mision

En la película “Indiana Jones Y La Última Cruzada”, el protagonista va detrás del Santo Grial. Cuando finalmente, está por conseguirlo, encuentra un gran abismo que lo separa de su objetivo. Su intuición lo impulsa diciéndole que si salta, un puente aparecerá pero lo que hay delante de sí, es una oscuridad profunda… Por un momento piensa que caerá al vacío. No obstante, crece su fuerza interior y al darse cuenta de que esta tarea es la suya, da un paso al vacío y… el puente aparece. A medida que avanza con pequeños pasos, el puente se va alargando bajo sus pies.

Lo Que Da Vida A la Vida es Un Salto de Confianza…

Lo Que Da Vida A la Vida es Desarrollar Tu Misión Personal 

 

El investigador Amy Wrzerniewski descubrió que la misión existe en todas las actividades. Nos dice además que existen tres tipos de personas respecto de lo que hacen en la vida.

1)     Los que lo ven como un trabajo con el cual obtienen sus ingresos. Cuanto menos sepan acerca de cuál es su misión en la vida, mejor.

2)     Los que lo ven como una carrera, como un paso para llegar más allá. Tienen motivación para capacitarse y sentirse mejor. Es probable que estén interesados en saber y ejecutar su misión.

3)     Los que ven su actividad como misión. No trabajan por el dinero sino porque les gusta y apasiona y  el dinero, es una consecuencia.

Un personal de limpieza en un hospital que pertenezca al tercer grupo, verá su trabajo como un medio de mejorar la vida diaria de los pacientes y no como una tarea ruda y cansadora.

Si no se tomara la vida como una misión, dejaría de ser vida para convertirse en un infierno. León Toltoi

 

¿En qué grupo estás?

Porque si no estás en el último, es probable que no seas feliz y te cueste responderte la pregunta ¿Para qué me levanto cada mañana?

¿Qué te falta en tu vida?

Sé honesto, por favor. Porque si seguís con la historia que te contás todos los días, también en este momento… no sirve que sigas leyendo. Aquí, se trata de encontrarte a vos mismo. Vos decidirás con tu actitud si querés o no saber quién sos y qué viniste a hacer a este mundo con talentos únicos para desarrollar. Si no fuera así… ¿Para qué estás vos? ¿Por qué en tu lugar no hay otra persona?

¿Qué le falta a tu vida?

Quizás se te ocurra la respuesta… “-Nada” o “-Todo” o “No lo sé”

En cualquiera de los tres casos, no debes estar viviendo como querés realmente querés vivir.

 

-No sé si este es el lugar donde quiero vivir.

-No sé si esto es lo que quiero hacer.

-El trabajo me cansa. Lo hago porque lo tengo que hacer, no porque lo disfrute.

-No encuentro el sentido de mi vida.

-No sé qué hacer con mi vida.
                   Quizás no estás en una situación anímica extrema, quizás sientas algún tipo de alegría pero seguramente, cuando se acaba el día, de todo lo que hiciste, solo se siente un vacío y un gran cansancio.

 

Solo se puede vivir desde el amor o desde el miedo, y solo se puede vivir desde el amor cuando lo que hacemos es nuestra misión. El miedo es lo que hace que sigas haciendo lo que no querés o no te gusta. Entiendo tus miedos, las decisiones son tuyas. Solo quiero que lo sepas por si alguna vez decidís arriesgarte.

Desde el amor te preguntarás qué quiero.

Desde el miedo te preguntarás qué no quiero.

 

¿Y si dejaras de practicar el deporte nacional del mundo… quejarte y empezaras a vivir como querés?

 

Subite a un colectivo, mirá las caras de la gente. Ceños fruncidos, bostezos, miradas temerosas… ¿Y si a alguno le molesta otro porque lo rozó al pasar? ¿Hay una disculpa o empiezan los gritos? ¿A qué se dedicarán la mayoría? ¿A lo que aman o a lo que se siente obligados?

La gente está mal… -decimos.

-Sí, la gente está mal pero no solo es por el entorno. Esto se debe a darse cuenta de que pasarán sus vidas sin haber hecho lo que querían.

 

Luego de conocer tu Misión Personal, vendrá tu decisión de si te animás a ejecutarla o no, si podés adaptar lo que hacés para concretarla, en fin, un sinnúmero de posibilidades, pero lo primero que necesita tu vida, ¡hoy! Es conocerla para llenar tu vacío.

 

Todo el mundo tiene su propia vocación específica en la vida… En esto no puede ser reemplazado, ni se puede repetir su vida… Por lo tanto la tarea de cada persona es tan única como su oportunidad específica para su ejecución. Detectamos más que inventamos nuestra misión en la vida. Viktor Frankl

Todos tenemos un Santo Grial para conquistar, una misión que cumplir, un sueño para concretar. Cada uno de nosotros, escucha una voz interior que nos dice que podemos simultáneamente con otras voces que nos conectan con nuestras limitaciones y miedos. Voces que al escucharlas nos llenan de “razones” para detenernos. Recordemos, en esos momentos, al héroe de la película y hagamos importante la voz que dice que podemos.

El video no tiene audio por una cuestión de copyright pero lo que te quiero mostrar, lo verás perfectamente. 

 

Si te pareció importante, podés hacer una diferencia en la vida de otra persona. Andá más abajo, buscá el botón «Share» y elegí las redes sociales que prefieras para compartirlo. ¡Gracias!

taller de coaching tu misión personal


Comparte esto

7 comentarios

  1. Pues fíjate Rita que en realidad nunca he pensado para qué estoy aquí.. Porque estoy segura de que no encontraría más respuestas que las que tengo. Pides sinceridad y yo soy persona sincera, y por este motivo te diré lo que pienso.
    Yo no creo tener ningun tipo de misión. Más bien creo que tengo un deber como persona que soy. Siempre me han preocupado más los demás que yo misma, y quien me conoce bien sabe como soy y que no miento.
    Si sufro, casi nunca es por mi misma, siempre. Siempre hay alguien que me pregunta.. ¿Pero a ti qué más te da, si no es problema tuyo?.. Pero una vez que veo un problema ajeno, no se por qué, me siento parte de esa persona, ya sea conocida o no y lo paso mal. Pero no creo que eso sea una misión. Porque si así fuese estaría faltando a mi deber, ya que me siento impotente por no poder hacer nada.
    Siempre creí que las personas no tenemos misiones, tenemos deberes como seres humanos de para con otros.
    Porque si así fuese, no solo me preguntaría qué hago yo aquí.. tambien me preguntaría por la existencia de los demás. Y si cada uno tiene una misión, quizá sea la misma, no creo que cada uno tenga una. Y si es la misma ya no es una misión, es un deber.. Y no hablo de obligaciones, sino, del deber del ser humano, que es aportar lo mejor de si mismo para nosotros y para los demás. Una persona que se da a los demás es feliz.. doy fe de ello. Pero no creo que se llame misión.
    Espero haberte sido lo suficiente sincera.. jeje..
    Un abrazo y cariños.

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Una de tus particularidades es ser sincera, Mari Carmen… Es mi juicio acerca de vos y esto es uno de los pilares sobre los que crece mi respeto, admiración y cariño por vos.
    Tu postura es respetable para mí y lo valoro porque en los disentimientos está el crecimiento y porque creo realmente en esto.
    Te agradezco tu comentario y -aquí, entre nosotras, :)- sería maravilloso que pudieras creer en que para algo estás aquí porque con esas cualidades humanitarias sos un regalo para el mundo, amiga. No creo que si bien, en muchos de nosotros anidan los sentimientos de la compasión y la solidaridad, sea eso lo que particularmente, nos hace felices… pero ya lo charlaremos mejor personalmente. 🙂
    Un abrazo mi querida amiga.
    ¡Buena Vida!

    [Responde a este comentario]

  2. «lo que da vida a la vida…» la confinza en uno mismo, la confianza en el universo, el optimismo y la realización de todo lo que se hace con el corazón… con amor y pasión, quien se anima a negarnos todo lo que queremos si lo hacemos asi?… solo nosotros mismos. te quiero Rita, besos

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    ¡Gracias, Adela, por tus palabras!
    Yo también te quiero y ¿Sabés cuál es tu mision?
    Amor, pasión y compromiso, tienen que estar presentes.
    ¡Gracias por tu afecto!
    Yo también te quiero.
    Cariños.

    [Responde a este comentario]

  3. Interesante planteamiento, Rita. Personalmente te diré que no creo mucho en eso de que todos tengamos una misión en la vida. En cuanto a los grupos, me inscribiría en el grupo de los que disfrutan con lo que hacen, pero esto es algo que siempre he hecho ¿conformismo? ¿adaptación a las circunstancias? No lo se. Lo cierto es que siempre he disfrutado con lo que he hecho (menos cuando me tocó ser peón de jardinería, je, je…), especialmente si eran trabajos creativos. ¿Músico de rock? Durante años me dediqué a eso y lo disfruté mucho. Pareciera que eso era mi misión en la vida, pero por circunstancias lo dejé. Durante años fuí maquetista y participé en grandes proyectos… hasta que ese trabajo desapareció. Sé que hubiera podido dedicarme toda la vida cualquiera de esas dos cosas. Ahora hace años que soy networker y bloguero y lo disfruto enormemente. También podría (y casi seguro que lo haré) dedicarme a esto el resto de mi vida. Pero a tenor de todo esto ¿Podría considerar que alguna de estas es MI misión? Por mi parte creo que no. En definitiva, no creo que cada persona tenga una misión en la vida. Para mi lo importante es ser feliz y sacar lo positivo de cada cosa (incluso de acarrear carretillas de estíercol). Si además lo que hago, sea lo que sea, contribuye hacer feliz a otras personas, no necesito nada más.
    Cariños, miga

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, José Luis:
    ¡Muchísimas gracias por tu comentario!
    Respeto los puntos de vista o miradas de todo el mundo porque de eso se trata la convivencia y el crecimiento y porque considero esto una manera saludable de vivir. Te agradezco además, tu compartir porque de alguna forma, me has contado «mucho» de vos. 🙂
    La misión es algo que cada uno de nosotros tiene que descubrir y está relacionada íntimamente con ser felices con lo que hacemos. Podemos llamar a esa actividad como queramos pero lo que nos da felicidad, lo que nos hace sentir útiles a los demás, cuando el tiempo «vuela» en su creación y desarrollo… eso es lo que vinimos a hacer a este mundo.
    Y si sos feliz acarreando carretillas de estiércol… estás llevando a cabo tu misión y seguramente, al referirte a ella, no le dirás así sino que mencionarás para qué lo hacés que como muy bien mencionás, contribuye al bien de los demás.
    Un abrazo, amigo

    [Responde a este comentario]

  4. Hola Rita, yo si creo que cada uno tiene una Misión y vocación en la vida, algo que te nace desde adentro y que lo haces automáticamente porque te hace feliz!!
    Cuando algo te de la sensación de estar completa, de disfrutarlo y que no te cuesta aprenderlo porque parece que viene contigo eso el la misión de cada uno y siempre sirve para compartirlo y ayudar a los demás…
    yo vengo leyendo tres post seguidos de este tema y vengo pensando, soy policia, no me cuesta levantarme y ponerme el uniforme me gusta podes hacerlo, pero me incomoda llevar un arma en mi cintura…estoy en atención al publico y lo hago con gusto es mas la gente me saluda con cariño y es algo que muchas veces trae contraversia porque tenemos que dar imagen de autoridad…yo a mis pares que no concuerdan con eso les digo que podemos ser cordiales y hacernos respetar… amo ayudar a los demás, trabaje en primeros auxilios y era feliz. en emergencias siempre preparada y me sentía util!! me gusta la adrenalina de trabajar en emergencias medicas, tambien vivo con mi camara de fotos, sacos las mejores fotos del pueblo me llaman para las fiestas y bautismos… en fin no se cual es mi mision… 😛

    [Responde a este comentario]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE