tus acciones?
¿Pensás lo que hacés?
Entonces…
¿Por qué tantas disculpas?
¿Te lo preguntaste alguna vez?

Lo que el Coaching impulsa es tu escucha activa. Ella es la única que te hará darte cuenta de lo que te pasa.
Intentá no responder rápidamente, lo primero que te salga. (Eso es una re-acción).
Pensá, reflexioná, preguntate si algo de lo que estás escuchando está en vos aunque no te des cuenta.
Si no, no sirve.

Quiero contarte que una de mis más grandes transformaciones mientras estudiaba la carrera de Coach, fue aprender a callar para así aprender a escuchar. Y porque he experimentado en mí, el beneficio y valor de tal actitud, es que te la recomiendo.

Cuando no nos comprometemos responsablemente, se abre el contexto de la disculpa o de la nada, porque puede pasar que te de vergüenza ser conciente de tu falta de compromiso, tu falta de poder personal para hacerte cargo de tus fallos, y que prefieras no decir nada. Aquí aparece otra debilidad. Como te acabo de mencionar, la incapacidad de hacerte cargo de tus actos.
Me gustaría que recordáramos juntos cómo funciona el compromiso.
El compromiso te da poder, responsabilidad y confianza. Seguir leyendo

Hoy quiero mostrarte un aspecto más acerca del compromiso.
La falta de compromiso puede ser la causa de que no estés consiguiendo lo que querés, entonces, tu discurso será: “Quiero lograr tal cosa, hago todo lo que estudio, leo y me informo, pero sin embargo, por más que le doy vueltas al tema e intento numerosas acciones, no consigo lo que quiero”.

En forma aparente, en estas palabras no habría ninguna conexión con la falta de compromiso. Sin embargo, en una sesión con un Coach, él puede detectar que lo que te está faltando es justamente, eso.
¿Cómo percibís un discurso como el anterior?
¿Te suena “comprometida” esa persona?
Pero hay más…
Ante preguntas concretas al Coachee acerca de si quiere lograr eso que dice, realmente, él responde: “Sí, por supuesto”.
“¿Qué estás dispuesto a hacer?” es la próxima pregunta.
“Todo lo que sea necesario”, es la respuesta.

Vuelvo a preguntarte:
¿Te suena “comprometida” esa persona?

Te sorprenderá saber que la mayoría de las personas que actúan así en una conversación… pueden hacer, llegado el momento de pasar a la acción, todo lo contrario… hasta desaparecer.
¿Qué le pasó?
¿Qué le pasa?
No está comprometido con nada de lo que dice, y ése y solo ése es el conflicto. No ninguna fuerza “maligna” externa que se está oponiendo a que él concrete lo que quiere en la vida.

¿Te ha pasado alguna vez?
¡Cuidado! Revisá tu forma de comprometerte, de decir que querés lo que querés, de mostrar un gran interés hasta que… ¡Hay que pasar a la acción!
No se graban tanto mil palabras como un solo hecho. Henrik Johan Ibsen

Que quede claro que el único perjudicado por esta acción de falta de compromiso, sos vos. El otro se sentirá molesto, incómodo (le provocaste un problema… temporalmente) pero vos…
¿Quién te va a tener en cuenta después?
¿Quién confiará en vos? Hasta vos… ¿Podés seguir confiando en tu Ser y su poder luego de incumplir compromisos?
¿Cómo generarás relaciones exitosas?

La Zorra y el Chivo en el pozo
Cayó, una vez, una zorra en un pozo muy profundo, viéndose obligada a quedar adentro por no poder alcanzar la orilla.
Más tarde llegó un chivo sediento, y viendo a la zorra le preguntó si el agua era buena. Ella, ocultando su verdadero problema, se deshizo en elogios para el agua, afirmando que era excelente, e invitó al chivo a descender y probarla donde ella estaba.
Sin pensarlo saltó el chivo al pozo, y después de saciar su sed, le preguntó a la zorra cómo harían para salir de allí.
Dijo entonces la zorra: Hay un modo, que sin duda es nuestra mutua salvación. Apoya tus patas delanteras contra la pared y alza bien arriba tus cuernos; luego yo subiré por tu cuerpo y una vez afuera, tiraré de ti.
El chivo le creyó y así lo hizo, la zorra trepando hábilmente por la espalda y los cuernos de su compañero, alcanzó a salir del pozo, alejándose de la orilla al instante, sin cumplir con lo prometido. Cuando el chivo le reclamó la violación de su convenio, se volvió la zorra y le dijo: ¡Oye socio, si tuvieras tanta inteligencia como pelos en tu barba, no hubieras bajado sin pensar antes en cómo salir después!

Por el placer de compartir

Rita Tonelli Coach es un blog que creo día a día con el objeto de acercar el Coaching Ontológico a Coaches, profesionales y particulares para compartir la posibilidad que ofrece de cambiar todo lo queramos para tener una vida mejor. “Un modo de ser y  hacer diferentes para lograr lo que te propongas”

¿A qué te estás comprometiendo sin pensar en cómo saldrás de eso después?

¿Qué querés lograr?
¿Cuál es tu compromiso con tu meta?
¿En cuántas promesas no has cumplido y tuviste que disculparte, con vos o con otros?

No nos dejes sin regalarnos tu opinión que puede ayudarnos a todos. ¿Te sirvió lo que leíste? Quizás pueda servir a otros. Compartilo en redes sociales para ayudarlos y hacer una diferencia en sus vidas. Solo tenés que clikar los íconos donde lo querés difundir. ¡Mil gracias!


Comparte esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE