Postergación

Postergación

Podemos descubrir nuestra actitud de postergación prestando atención a nuestro lenguaje.

El Coaching Ontológico usa la herramienta del lenguaje y su poder, para mostrarte que “la vida es una conversación”.

Habitualmente, no prestamos atención a nuestras palabras, nuestras “formas de decir” y tomamos al lenguaje como una actividad espontánea y natural funcionando en automático, o sea en transparencia.

 

Cualquier problema del ser humano es un problema de lenguaje y la solución está en el mismo lenguaje.

 

Cuando lo que dices te convence ya tienes la mitad del camino recorrido para conseguirlo todo en la vida.

¡Claro que sí! Pero… ¿Qué pasa cuando eso que te convence de tu lenguaje dice…?

“No puedo”.

“¡Qué le vamos a hacer! ¡Yo soy así!”

Pasa exactamente lo mismo… “ya tienes la mitad del camino recorrido para ¡No lograr nada! ¡Para no hacer los cambios que necesitas para salir de tu estado de sufrimiento! (Estado de carencia, de enfoque en lo que falta y no en lo que hay).

Hay un gerundio que te engaña en forma permanente y con una “habilidad” que lo hace un “as” del ser invisible.

Te estoy hablando de tratando.

“Estoy tratando de empezar.”

“Me la paso tratando de cambiar.”

“No lo conseguí pero estuve tratando.”

 

La palabra es el espejo de la acción. Solón

Nunca tan bien dicho porque tratando es lo que haces cuando no haces nada excepto, postergar.

“Tratando de” forma parte del lenguaje de la inacción.

¿Qué significa para ti “estar tratando de”?

¿Qué cosas estás haciendo cuando estás “tratando de”?

Si puedes reconocer que los períodos que abarca “tratando de” son eternos y que no hay acciones relevantes en ellos, estás tomando conciencia de que sería tiempo de cambiar…

“Tratando de” por “lo hago” o “lo hice” o “lo haré”.

 

No hay nada más cansador que una tarea pendiente. William James

 

A ver si te ayudo a dejar de “estar tratando de”… como siempre, con el poder de un cambio de mirada…

Si no te gusta hacer algo… ¿podrías enfocarte en lo que conseguirás haciéndolo en vez de en el disgusto?

Si tu excusa es: “No sé por dónde empezar” ¿Te ayudaría recordar que “Divide y reinarás” es una frase de un poderoso con resultados extraordinarios (ni buenos ni malos, sí inimaginables)?

“Tengo que pensarlo”… ¿Y si te pones un límite – dos días, tres días, no sé, es solo para que dejes de engañarte y de excusarte- para considerar que ya pensaste bastante? Rodin ya hizo una estatua de “El Pensador”…

“¿Y si me equivoco?” podría ser cambiada por “El peor resultado es ninguno.”

 

La protagonista del siguiente cuento estaba “tratando de” generar un vínculo con su futuro amigo…  mientras postergaba…

Había una vez, una hormiguita trabajadora y servicial. Se la pasaba acarreando hojitas de día y de noche. Casi no tenía tiempo para descansar.

            Un día, fue a buscar comida a un estanque que estaba un poco lejos de su casa y se sorprendió viendo como un botón de lirio se abría y de él surgía una hermosa flor.

            Se acercó y le dijo:

            -¡Hola! ¿Sabes? Eres muy bonita. ¿Qué flor eres?

            -Ella contestó: -Soy un lirio. ¡Gracias! ¿Sabes? Eres muy simpático. ¿Qué bicho eres?

            -Soy una hormiga. ¡Gracias, también!

            Y así, la hormiguita y el lirio siguieron conversando todo el día. Se hicieron grandes amigos y cuando iba a anochecer, la hormiga regresó a su casa, no sin antes prometer al lirio que volvería al día siguiente.

            Mientras iba camino a su casa, descubrió que admiraba a su nuevo amigo, así que pensó: “Mañana le diré que me encanta su forma de ser”.

            El lirio, al quedarse solo, se dijo: “Mañana le diré a la hormiga que me encanta la amistad con ella”.

            Pero, al día siguiente, la hormiga se dio cuenta de que no había trabajado nada, el día anterior. Así que decidió quedarse a trabajar diciéndose:

            “Mañana, iré con el lirio. Hoy, no puedo, estoy demasiado ocupada. Mañana, le diré también que lo extraño.”

            Al día siguiente, amaneció lloviendo y la hormiga no puso salir de su casa. Entonces, se dijo: “Qué mala suerte, hoy tampoco veré al lirio. Bueno, no importa, mañana le diré todo lo especial que es para mí”.

            Y al tercer día, la hormiguita se despertó muy temprano y se fue al estanque, pero al llegar, encontró al lirio en el suelo, ya sin vida. La lluvia y el viento habían destrozado su tallo.

            La hormiga, entonces, pensó: “¡Que tonta fui! Desperdicié demasiado tiempo, mi amigo se fue sin saber todo lo que lo quería, en verdad, me arrepiento”.

            Y así fue como ninguno nunca supo lo importante que era para el otro.

 

Por el placer de compartir

 


Comparte esto

6 comentarios

  1. El famoso Gerundio,en lo que a mi respecta ,es el paso de renovarse o morir,no se pueden postergar ciertas cosa «estoy tratando»,en mi trabajo o lo haces o no lo haces ,no existe termino medio,dependen muchas cosas de ello,de todas formas ,el se humano suele postergar las dificultades,por el rechazo o el enfado que pueda provocar es preferible encarar la realidad y si te viene algo de cara afrontalo de cara,hay es donde se forma el carácter ,no huyas de lo dificil y solo te encuentres cómodo en lo facil.
    Yo siempre pongo el ejemplo,cuando debes dinero al banco,te llaman y no te pones al teléfono,recibes cartas y no las abres,¿qué posterga? ¿qué estas tratando’huir ,o gritar para no escuchar el problema,coge el teléfono ,abre las cartas busca soluciones,no estés tratando de ,no se que,acta ,no estés tratando de actuar,y la bola de nieve continua rodando y haciéndose mayor.
    Yo trabajo con gente adicta ,acostumbrada a postergar,y a no romper el condicional,gente que tienes que manejar para que dejen ese condicional atras y actúen y remesen una situación,caótica y adicta.
    No nos gusta nada que nos saquen de nuestra zona de confort,es la comodidad lo que nos mueve,pero el mundo gira y «no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy».Da un paso al frente,no solo se trata de intentar se trata de llevar acabo.
    Me enfado cuando me dicen»Estoy tratando»,me reconozco y veo la cobardía y el miedo al cambio.
    Y tienes la dura tarea de motivar.
    Fernando Reyes Crespo publicado recientemente..AntidepresivosMy Profile

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Fernando:
    Por ahí iba mi post, por donde va tu reflexión. gracias por compartirla.
    El lenguaje de la inacción nos confunde porque cuando decimos «estoy trantando de», nos creemos realmente que estamos haciendo algo hacia nuestros objetivos. En realidad, lo que estamos haciendo es solo posponer. Tus ejemplos son muy claro.
    Si bien esto sucede a todo el mundo, creo que en el ámbito de los enfermos de adicciones es mas notorio. He tenido un contacto de alguien desde tu grupo, después de este post. No dejó comentario aquí pero se comunicó por Facebook, lo que me dio mucha alegría porque cuando alguien logra expresarse, algo se ha movido en su interior. ¡Adelante con tu gran labor!
    ¡Gracias por comentar!
    Un abrazo, amigo

    [Responde a este comentario]

  2. Joaquin Moreno Terán

    La vida es bella, cada día que pasa me deja una nueva experiencia y por lo más triste es que cuando postergamos algo, después, lanzamos «amalayas», por que? no lo hice y ya es demasiado tarde, se vale equivocarse, es mejor que no intentarlo; cuando lo haces te deja una gran satisfacción!!!! Nunca me he arrepentido de lo que he hecho, sea bueno o malo, únicamente corrijo lo que no funciona y sigo adelante, Un abrazo, Rita y Gracias por compartir; coincido contigo en yus comentarios, Buen día!!!!!

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, Joaquín!
    ¡Gracias por visitarme! 🙂
    Sostengo tu comentario con mi apoyo. La postergación es un hábito debilitante y recordando que el lenguaje no es inocente podemos contrarrestarlo creando el nuevo hábito de accionar inmediatamente.
    Un abrazo, amigo

    [Responde a este comentario]

  3. Pingback: Postergar Es Postergarte | coachingparadiosas.com.ar

  4. Hola Rita!
    Alguien me dijo una vez: trata de agarrar este lápiz… y lo agarré, no traté. Y fue para mi super claro darme cuenta la diferencia entre tratar y hacer. Gracias por recordármelo Rita. abrazo enorme!!

    [Responde a este comentario]

    Rita Tonelli Coach Reply:

    Hola, María:
    ¡Gracias por tu aporte!
    Claro y conciso y muy importante.
    Mil gracias de nuevo

    [Responde a este comentario]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CommentLuv badge

CLOSE
CLOSE