Ser, hacer, tener. El camino correcto“Ser, hacer, tener. El camino correcto”. A veces, es imposible no enjuiciar o calificar, sobre todo cuando esa calificación puede esclarecer una interpretación errónea, en los límites del inconsciente, que puede perjudicarte levándote al callejón sin salida de intentar, intentar y volver a intentar sin poder comprender por qué no te salen las cosas.

¿Por qué no te salen las cosas?

¿Lo sabes?

¿Cuántas respuestas surgen a estas preguntas?

¿Por cuánto tiempo te las has hecho?

¿Has llegado a alguna conclusión efectiva?

 

La pregunta -sí, la pregunta porque “todo empieza con una pregunta”- que quizás no te has hecho es: “¿Estoy en el camino correcto?”

Porque si no estás en él, seguramente nunca llegues adonde te propones ir.

Esto puede suceder porque estás yendo hacia el lugar equivocado o/y principalmente, porque las etapas del mismo están desordenadas…

 Cuando despierta en nosotros la inquietud de una meta, lo hace por un deseo que sentimos, por un sueño que se transforma en un pensamiento recurrente. Entonces, decidimos lograrlo.

Y es aquí, donde comienza la confusión.

Si preguntamos a alguien que tiene una meta (“Un sueño con alas”) y que no está haciendo nada para llegar a ella, ¿por qué no lo intenta?, es muy probable que la respuesta sea: “No tengo los medios (económicos, sobre todo).

Estamos hablando de “tener”. No “tengo” los medios, y habitualmente, ahí se queda, con la creencia errónea de que sin “tener”, no puede dar un paso, o sea, no puede “hacer”. Ya verás que “hacer” siempre está en el medio, y que es muy importante.

 La pregunta siguiente sería… “¿Para qué quieres hacer eso?”

Y ahí viene: “Para ser exitoso”. “Para ser alguien”. “Para ser el mejor en lo mío”. Ponemos el “ser” en el último lugar. Quiero llegar a “Ser” …

¡Sea, antes de hacer y de tener!

Si no soy, primero, no podré hacer lo que quiero porque lo que haga no responderá a quién estoy siendo, y que soy el dueño del sueño.

Si no hago lo que salga de mi Ser, nunca lograré Tener lo que quiero. Y este “Tener” abarca todos los ámbitos: material, espiritual y emocional.

El Camino correcto es: Ser, Hacer, Tener, y hasta que no lo entendamos, las cosas no nos van a salir.

Ser

¿Qué es Ser?

Ser es poder llegar a percibirte y reconocerte desde tu esencia, la pura, la que te identifica, la que no tiene duplicados, y desde ella, crearte a ti mismo, respetando tus gustos y disgustos, tus virtudes y tus flaquezas, honrando tu autoestima, agradeciendo estar vivo, sin hacer concesiones en pos del reconocimiento de los demás, sin dar explicaciones.

 Para Ser es imprescindible tu autenticidad y honestidad.

¿Te conocerás totalmente, en algún momento para que brote tu autenticidad y honestidad?

No, nunca lograrás conocerte totalmente… si fuera de otra forma… ¿Qué más te incentivaría para seguir tu camino?

Esto se debe a que estamos en permanentes cambios -lo que debemos agradecer-, por lo tanto, el estímulo del auto conocimiento siempre estará ahí.

¿Entonces, Rita?

Lo que sucede, amigo, es que esto no funciona así.

Practicar tu autenticidad y honestidad viene antes que llegar a auto conocerte. Estanos hablando de valores.. Y ellos son los que te acompañarán siempre en tu camino de llegar a ser la mejor versión de ti mismo.

            Sin embargo, hay un estadío del proceso en que vas a sentir que ya te conoces lo suficiente y estás en condiciones, de Hacer.

 

Hacer

¿Qué es Hacer?

La acción es nuestra llave. “Hacemos” todo el tiempo, aunque si no nos ponemos a reflexionarlo, no nos demos cuenta.

¿Cuál es la importancia del Hacer en nuestro camino a los logros?

Mediante el hacer, progresamos en el camino hacia el resultado que buscamos.

En el hacer nos seguimos construyendo en quiénes estamos siendo.

Hacer ayuda a nuestra auto creación.

 

 

Tener

¿Qué es Tener?

Tener es lo que consigues. El resultado o producto que estabas buscando.

Abarca también todos los ámbitos de tu Ser porque cuando vas creciendo y transformándote, vas “teniendo”, no solo posesiones materiales, sino más espiritualidad, más gestión emocional, más libertad individual, de pensamiento y acción.

Puedes aspirar a tener lo que quieras, menos la razón. La razón no es propiedad de nadie en una discusión.

“Tener” tiene, además, otra limitación: no existe la posesión eterna. Te pido que lo tengas presente. Te ahorrarás mucho sufrimiento.

 

Cuando estas etapas tienen el orden correcto, tu camino será el correcto, también y te encontrarás con que tu “peregrinaje” de fracasos se detiene.

Ese camino correcto es: Ser, Hacer, Tener.

 

Tú decidirás si vale la pena intentar cambiar tu mirada.

El Coaching Ontológico puede ayudarte en este cambio de mirada. Si te das cuenta de los beneficios que te reportará cambiarla, te darás cuenta por qué afirmo que El Coaching es un camino a tu felicidad.

Hoy, te lo he podido mostrar con este tema, y cada vez que surja la oportunidad, te iré mostrando más habilidades que puedes adquirir incorporándolo a tu vida.

 

Un hombre trabajaba en una fábrica, distante cincuenta minutos con el transporte, desde su casa.

En la siguiente parada de la que él subía, entraba al transporte una señora anciana que llevaba una bolsa consigo y siempre se sentaba junto a la ventana.

Ella abría la bolsa, sacaba un paquetito y se pasaba todo el viaje arrojando alguna cosa para afuera.

La escena siempre se repetía y un día, el hombre, curioso, le preguntó qué arrojaba por la ventana.

– Tiro semillas- respondió ella

– ¿Semillas? ¿Semillas de qué?

– De flores. Es que veo para afuera y la calle está tan vacía…me gustaría poder viajar viendo flores coloridas por todo el camino. ¡Imagine cuán bello sería!

– Pero las semillas caen sobre el asfalto, son aplastadas por las ruedas de los autos, devoradas por los pájaros… ¿cree Ud. señora que las semillas germinarán a la vera de la calle?

– Así es hijo mío. Aunque muchas se pierdan, algunas acaban cayendo en la tierra y con el tiempo van a brotar.

– Aun así…demorarán en crecer…necesitan agua…

– ¡Ah! yo hago mi parte. Siempre hay días de lluvia. Y si alguien arroja las semillas, las flores nacerán.

Diciendo esto, se dio vuelta hacia la ventana y recomenzó su trabajo.

El hombre descendió luego, más adelante, pensando que la señora ya estaba senil.

Un tiempo después… Un día en el mismo transporte, el hombre, al mirar para afuera vio flores a la vera del camino…muchas flores. El paisaje, colorido, perfumado y lindo. Se acordó entonces de aquella señora. La buscó en vano. Le preguntó al chófer ya que él conocía todos los pasajeros del viaje.

– ¿La viejecita de las semillas? pues murió hace cerca de un mes.

El hombre se volvió a su lugar y continuó mirando el paisaje florido por la ventana. – «Quién diría…las flores han brotado! ¿pero de que le valió su trabajo? Murió y no pudo ver toda esta belleza».

En ese instante oyó risas de criatura. En el asiento de enfrente, una niña señalaba por la ventana entusiasmada.

– Mira que lindo, ¡cuántas flores por la calle! ¿Cómo se llaman aquellas?

Entonces entendió lo que aquella señora había hecho. Aunque no estaba ahí para ver, hizo su parte…dejó su marca, la belleza para la contemplación y felicidad de las personas.

Al día siguiente, el hombre subió al ómnibus, se sentó junto a la ventana. Sacó un paquetito de semillas del bolso…y así dio continuidad a la Vida, sembrando con entusiasmo y alegría sus semillas.

 

El futuro depende de nuestras acciones presentes. Si sembramos buenas semillas, los frutos serán igualmente buenos.

 

¿Creés que alguien que no «estaba siendo» podría haber tenido la visión de la viejecita?

¿Era ella conciente de la importancia del Hacer?

Su trascendencia, aun en su anonimato, ¿Fue un “tener” aunque ella no se lo hubiera propuesto?

Puedes contestar a mis preguntas en tu comentario.

Comentar es dar.

 

Si crees que este artículo puede ayudar a alguien más, te animo a compartirlo en tus redes sociales.

Por el placer de compartir.

 

Comparte esto

La apertura es la habilidad de permanecer receptivos, y de esa forma, poder vivir con la mayor profundidad y potencia.

Sin Apertura Se Acaba La Vida

Por eso, me atrevo a declarar que cuando te encerrás, se acaba la vida.

Somos una coherencia entre Cuerpo, Lenguaje y Emoción, y lo importante de la apertura es que necesitamos aplicarla a todos nuestros dominios. Más »

Comparte esto

contradecirse-es-una-incoherenciaLos seres humanos nos contradecimos permanentemente.

Dicho así, puede que esta frase produzca una reacción de tu parte que clame: “Yo, no”. Sin embargo, así es pero esto nos sucede en transparencia, es decir, no nos damos cuenta del momento en que lo hacemos.

En principio, y atento lo que te digo más arriba –no eres responsable de tus contradicciones… hasta que alguien te lo hace notar-, te pido que te tranquilices y te ayudo con estas citas:

 

  Más »

Comparte esto

El Estrés Trabajando A Tu FavorEste post te mostrará, una vez más, cómo cambiando tu mirada puedes cambiar tu mundo, tal como lo postula el Coaching.

Asimismo, podrás comprobar otra vez, que somos una holística de cuerpo, lenguaje y emoción, las que interactuando pueden llevarte a resolver problemas de uno de los ámbitos mencionados interviniendo desde otro, ese que te resulta más disponible para Ser en el mundo y en el que tu habilidad es manifiesta en relación a los otros dos. Los seres humanos tenemos tendencia a desarrollar más nuestro lenguaje, nuestra emoción o nuestro cuerpo mientras sentimos debilidad en alguno de los restantes ámbitos.

A lo largo de esta investigación se pudo determinar que al integrar el uso del lenguaje con las emociones y con la corporalidad, se logró en las personas que participaron en la formación académica objeto de este estudio una mayor efectividad en su comunicación y en su interacción con otras personas. María Esperanza López Duque

Más »

Comparte esto

Desafío... Gracias por tu provocacionDesafío quiere decir “retirar (te) la fe”, hacer que pierdas la confianza.

Es una provocación a nuestra seguridad, con la que sentimos que nuestro mundo se des-estabiliza.

Es interesante tener en cuenta que dentro de la emocionalidad de esta palabra, surge en nosotros la necesidad de contestar, de accionar, de hacer, de intentar.

Si bien, hay personas a las que los desafíos las sacan del juego de la vida, esto no importa para que el significado de «Desafío» sostenga esa velada incitación a responder. Y esto es lo magnífico de su existencia.

Vos podés estar en un extremo o en el otro. Ser de los que los desafíos te azuzan a avanzar en la vida y logran su cometido cuando ejercitás tu respuesta, o podés estar en el otro, en el que están aquellos a los que los desafíos los sepultan con el miedo, pero el desafío no pierde su brillo potenciador de caminantes ganadores.

¿Cuál es tu respuesta frente a los desafíos?

¿Sentís que tenés que responder y lo hacés o sentís que tenés que responder pero no podés hacer nada?

¿Qué te provoca encontrarte con esta palabra?

¿Miedo o Motivación?

 

 

 

Más »

Comparte esto

Reinventarnos para vivirTodavía existen personas que creen que los cambios son negativos y que “mejor los dejamos fuera de nuestra vida”.

Esto no me sorprende. La evolución es un proceso que cada uno de nosotros atraviesa a su ritmo, a su paso. Lamentablemente… a algunos se les va la vida sin que su ritmo y paso sean suficientes.

(…) La evolución es el movimiento infinito de cuanto existe, la transformación incesante del universo y de todas sus partes desde los orígenes eternos y durante el infinito del tiempo. Élisée Reclus

 

Hay personas que necesitarían salir de su entorno, de su contexto, para empezar a despertar. Es más comprensible para mí que a ellas les cueste evolucionar… tienen un doble trabajo, pero hay otras que conviven, por su trabajo, por algunas de sus relaciones, por las oportunidades que les da la vida de acceso a la información y al conocimiento, y aun así, insisten en que “no necesitan cambiar nada”. A estas no las entiendo, pero por supuesto, las respeto como a todas las demás. Y por eso, las incluyo en mi pretendido público porque a lo mejor, alguna vez, se produce la chispa que logra la diferencia. Más »

Comparte esto

Las acciones aisladas no cuentanLos hábitos (acciones recurrentes, las acciones aisladas no cuentan para lograrlos) poderosos y efectivos son los que nos llevan a crear la vida que queremos.

La práctica que hace a esos hábitos poderosos no está clara aún.

¿Qué es «practicar» para ti?

Cuando quieres asumir una nueva conducta ante determinada situación… ¿Cuántas veces realizas las acciones que te acerquen a ella?

Mi ojo profesional de Coach rescata siempre lo positivo que hay en cualquier instancia de nuestras vidas. Siempre lo hay –siempre- y ahí debe estar nuestro enfoque si realmente queremos lograr nuestra transformación personal.

Desde ahí –y a pesar de no apoyar las frases hechas, los dichos y refranes porque generalmente, son producto de nuestras creencias- traigo aquí hoy, uno que creo que arrojará luz al concepto que quiero transmitirte.

“Una golondrina no hace verano”.

“Un hecho aislado no hace a la práctica”.

 

¡Atención a este “buenas” de la frase!

“Buenas” ¿Para qué? ¿Para quién?

En lo que nos compete aquí, ese “buenas” se lo atribuimos a «acciones» porque éstas están dentro del objetivo del logro del hábito, mediante lo único que lo consigue: la práctica.

 

 

Vale que te repita la pregunta:

¿Cuántas veces realizas las acciones que te permitan el logro del hábito que te va a llevar a tus objetivos?

 

Las acciones aisladas no cuentan. Esto es lo que hay que tener en claro.

Trabajando como Coach, al cuestionar a mis Coachees la falta de práctica de las acciones que los llevarán a lo que quieren conseguir, recibo la respuesta:

-Pero, si yo lo hago.

Entonces, respondo yo:

-¿Cuántas veces?

Y ahí, ellos descubren que están mal interpretando la acción de accionar en función de sus metas.

Quiero también, dejarte claro que esto, lejos de tener poca importancia, es central para que tomes las riendas de tu vida, porque las acciones recurrentes nos hacen quiénes somos y solo desde quiénes somos podemos plantearnos lo que queremos llegar a ser.

¿Qué estás queriendo conseguir? ¿El restablecimiento de una relación? ¿Un puesto de trabajo? ¿Recibirte en una profesión? ¿Cambiar algún comportamiento? ¿Llegar a una meta?

¿Cuántas veces realizas las acciones necesarias?

No te confundas, la acción que se realiza en forma esporádica, algunas veces, no cuentan… para nada.

“Una golondrina no hace verano”

 

Las acciones necesarias recurrentes te empoderan con la consistencia.

La consistencia es lo estable, lo coherente, lo que difícilmente desaparezca.

¿Te das cuenta por qué hablo de consistencia en relación a tus acciones?

 

¿No estás logrando lo que quieres, lo que buscas?

¿Prestaste atención a la recurrencia (repetición) en tus acciones?

 

Veamos…

Estás intentando aprender a no sentirte herido por los actos o dichos de los demás.

Ya tienes los cambios que necesitas hacer en tu Ser para no dejarte afectar por lo que viene de afuera (cosas o personas).

¿Cuántas veces accionas de la forma que sabes que te hará bien?

¿Cuántas veces prestas atención a no re-accionar?

¿Cuántas veces te enfocas y te tomas un segundo antes de contestar a una agresión?

Mientras tu práctica no esté presente porque tus acciones siguen siendo aisladas y no consistentes, estarás atorado en un punto del que no podrás salir. Ese es el momento de preguntarte:

¿Cuánto practico lo que necesito para sentirme bien?

 

 

Ideal Loco

Un arquero quiso cazar la luna. Noche tras noche, sin descanso, lanzó sus flechas hacia el astro. Los vecinos comenzaron a burlarse de él. Inmutable, siguió lanzando sus flechas. Nunca cazó la luna, pero se convirtió en el mejor arquero del mundo. Alejandro Jodorowsky

 

Solo la repetición de nuestras acciones en forma enfocada hacia un objetivo puede lograr que alcancemos en éxito.

 

Por el placer de compartir

Comparte esto

Todo Está Bien AutoengañoEsta es la declaración que más me alerta cuando la escucho de parte de alguno de mis clientes de Coaching porque significa solo una cosa: Se está auto-engañando.

(Te advierto que corrés serio riesgo al leer este post puesto que tus controles de defensa, te harán exclamar –en más de un momento de lectura-, algo así: “No, no es así”. “No, a mí no me pasa”. “No tengo nada que ver con esto”).

Me alerta porque no importa por qué lo hace y por ende, no me preocupa averiguarlo (además, ya verás que esa respuesta la tenemos), sí importa que se pueda dar cuenta de que sea cuál sea su “para qué” (que siempre está allí), el resultado final es que se está perjudicando.

 

El genio del personaje Dr. House, decía:

La pregunta no es si la gente miente o no, todo el mundo miente, la pregunta es acerca de qué miente cada quien. Más »

Comparte esto

Meterse en lo nuevoHablamos hoy de “Innovar” (in: introducirse, novar: nuevo)

El Coaching es Innovación.

Su propuesta completa se dirige a la innovación: nuevas miradas, nuevas interpretaciones, nuevas formas de ver.

Pero lo destacable es que la innovación para que revista su carácter de tal, necesita ser permanente.

¿Qué es esto?

Esto es que cuando logro una innovación, no me quedo allí, sino que sigo buscando para continuar innovando.

Sí, esto da miedo. Miedo para el que cree que de alguna forma, existe la seguridad, pero no para el que es conciente de la permanencia única del Cambio. Más »

Comparte esto

ConviccionesDe “caminar” tu vida, de estar siendo quién sos, de sostener tus convicciones, de atravesar el miedo, siempre y cuando “camines” y no te quedes estancado.

Transitamos la vida, esa inesperada sucesión de hechos, con un cuerpo, un lenguaje y una emoción que son nuestros, que necesitamos honrar y respetar para sentirnos bien con nosotros mismos y con los demás, para mantener nuestra integridad, palpitar nuestra fortaleza y mostrar nuestro coraje.

 

Llamo tu atención sobre la interpretación de tener convicciones. El límite entre lo que las hace “buenas” y lo que las hace “malas” es muy débil y delgado. Esta es la razón que motivó mi escritura de este post.

Una fuerte convicción forma a los héroes como a los fanáticos. Lucas Alaman Más »

Comparte esto

Autoliderazgo Para Lograr LiderarSi hay palabras que podemos leer y escuchar todos los días, la que se «lleva las palmas» es “líder”, y todos sus derivados: liderazgo, liderar, etc.

Mi interpretación es que algo así nos está mostrando que rápidamente, necesitamos saber con exactitud, de qué estamos hablando cuando hablamos de “Líder”.

Esto además, representa peligros de “manoseo” de la palabra… Sobre todo, cuando se aplica como una forma moderna de decir “jefe”, o para mostrar que “sabemos” que es mejor ser líder que jefe.

En una observación rápida y generalizada –que no es recomendable-, te diría que hoy, todo el mundo es líder.

 

¿Comenzamos por el significado? Más »

Comparte esto

Qué te ImportaCuando te preguntan si vas a hacer algo…

¿Respondés “Lo intentaré”?

La intención es muy importante pero… no es determinante.

¿Cuántas veces de las que dijiste “lo intentaré”, lo intentaste? Y si realmente, lo intentaste, ¿lo lograste?

 

¿Sabés por qué no lo intentás, efectivamente? ¿Sabés por qué no lo logras?

Porque la intención es importante pero no es suficiente.

 

Nuestro lenguaje nos permite crear realidades… siempre y cuando nos comprometamos con lo que hemos declarado y tengamos la autoridad de sostener lo declarado. Más »

Comparte esto

Tiempo

 

“No tengo tiempo” es una declaración que me eriza la piel.

Y no porque me perjudique a mí, sino porque observo que el que la usa, no se da cuenta de cuanto lo perjudica a él. Asimismo, no es conciente de que con estos actos del habla, está creando su realidad.

Creo que pasa algo así: Como el tiempo es algo tan intangible e indomable, dejamos que tome el poder sobre nosotros como si no tuviéramos ninguna arma sobre él, y justificamos perderlo.

El problema es que crees que tienes tiempo. Buda.

 

Este tema me hace acordar de una experiencia impactante que atravesé, cuando me dedicaba a las ventas. Más »

Comparte esto

Desaprender

 

 

“Tabula rasa” es un concepto diseñado por Santo Tomás de Aquino.

“El alma, al nacer el hombre, es una “tabula rasa» en la que no hay contenidos impresos”.

Más allá de que él luego desarrolla una teoría que aquí no viene a cuento, me pareció interesante usar su expresión para transmitirte lo que significa, o el resultado que se logra con la acción de…

Desaprender

Esta es una palabra que cada vez más, aparece, tanto en textos formativos, como en los medios, hasta existe una publicidad en España, donde se habla de “Desaprender”.

 

Los analfabetos del siglo 21 no serán aquellos que no saben leer y escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender. Alvin Toffler Más »

Comparte esto

Actitud Una Palabra Del Coaching

Actitud… Ese estado de ánimo que se expresa de una cierta manera, según la R.A.E., es una Palabra Del Coaching.

 

El Coaching observa lenguaje, cuerpo y emoción.

Indudablemente, tu actitud se refleja en tu lenguaje. Por definición se refiere, en uno de sus significados, al cuerpo, y pertenece al dominio emocional… porque tu actitud proviene de tu estado de ánimo (también por definición).

¡Toda una palabra para que analicemos juntos y aprendamos de ella! Más »

Comparte esto
CLOSE
CLOSE